Actualidad

Conoce las últimas noticias de Incorpora en tu territorio y la información más relevante de cada comunidad.

“Lo mejor de mi trabajo como técnica de inserción laboral es poder acompañar a las personas en su proceso”

“Lo mejor de mi trabajo como técnica de inserción laboral es poder acompañar a las personas en su proceso”

Carmen Trejo, técnica de Incorpora de la Fundación Secretariado Gitano de Madrid.

A día de hoy se estima que en la Cañada Real viven más de 7.500 personas, de las cuales, según el censo de la Comunidad de Madrid publicado en enero del 2017, 2.500 son menores de edad. El alto riesgo de exclusión residencial que sufren sus vecinos se ha convertido en una dificultad añadida a la hora de encontrar un trabajo. Por eso, desde la Obra Social ”la Caixa” se han impulsado diferentes proyectos con el objetivo de fomentar la integración sociolaboral de sus habitantes. Carmen Trejo, técnica de Incorpora de la Fundación Secretariado Gitano de Madrid, comparte con nosotros su experiencia con estas iniciativas.

La acción integral que se desarrolla en la Cañada Real

La labor de integración social de la Obra Social ”la Caixa” en la Cañada Real se desarrolla a través de los programas Incorpora, Intervención Comunitaria Intercultural (ICI) y CaixaProinfancia.

Por un lado, desde la Fundación Secretariado Gitano de Madrid, a través del programa Intervención Comunitaria Intercultural, se busca favorecer la integración social de las personas que viven en la Cañada Real a través de la participación e implicación de sus propios vecinos, los profesionales de la inserción social y la administración. A la vez, se intenta favorecer su acceso al mundo laboral a través del programa Incorpora.

Por otro lado, dado el alto porcentaje de niños que viven en la Cañada Real, a través del programa CaixaProinfancia se trabaja para garantizar el acceso a oportunidades socioeducativas de calidad a todos aquellos menores que se encuentran en una situación de pobreza o exclusión social. “Como profesionales de la inserción laboral, buscamos la interrelación entre los tres programas que se desarrollan en el territorio. Por eso mi trabajo se centra en varios aspectos, como la atención a las personas o la coordinación con mis otros compañeros de Incorpora, ICI y CaixaProinfancia”, nos explica Carmen.

“Ofreciendo oportunidades a personas que necesitan un impulso”

Carmen nos comenta que lo más difícil de su trabajo es tener que lidiar con la compleja y difícil situación actual del mercado laboral en España. “La alternativa laboral actual es un desastre para toda la población, pero se hace más sangrante con las personas que tienen mayores dificultades: sin cualificación profesional, bajo nivel de estudios, sin apoyo familiar, escasa red sin referentes ni cultura hacia el empleo, pero con motivación y ganas de cambio”, subraya.

Con el objetivo de mejorar la empleabilidad de los habitantes de la Cañada Real, el año pasado, en el marco del programa Incorpora, la Fundación Secretariado Gitano empezó a ofrecer diferentes cursos de formación con prácticas no laborales en empresas. En total, 57 personas participaron en estas acciones formativas impulsando la inserción laboral de 18 de ellas.

Tras el éxito del año pasado, durante este 2017 se han impulsado de nuevo dos acciones formativas, una de limpieza industrial, en colaboración con la empresa Expertus, y una de atención al cliente, en colaboración con la empresa Bricodepot, que se están llevando a cabo en este momento. “Implementar la formación como parte del proceso de inserción laboral ha sido todo un reto y ha supuesto una mirada diferente para la intervención laboral en la Cañada Real”, destaca Carmen.

Las historias del éxito del programa Incorpora en la Cañada Real

Orgullosa y satisfecha del trabajo realizado hasta ahora, Carmen nos cuenta que al echar la vista atrás se emociona especialmente al recordar la historia de Elena, Saray y Danut, usuarios del programa Incorpora. “Me admira su esfuerzo, su coraje y su tesón y me satisface el trabajo que hemos realizado juntos”, afirma. Tras haber realizado un curso de limpieza industrial, Elena está trabajando en el sector consiguiendo romper esquemas culturales e, incluso, propios. Saray está trabajando como técnica de uñas tras tres años de seguimiento y mucho esfuerzo por su parte. Y Danut está a punto de conseguir el NIE tras haber finalizado su itinerario laboral con formación en ayudante de cocina.

“Me gusta mi trabajo, me gusta atender a las personas con las que trabajo y me gusta mucho formar parte de un proyecto donde se puede hacer seguimiento y hay continuidad. Así que creo que lo mejor de mi trabajo es poder acompañar a las personas durante todo su proceso”, concluye Carmen.

Compartir:

linkedin