Así afronta la entidad ACAPPS la orientación laboral durante el confinamiento: “De las crisis nacen oportunidades”

Así afronta la entidad ACAPPS la orientación laboral durante el confinamiento: “De las crisis nacen oportunidades”

El equipo de ACAPPS durante una videollamada

A lo largo de esta semana los escritorios, comedores, las terrazas y el resto de estancias de casa se han convertido en las oficinas de los profesionales de la asociación ACAPPS, entidad del Grupo Incorpora Barcelona, que, afortunadamente, han podido continuar con su trabajo en la distancia. Hoy, conocemos de la mano de algunas de sus profesionales de la inserción laboral cómo están viviendo esta nueva dinámica de trabajo para continuar dando apoyo a los colectivos vulnerables en su búsqueda laboral.

Durante estos días de confinamiento, ACAPPS sigue con su actividad habitual, especialmente a través del apoyo a las personas que se encuentran en situación de desempleo y/o solas en casa y con muy pocos recursos comunicativos. Para ello, los profesionales de la inserción que trabajan en la entidad han puesto todo su empeño, pese a que, para algunos, es su primera vez en el mundo del home office y otros tienen que lidiar, como pueden, con el trabajo virtual y la conciliación familiar. Conocemos un poco más de su experiencia gracias al testimonio de dos de sus técnicas, Conxi y Laia.

Pese a que ha disminuido la actividad debido al confinamiento y el cierre temporal de muchas empresas, el planteamiento que se han marcado desde ACAPPS siempre ha sido continuar con la actividad y el horario habitual, pero esta vez a través de las plataformas online. “Para ello, siempre tenemos en cuenta las posibilidades comunicativas de cada persona”, aclara Conxi. Laia, por su parte y ante la delicada situación de muchas empresas, explica que el apoyo que prestan sigue patente en muchos aspectos: “Continuamos atendiendo demandas de candidatos, gestionando ofertas, resolviendo dudas sobre contratación, despidos, ERTE, etcétera”.

Personas reales tras la entidad Incorpora ACAPPS

Primero, conocemos a Conxi, psicóloga especializada en orientación, inserción y prospección laboral, que trabaja en la entidad Incorpora desde hace casi cuatro años. El objetivo de su trabajo es apoyar a las personas más vulnerables durante todo su proceso de búsqueda de empleo, trabajo que, ante esta situación excepcional, combina con el cuidado de sus dos hijos de ocho y cuatro años. “Pese a todo, mi rendimiento apenas se ha visto afectado gracias a las herramientas de teletrabajo de las que dispongo y la motivación de saber que los usuarios me siguen necesitando”.

Laia trabaja como prospectora y en la atención a las empresas, y como Conxi, también lleva cuatro años trabajando en ACAPPS. De formación educadora social, tiene experiencia en banca y, estos días, combina su trabajo a distancia con el cuidado de sus hijos de 9, 13 y 14 años. “Trabajar desde casa tiene su parte buena y su parte mala”, comenta, y continúa: “La buena, disponer de flexibilidad para gestionar las funciones de cada día. La mala, no estar en contacto con tus compañeros y con las empresas que enriquecen tu día a día y que dan pie a que fluyan distintas sinergias”.

En búsqueda de nuevas oportunidades

“También estamos realizando la búsqueda de posibles ofertas adaptadas a la situación actual y a la demanda de nuestros usuarios, siempre en la medida de lo posible”, comenta Laia. Sin embargo, esta no es la única labor extra que las profesionales de la entidad Incorpora se han fijado para seguir optimizando al máximo su tiempo. Conxi lo explica así: “No nos olvidamos de otras funciones, además de la de dar apoyo a las personas y empresas, como mantener el contacto con nuestros financiadores, gestionar proyectos y planificar algunos previstos para el futuro, o actualizar la base de datos, entre otras”.

“También estamos mejorando algunos documentos, como la presentación de currículums, cartas, defensas personales, etc. de nuestros usuarios”, añade Laia. Ambas técnicas también trabajan en la mejora de procesos de cara a cuando se normalice la situación: “Estamos diseñando nuevos protocolos de actuación para mejorar la calidad del servicio de ACAPPS, que se validarán posteriormente, sobre empresas, gestión de ofertas, atención a los usuarios…”, comentan.

ACAPPS no solo ha buscado nuevas formas para seguir con su actividad, sino que ha adaptado los recursos que ya tenía a la nueva situación. Así, por ejemplo, las sesiones grupales llamadas “Club de feina” que ya estaban programadas durante los lunes de 9 a 13 h y los miércoles de 16 a 18 h, han sido sustituidas por sesiones alternativas virtuales para seguir dando apoyo grupal a las personas en riesgo de exclusión social que siguen interesadas en la búsqueda de empleo de forma activa.

Además, Laia también recalca que en estos momentos informan a los usuarios de recursos que les pueden interesar: “Por ejemplo, qué deben hacer si les despiden en situación de alarma, y sobre la realización de trámites oficiales online”.

Trabajar desde casa sin fracasar en el intento

Laia y Conxi siguen su trabajo con un alto grado de rendimiento gracias a una serie de rutinas que la entidad ha establecido para dar la mejor respuesta posible a usuarios y empresas. Entre estas pautas destacan: establecer y cumplir con el horario de trabajo, preparar un espacio específico para trabajar, realizar pausas activas, respetar el horario de las comidas y huir de las distracciones, entre otras.

Asimismo, también ponen en valor rutinas en el hogar que ayudan a mantener la organización, como mantener el espacio ordenado y limpio, seguir unos buenos hábitos de higiene y establecer una lista de prioridades entre las tareas personales y las laborales.

De las crisis nacen oportunidades

Los profesionales Incorpora de ACAPPS no quieren perder la oportunidad de poner en valor, pese a la gravedad de la situación, los aprendizajes y aspectos positivos que han podido extraer del teletrabajo que están realizando desde hace ya un par de semanas.

Por una parte, destacan que han ganado en “calidad de vida” ya que tienen menos estrés al no tener que desplazarse lejos de su casa a diario para iniciar la jornada laboral en una ciudad tan concurrida como Barcelona. Esto también les supone un ahorro de transporte y combustible. Asimismo, destacan que esta situación les está ayudando a “fortalecer lazos familiares”, ya que comparten más tiempo en familia.

Por último, el equipo de ACAPPS reflexiona sobre las implicaciones positivas que tiene el teletrabajo, tanto para su salud como para el planeta. “La posibilidad de preparar comida en casa implica mejoras en la alimentación, ¡podemos iniciarnos en el real food!”, bromea una de las técnicas. Además, el equipo de técnicas también valora que el home office va a contribuir a reducir el impacto ambiental gracias a la reducción de desplazamientos y consumo en general.

“En esta etapa creemos que la prioridad es mantener la calma y la confianza en nuestros usuarios. Nosotros les seguiremos dando apoyo emocional y herramientas de contención de la ansiedad, además de proporcionarles pautas para que puedan seguir con una rutina habitual del proceso de búsqueda de empleo”, explican representantes de la entidad Incorpora.

Pese a que el mercado laboral está bastante estancado por la inactividad generalizada, a su vez están surgiendo nuevas demandas. “Creemos que podemos aprovechar la situación para fomentar la inserción laboral de personas que siguen interesadas en la búsqueda de empleo a pesar de todo. De la crisis nacen oportunidades, ¡solo tenemos que estar atentos para saberlas ver!”.

ACAPPS es una de las 102 entidades que trabajan en red en el Grupo Incorpora Barcelona y que, durante estas semanas, están adaptando su trabajo a la nueva situación, sin que ello repercuta en la calidad de su servicio a empresas y usuarios.

En lo que llevamos de año, el grupo de la provincia ha logrado facilitar 1.500 inserciones laborales de personas en riesgo de exclusión social gracias a la colaboración de 617 empresas contratantes.

Compartir:

linkedin