El lehendakari, Iñigo Urkullu, visita el Jardín Botánico de Santa Catalina, donde participan usuarios del programa Incorpora y Reincorpora

El lehendakari, Iñigo Urkullu, visita el Jardín Botánico de Santa Catalina, donde participan usuarios del programa Incorpora y Reincorpora

El lehendakari  Iñigo Urkullu visitó el pasado 11 de noviembre el Jardín Botánico de Santa Catalina en Trespuentes (Álava), un proyecto gestionado por la asociación colaboradora del programa Incorpora Sidálava del que destacó su valor como "joya recuperada". El jardín sirve, además, como vía de inserción de personas en riesgo de exclusión social procedentes del programa Incorpora y Reincorpora.

En el jardín, que este año ha sido  galardonado con el Premio Turismo 2016 a la Competitividad que concede el Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad, participan usuarios del programa  a través de formaciones y gestionando algunos de los actos culturales que allí se celebran.

Actualmente, se cursan dos acciones formativas – un curso de jardinería básica y otro de mantenimiento de montes-  que se realizan como mínimo dos veces al año y que dan a los alumnos un conocimiento teórico-práctico de jardinería que les puede facilitar la búsqueda de un primer empleo en el sector.

Además, los alumnos colaboran en la organización de diversos actos culturales como la fiesta de la luna o la fiesta medieval, donde  realizan tareas como organizar el parking o recibir a los visitantes, etcétera.

Un espacio en crecimiento a favor de la inserción laboral

El Jardín Botánico de Santa Catalina se ha convertido en los últimos años en un atractivo turístico de Álava que Urkullu describió como un ejemplo de "compromiso social, cultural y natural". En 2013 la entidad Sidalava tomó las riendas de la gestión del jardín para ocuparse del mantenimiento del jardín y la gestión de las visitas particulares, así como la realización de visitas guiadas.

Además, el lehendakari remarcó la capacidad de innovación y creatividad del proyecto, el dinamismo y la vitalidad de la iniciativa así como el compromiso de quienes han trabajado por recuperar el espacio, entre ellos el programa Incorpora y Sidálava . "Habéis sido capaces de sumar en un mismo proyecto el compromiso social, cultural y natural", añadió.

Gracias a la relación entre  la entidad colaboradora del programa y el jardín, se han conseguido varias inserciones laborales. Incluso, uno de los participantes ya tiene un contrato como personal de taquilla con una duración de al menos dos años.

 

Compartir:

linkedin