Los alumnos del curso de auxiliar de limpieza del PFI de CAEX retoman las clases presenciales con todas las medidas de seguridad e higiene

Los alumnos del curso de auxiliar de limpieza del PFI de CAEX retoman las clases presenciales con todas las medidas de seguridad e higiene

Los alumnos y alumnas en sus clases presenciales del curso de auxiliar de limpieza

Los 17 alumnos del curso de auxiliar de limpieza, que se ha impartido en el Punto de Formación Incorpora gestionado por CAEX (Comité Antisida de Extremadura), han podido retomar las clases de forma presencial después del confinamiento. Así, los participantes han dado por finalizada esta formación que ha tenido como objetivo capacitarles para acceder al mundo laboral en el sector de la limpieza.

El bloque impartido de forma presencial a principios de junio ha servido para que los alumnos pudieran trabajar diferentes competencias transversales que les van a ser de gran utilidad en su vida laboral, pero también personal. De esta manera, los alumnos y alumnas han reforzado aspectos como la empatía, el trabajo en equipo, la gestión de conflictos, la comunicación o el autoconocimiento, entre otras aptitudes clave que se tienen muy en cuenta en los procesos de selección.

Además de los aprendizajes sobre competencias transversales, el curso ha servido a los alumnos para adquirir la capacitación profesional en materia de limpieza y mantenimiento de edificios, así como el conocimiento necesario sobre la prevención de riesgos laborales.

Vuelta a las clases presenciales, pero con seguridad

El curso, que tuvo que realizarse en la distancia durante el estado de alarma, ha vuelto a las aulas con todas las medidas de seguridad e higiene necesarias para garantizar la salud de sus participantes y del formador del Punto de Formación Incorpora. Para ello, se han mantenido las distancias de seguridad, se ha recomendado el lavado de manos recurrente y se ha evitado el contacto entre los asistentes.

Este tipo de formación, además de suponer un puente hacia la inserción laboral con alto porcentaje de empleabilidad para sus alumnos, supone una oportunidad para las empresas de conseguir personal cualificado y motivado, además de una vía para fortalecer sus políticas de responsabilidad social corporativa.

El paso previo a la inserción laboral

Esta formación, como el resto de cursos que se desarrollan en los PFI, se ha diseñado de acuerdo a las necesidades del tejido empresarial de la zona. El sector de la limpieza en concreto ha tenido un gran aumento en demanda de personal en los últimos meses y, además, se ha convertido en uno de los servicios esenciales en la nueva normalidad.

Además, el temario de todas estas formaciones se ajusta perfectamente a los requisitos que piden las empresas en sus vacantes, de modo que las posibilidades de inserción de sus alumnos son muy altas.

Durante el confinamiento, el programa Incorpora ha seguido al lado de las personas en riesgo de exclusión social y ha impulsado su empleabilidad a través de sus diferentes líneas de acción. En el sector de la limpieza en particular, Giovanna es un buen ejemplo de caso de éxito, gracias a su inserción laboral en pleno estado de alarma para dar respuesta a las necesidades de personal de limpieza en el Hospital Joan XXIII de Tarragona.

Compartir:

linkedin