12 alumnos del Curso de Monitor de Comedor realizan simulacros de entrevista de trabajo gracias a 8 voluntarios de ”la Caixa”

12 alumnos del Curso de Monitor de Comedor realizan simulacros de entrevista de trabajo gracias a 8 voluntarios de ”la Caixa”

De izquierda a derecha: Olga Navarro, participante del Curso de Monitor de Comedor y Velador; Jordi Mendieta de “Voluntarios” de ”la Caixa”, y Laura López, técnica del Punto de Formación Incorpora del centro Salesianos Sant Jordi de Mataró, durante un simulacro de entrevista de trabajo

El Curso de Monitor de Comedor y Velador, que se imparte en el Punto de Formación Incorpora que gestiona el centro Salesianos Sant Jordi de Mataró, se encontraba en pleno desarrollo cuando el decreto del estado de alarma obligó a cancelar las clases presenciales. “Nos hemos tenido que reinventar y adaptar la formación que estábamos llevando a cabo de manera online”, empieza comentando Laura, técnica de la entidad.

Desde el centro Salesianos confiesan que este proceso no ha sido fácil, pues trabajan con colectivos vulnerables que no siempre tienen todo lo necesario para poder seguir una formación online. “Algunos participantes, por falta de recursos y situaciones diversas, no han podido participar en las clases, pero, sin embargo, nos hemos podido conectar con la mayoría de ellos y darle continuidad a la formación a distancia”, puntualiza la técnica Incorpora.

Los voluntarios de ”la Caixa”, entrevistadores experimentados

Una de las actividades que se suelen hacer en los cursos de los Puntos de Formación Incorpora (PFI) son los role playing sobre cómo superar una entrevista de trabajo. “Creemos que este tipo de actividad es fundamental para trabajar las competencias transversales de los alumnos y alumnas y, a la vez, les permite entrenar para que, una vez se tengan que enfrentar al proceso de la entrevista real, dispongan de todos los recursos y la práctica para hacerlo con éxito”.

En esta ocasión, y gracias al estado de solidaridad que se ha establecido durante el confinamiento, 12 alumnos han podido contar en esta actividad con la colaboración de 8 voluntarios de ”la Caixa” que han asumido el papel de entrevistadores, esta vez en la distancia. “Con su participación hemos conseguido un realismo que no habríamos logrado si lo hubieran hecho con profesionales que ya conocían, como sus formadores”, reflexiona Laura.

Las entrevistas online se llevaron a cabo a través de la aplicación Google Meet. “Llegado el día y la hora pactada, nos conectamos el entrevistador, el alumno y uno de los técnicos del Punto de Formación Incorpora que hacía de observador. Hay que destacar que cada entrevista ha sido única, ya que los voluntarios han sabido adaptarse a la perfección a cada uno de los participantes, y estos, pese a los nervios, se han entregado y han dado lo mejor de sí mismos”, explica satisfecha la técnica del PFI.

Para desarrollar este simulacro, los técnicos de la entidad elaboraron una oferta de trabajo ficticia y ayudaron a preparar la actividad tanto a los alumnos como a los voluntarios. Así, por un lado, hicieron llegar a los voluntarios un modelo guía con preguntas diversas para los alumnos y, por otro, una lista de consejos para los alumnos sobre cómo pasar un proceso de selección online utilizando algunos de los recursos que les enviaron desde la Oficina Pedagógica de Incorpora.

La Asociación de voluntarios de ”la Caixa” está formada por empleados en activo, jubilados, clientes, familiares y amigos que participan en diferentes acciones solidarias a través del voluntariado con personas en situaciones de exclusión social. Los participantes aportan su tiempo, pero también su valiosa experiencia en diferentes sectores que, en este caso particular, puede ser muy provechosa para los jóvenes participantes del Curso de Monitor de Comedor y Velador.

Aprendizajes para aplicar en situaciones reales

Tras cada uno de los simulacros de entrevista por videollamada, se aprovechó para hacer una pequeña valoración de la actividad: “Hemos hecho un retorno constructivo después de cada entrevista sobre lo que habíamos observado durante el proceso, pudiendo valorar así, aspectos de mejora y, sobre todo, destacar las potencialidades que nos habían mostrado cada uno de los participantes”, resume Laura.

Algunos de los aprendizajes en los que más incidieron, tanto los técnicos del centro Salesianos como los voluntarios, fueron: conocer bien la empresa que les ha convocado a la entrevista por videollamada, reflexionar sobre el proceso comunicativo, tanto a nivel verbal como no verbal, y, sobre todo, trabajar la confianza en sí mismos para “poder demostrar por qué son los candidatos ideales para el puesto que la empresa necesita cubrir”.

Todos los alumnos participantes, así como los voluntarios, han valorado esta iniciativa como un proceso muy enriquecedor para todos. “Esta experiencia les ha servido para aprender y reforzar las estrategias para superar exitosamente una entrevista”, comenta la técnica del PFI. Para algunos participantes era su primera vez, mientras que otros tenían más práctica, pero todos han coincidido en el aporte extra de motivación que ha supuesto la iniciativa. Maria Carmen, una de las alumnas del curso del PFI nos da su visión: “Para mí la entrevista online ha sido muy positiva, además de una nueva forma de enfrentarme a mis miedos y emociones en este viaje hacia lo más preciado para mí en este momento, que es ayudar y acompañar en mi futuro puesto de trabajo”.

Sin embargo, esta iniciativa no solo ha servido para transmitir conocimientos a los alumnos, sino que los propios técnicos del PFI gestionado por el centro Salesianos Sant Jordi de Mataró confiesan que también ha sido un aprendizaje para ellos. “Ha sido una experiencia única de aprendizaje vivencial que esperamos poder volver a realizar con otros grupos”, declaran satisfechos.

Los cursos de los PFI son la combinación perfecta entre formación teórica y práctica para que ningún aprendizaje quede en el olvido. Además, todos los cursos Incorpora se van adaptando a las nuevas necesidades de las empresas y, por eso, muchos de ellos se realizan a la carta, para facilitar aún más la inserción laboral de los alumnos. Buena muestra de ello es esta formación a medida con KFC, donde 21 jóvenes en riesgo de exclusión social lograron un empleo.

Compartir:

linkedin