Tres usuarios del programa Reincorpora de Girona participan en un servicio a la comunidad a través del Gran Recapte d’Aliments

Tres usuarios del programa Reincorpora de Girona participan en un servicio a la comunidad a través del Gran Recapte d’Aliments

Tres usuarios del programa Reincorpora han participado en el Gran Recapte d’Aliments de Catalunya del 2019 como parte de su itinerario sociolaboral. Esta acción se enmarca dentro de los servicios a la comunidad que desarrollan los internos para fomentar acciones que promuevan la participación social y el compromiso cívico.

Los internos han llevado a cabo esta acción en dos supermercados bonÀrea de la ciudad de Girona, donde han realizado la recogida de alimentos y han animado a los clientes a participar en esta iniciativa a través de la compra de alimentos no perecederos, conservas y demás productos que pueden ayudar a las personas más desfavorecidas.

Las entidades del Grupo Incorpora Girona que gestionan la iniciativa laboral de ”la Caixa” en la provincia —en concreto Fundació Altem, Càritas Diocesana y Fundació OSCOBE— han organizado esta actividad que se ha desarrollado en colaboración con el Banc dels Aliments, el organismo que impulsa el Gran Recapte.

Las personas privadas de libertad que participan en el programa Reincorpora suelen participar en actividades enfocadas a favorecer a los más vulnerables, como las personas mayores, o a visibilizar temas que afectan a la sociedad y a su entorno, como la sensibilización ambiental.

De la vergüenza a la proactividad

Durante la iniciativa, las personas privadas de libertad han podido trabajar competencias transversales y habilidades sociales como la autoconfianza y la seguridad en uno mismo, aspectos clave de cara a su completa reinserción.

Asimismo, los profesionales de las entidades que gestionan el programa Reincorpora en Girona explican que ha habido un motivador cambio de actitud de los usuarios a lo largo de la actividad, es decir, desde la primera toma de contacto hasta la finalización de la jornada. “Se ha visto una evolución en la actitud, desde la vergüenza y un posicionamiento más pasivo, a la autoconfianza de tomar la iniciativa y comunicarse con las personas. Así, se han implicado en la actividad y la han hecho suya”, comentan.

Por su parte, los tres participantes confesaron sentirse orgullosos por haber formado parte de este servicio a la comunidad. Juan Carlos, uno de los internos, nos habla de su participación: “Ha sido una experiencia muy bonita y he estado muy a gusto con los compañeros que han estado conmigo. Me sorprendió la cantidad de voluntarios que participaron, ¡y la cantidad de alimentos que se recogieron! (…) Me gustó poner mi granito de arena, me hizo sentir útil”.

El fortalecimiento de estas habilidades comunicativas y de confianza en uno mismo es clave para las personas privadas de libertad, no solo de cara a su reinserción laboral, sino también para retomar su vida personal y su convivencia en sociedad.

Una iniciativa solidaria para hacer visible la pobreza

La campaña de alimentos organizada por el Banc dels Aliments tiene como objetivo la recogida de alimentos y productos básicos para garantizar la alimentación de aquellos que tienen más dificultades para adquirirlos. De esta manera, se potencia la participación voluntaria y el compromiso con la sociedad de quienes participan, pero también se asegura la ayuda alimentaria a los colectivos vulnerables que más lo necesitan.

Asimismo, el Gran Recapte d’Aliments pretende concienciar a la sociedad de la realidad de nuestro entorno, donde existe una pobreza cronificada que no tiene acceso a las necesidades más básicas, como son los alimentos.

La técnica Reincorpora de la Fundació Altem resume así su visión: “El Gran Recapte es una oportunidad para fomentar la responsabilidad de las personas con la sociedad y un buen ejercicio para cohesionar el tejido social” y añade: “Cuando a las personas se les da la oportunidad de ayudar a los más vulnerables, por norma general, te sorprenden muy positivamente”.

Compartir:

linkedin