Hefritts Rojas y su paso en el programa Incorpora: “La edad no es un obstáculo para mejorar nuestras competencias digitales”

Hefritts Rojas y su paso en el programa Incorpora: “La edad no es un obstáculo para mejorar nuestras competencias digitales”

Hefritts Rojas, participante del programa Incorpora, junto a Francisco José da Cuña, técnico Incorpora.

Hefritts Rojas, venezolano de 65 años, es coronel en situación de retiro y profesor jubilado desde 2016 en su país; llegó a España hace dos años en busca de una vida mejor. Su edad y la desconexión con el mercado laboral español no le frenaron a la hora de buscar un empleo. Para ello recurrió al programa Incorpora, que promueve la inserción laboral de los colectivos vulnerables a través de la capacitación y el acompañamiento de las personas atendidas. Hablamos con él sobre su paso por esta iniciativa impulsada por la Fundación ”la Caixa”.

‘Trabajando en Digital’ del programa Incorpora: un taller esencial para mejorar las competencias digitales

Cuando Hefritts aterrizó en España sabía que no iba a ser fácil encontrar un trabajo con su edad y su desconocimiento del mercado de trabajo del país. Pero esto no fue mayor obstáculo para él: sus ganas y su empeño por conseguirlo fueron claves para lograr su inserción laboral.

“Quería poder contribuir al mantenimiento de mi hogar, mi familia y la educación de mis hijos, por lo que necesitaba adecuarme a las exigencias laborales realizando cursos que me permitieran optar a puestos de trabajo”, comenta Hefritts, que no dudó ni un segundo en acudir al programa Incorpora con el fin de formarse y mejorar su empleabilidad.

La primera toma de contacto que tuvo con el programa fue este mismo año, al realizar el Curso de Personal de Almacén del Punto de Formación Incorpora de Procomar Valladolid Acoge. En él, Hefritts asistió al taller de 20 horas de duración de ‘Trabajando en Digital’, un conjunto de formaciones impulsadas por la Fundación ”la Caixa” y Accenture para acabar con la brecha digital de personas en riesgo de exclusión social, que se incluyen como competencias transversales en todas las acciones formativas que se desarrollan desde el PFI.

La formación fue muy enriquecedora para Hefritts, que quedó más que satisfecho con todo lo aprendido. “Gracias a este taller actualicé conocimientos sobre el entorno digital, mejorando mis aptitudes y siendo consciente de la continua evolución de los procesos tecnológicos”, explica.

“El edadismo carece de sentido”

Francisco José da Cuña, técnico del Punto de Formación Incorpora de Promocar Valladolid y tutor del taller ‘Trabajando en Digital’, ha sido la persona encargada de asesorar y guiar a Hefritts a lo largo de todo el proceso.

“Es un placer tener un alumno tan implicado, con el que resulta tan fácil trabajar”, afirma Francisco, quien subraya la importancia de la formación en competencias digitales como un pilar básico a la hora de lograr la integración laboral.

Para el técnico del programa Incorpora, “la adaptación a la tecnología es una cuestión de actitud, de tener una mentalidad abierta al cambio para adecuarse a los nuevos tiempos, y no tanto de aptitud”.

Francisco considera que el caso de Hefritts demuestra que “el edadismo carece de sentido, ya que las personas mayores pueden adaptarse a los cambios sin problemas, incluidas las nuevas tecnologías”. “La experiencia de vida puede ser aprovechada en positivo si se mantienen los deseos de superación y adaptación a los nuevos escenarios, y también gracias a programas como Incorpora, que permiten sensibilizar en estos aspectos”, resalta.

Prácticas formativas para potenciar una plena integración laboral

El programa de formación que realizó Hefritts también incluía unas prácticas no laborables, que le permitieron aplicar a la realidad profesional todos los conocimientos teóricos adquiridos previamente.

Hefritts realizó este periodo de prácticas en Centros Comerciales Carrefour y, nada más finalizarlas, le ofrecieron un contrato de trabajo a tiempo completo en la tienda Carrefour Valladolid 2, donde actualmente realiza actividades de almacén, reposición, atención al cliente y asistencia en cajas en el área de bazar.

Hoy, Hefritts agradece haber conocido el programa Incorpora y haber mejorado sus competencias profesionales y personales y, en especial, las relacionadas con las habilidades digitales aprendidas en el taller de ‘Trabajando en Digital’, ya que las aplica en su día a día laboral.

“Las competencias digitales adquiridas durante el curso me han ayudado al manejo de los sistemas automatizados en la empresa para ubicar artículos y ofertas y, de esta forma, brindar una atención más eficaz y eficiente a los clientes”, explica Hefritts.

Asimismo, el usuario del programa Incorpora coincide con Francisco: el edadismo no es excusa para seguir formándose y optar a un empleo. “He logrado la capacitación suficiente para aplicar a un puesto de trabajo independientemente de mi edad. Los años no son un hándicap; el talento no distingue de edad”, apunta Hefritts.

Su relación con el técnico Incorpora también ha sido de gran valor para él, ya que asegura que Francisco le ha apoyado en todo momento en su recorrido hacia la inserción laboral. “El asesoramiento y la atención que he recibido en función de mis aspiraciones ha sido muy favorable, teniendo reuniones tanto presenciales, como por vía telefónica y online”, destaca.

Sumando más casos de inserciones laborales de éxito

Desde el Grupo Incorpora Castilla y León han generado 1232 contrataciones laborales en el primer semestre del año, gracias también a que un total de 498 empresas con compromiso social han apostado por incorporar en sus plantillas a personas en riesgo de exclusión social.

La inserción laboral de Hefritts es uno de los muchos casos de éxito que se han producido en el territorio en este año. Él mismo no duda en recomendar el programa Incorpora a todo aquel que lo necesite: “Ofrece una atención personalizada e inmediata, orientando los esfuerzos para satisfacer las necesidades de quienes acudimos al mismo, potenciando los valores, las actitudes, y las aspiraciones de realización personal”.

“Gracias al programa Incorpora he recibido preparación teórico-práctica y he tenido la posibilidad de contactar con empresas que han sido decisivas para conseguir mi inserción laboral”, cuenta Hefritts. Su ejemplo es una muestra más de que con actitud y esfuerzo, conseguir un empleo es posible.

Compartir:

linkedin