Las técnicas de Fundación Érguete-Integración siguen al lado de los usuarios del programa Reincorpora durante la crisis del COVID-19

Las técnicas de Fundación Érguete-Integración siguen al lado de los usuarios del programa Reincorpora durante la crisis del COVID-19

Ana y Rosaura, técnicas Reincorpora de Fundación Érguete-Integración, del Grupo Incorpora Galicia, durante la grabación de un vídeo de ánimo para todos los implicados en el programa

Las técnicas Reincorpora de Fundación Érguete-Integración, Ana y Rosaura, nos explican cómo han afrontado el contacto con las personas privadas de libertad durante el confinamiento, una situación anómala para todos que agrava aún más la vulnerabilidad de colectivos en riesgo de exclusión social como, por ejemplo, los internos.

El programa Incorpora es una iniciativa que se ajusta y renueva constantemente, es por eso que en tiempos como los que estamos viviendo, se hace patente su adaptabilidad. “Nos hemos visto obligados a innovar en nuestras metodologías para continuar con las intervenciones de forma óptima y sin dejar de prestar apoyo a los más vulnerables”, empieza comentando Rosaura.

En este momento en el que la distancia ha sido una constante impuesta por las circunstancias, la Fundación Érguete-Integración ha tenido que cambiar su dinámica de trabajo y hacer uso de todos los recursos disponibles para dar continuidad a los proyectos que desarrolla, entre ellos el programa Reincorpora. El teletrabajo, que ha sido el protagonista en esta nueva forma de trabajar de las entidades Incorpora, también se ha impuesto en el caso de las técnicas Reincorpora de la entidad: “Las nuevas tecnologías nos han brindado la oportunidad de estar cerca de los usuarios aun cuando nos separan kilómetros de distancia, y eso es algo que no hemos desaprovechado”, reflexiona Ana.

El programa Reincorpora es una iniciativa fruto del convenio de colaboración entre la Fundación ”la Caixa” y el Ministerio de Interior, desarrollada a través de la Entidad Estatal Trabajo Penitenciario y Formación para el Empleo, que tiene como objetivo facilitar orientación sociolaboral de forma integral a las personas privadas de libertad. Las técnicas de Fundación Érguete-Integración son las encargadas de desarrollarlo en la provincia de A Coruña, Ana con el Centro Penitenciario de Teixeiro, y Rosaura con el Centro de Inserción Social (CIS) de A Coruña.

En tiempos excepcionales, medidas excepcionales

Uno de los aspectos que más inquietaba a las técnicas Reincorpora cuando se estableció el confinamiento fue el estado de aislamiento en el que se encuentran los usuarios del programa Reincorpora. “En nuestro caso, tenemos una dificultad añadida ya que, con las personas privadas de libertad que se encuentran cumpliendo condena, el contacto se complica aún más al encontrarse en un centro ordinario como es el Centro Penitenciario de Teixeiro”, aclara Rosaura, a lo que añade: “Esa era nuestra gran preocupación, ya que con las personas del CIS tenemos más facilidad para hablar (mediante WhatsApp, llamadas, videollamadas…), pero en un centro cerrado, creíamos que eso sería impensable”.

Sin embargo, en tiempos excepcionales, medidas excepcionales. Finalmente, y en coordinación con la dirección del centro penitenciario, las técnicas Reincorpora pudieron contactar con algunos de los participantes del programa a través de videollamadas para conocer su estado de ánimo y mostrarles su soporte en estos tiempos de crisis.

https://youtu.be/v6b8sk860sw

Vídeo de apoyo de las técnicas Reincorpora de Fundación Érguete-Integración

Buena muestra de este apoyo incondicional de las profesionales del programa Reincorpora de Fundación Érguete-Integración también se ha hecho patente en el vídeo de ánimo, una acción que han preparado junto con el resto de equipos del programa. En su vídeo, las técnicas hablan animadamente sobre la nueva forma de trabajar que han adoptado durante estos meses, en la que nunca han perdido el foco de su trabajo. Además, también reflexionan sobre cómo las nuevas metodologías les ayudarán a mejorar aún más su atención a las personas y cómo esta situación les va a hacer volver con más ganas a la nueva normalidad.

Videollamadas llenas de emoción y agradecimiento

“Muy emocionantes”, así es como definen Ana y Rosaura las videollamadas realizadas con las personas privadas de libertad del Centro Penitenciario de Teixeiro. “Al principio teníamos algo de miedo porque no sabíamos cómo iban a reaccionar a través de un teléfono, pues las intervenciones dentro de los centros penitenciarios suelen ser intensas, conversaciones largas donde salen muchos aspectos a relucir”, explica Ana. Sin embargo, en este caso las técnicas Reincorpora aclaran que las llamadas venían con un tiempo marcado, lo que creían que podía coartar un poco la naturalidad del contacto y provocar que las personas se sintieran algo cohibidas a la hora de hablar.

Ana durante una de las videollamadas con un interno del Centro Penitenciario de Teixeiro

Sin embargo, ambas coinciden en que, finalmente, la sensación fue muy buena tanto para ellas como para los internos e internas que agradecieron las llamadas, especialmente en estos tiempos en que sus condenas se ven doblemente afectadas al no poder ver presencialmente a sus seres queridos, ya que se han prohibido todo tipo de visitas hasta próximas fases de la desescalada. Incluso, uno de los internos hizo una reflexión al respecto: “Tengo amigos que, desde que he entrado en prisión, no he vuelto a saber de ellos, en cambio vosotras habéis seguido ahí… Cuando me llamasteis, hasta se me saltaron cuatro lágrimas”, bromea.

El programa Reincorpora es un trampolín para la reinserción social de los internos, pero también un sólido fundamento para su posterior inserción laboral. Durante el 2019, la iniciativa facilitó 1.878 contrataciones laborales de personas privadas o exprivadas de libertad, consiguiendo que tres de cada cuatro participantes de la iniciativa lograran un empleo.

Compartir:

linkedin