Actualidad

Conoce las últimas noticias de Incorpora en tu territorio y la información más relevante de cada comunidad.

“No buscamos a gente que sepa mucho, sino que tenga ganas de aprender cada día más”

“No buscamos a gente que sepa mucho, sino que tenga ganas de aprender cada día más”

Antoni Mansó, técnico de la Asociación Recollim, junto con Lluís Escrich, el food and beverage manager del Hotel Murmuri donde Maria ha sido contratada recientemente.

Apenas han pasado unos meses desde que Maria empezó el Curso de Auxiliar de Camarero en el Punto Formativo Incorpora gestionado por la Asociación Recollim, entidad colaboradora del programa Incorpora. Ahora, tras realizar las prácticas en el Hotel Murmuri, ha descubierto una nueva profesión y ya tiene un puesto de trabajo en el mismo lugar.

Durante el verano pasado la Asociación Recollim, cuyo objetivo es la inserción laboral y social de los colectivos más vulnerables, realizó, en el Punto Formativo Incorpora que gestiona, un Curso de Auxiliar de Camarero con inglés, una profesión con mucha demanda en la ciudad de Barcelona. Asimismo, en otros puntos de España se han realizado acciones formativas similares para dar respuesta a un perfil demandado en muchos sitios, como la que se realizó hace unos meses en el Punto Formativo Incorpora de Ourense.

Maria era una de las alumnas de este curso, aunque no era la primera vez que había intentado realizar la acción formativa: “Cuando se hizo el curso hace un tiempo yo estaba embarazada y no lo pude hacer; me dio mucha pena, e incluso, ese día lloré. Me quedé con muchas ganas de hacerlo, y cuando salió de nuevo el curso me apunté enseguida, aunque no pensaba que me iba a gustar tanto”.

En este segundo intento, y nada más acabar su formación, empezó a realizar las prácticas en el Hotel Murmuri, del grupo Majestic, situado en una de las zonas más turísticas de la ciudad, donde se ha integrado rápidamente. Lluís, el food and beverage manager del hotel la valora así: “Desde el primer día ha demostrado sus ganas y su motivación, no para quieta. Esto ha hecho que el equipo la haya acogido con muchas ganas desde el principio.”

Sobre esta nueva etapa, María explica: “Estoy emocionadísima, contenta y aprendiendo cada día cosas nuevas. También estoy muy agradecida a los compañeros y compañeras que, aunque haya mucho trabajo, siempre me han ayudado y explicado las cosas cuando les pregunto algo”.

Un hotel lleno de oportunidades

Lluís, que es el encargado de gestionar el equipo donde trabaja Maria, explica que lo que más valora a la hora de contratar a personal es la actitud: “No buscamos a gente que sepa mucho, sino que tenga ganas de aprender cada día más. Buscamos a personas humildes, de confianza y con ganas de currar y aprender el oficio entre todos”.

En el caso de Maria, todo el proceso ha sido muy fluido y el apoyo de sus compañeros ha sido clave en su día a día. “Durante las prácticas he estado en la zona de restaurante, donde he aprendido muchísimo, y a lo largo de los meses podré rotar por el resto de salas. Eso me ha motivado bastante”, declara la joven.

El Hotel Murmuri, que ya ha acogido alumnos en prácticas con anterioridad, valora muy positivamente seguir colaborando con los Puntos Formativos Incorpora: “Para el equipo es muy gratificante ver la evolución de cada persona, y sentir que han aprendido con nosotros cada día”. Y añade: “Tengo un bonito recuerdo de los alumnos que han pasado por aquí, que ya son más de veinte en los últimos cuatro años y todos dejan huella. Incluso, un alumno en su último día de prácticas lloró. Eso no se olvida.”

El entusiasmo de Maria, la llave a un futuro laboral

Tras realizar las prácticas, Maria ha sido contratada en el Hotel Murmuri, donde desempeña tareas de camarera en las diferentes áreas del hotel como la terraza, la barra o las mesas.

La joven nunca había trabajado en hostelería, pero tras la formación cree haber encontrado, por fin, una profesión: “Me gusta mucho más de lo que pensaba. En el curso aprendí la teoría, además de muchas otras cosas, y luego, en las prácticas, vi de verdad lo que era trabajar”. Y concluye: “La hostelería es dura, pero esto es lo que me gusta y a lo que me quiero dedicar.”

“Quiero dar las gracias al Punto Formativo Incorpora y al hotel por todo lo que me han enseñado. La verdad es que me considero afortunada y, por eso, cada día vengo a aprender más motivada que el día anterior”, concluye la usuaria del programa Incorpora. 

Compartir:

linkedin