Personas privadas de libertad del Centro Penitenciario de Burgos participan en el programa InOut de Reincorpora

Personas privadas de libertad del Centro Penitenciario de Burgos participan en el programa InOut de Reincorpora

Personas privadas de libertad del Centro Penitenciario de Burgos y el alumnado de La Akademia en el Foro Solidario, donde se desarrolló su encuentro Experiencias 2.0.

Cómo será su integración sociolaboral tras su paso por el centro penitenciario es una de las mayores preocupaciones de muchas personas privadas de libertad. ¿A qué les gustaría dedicarse en un futuro? ¿Cómo enfrentarse a una entrevista de trabajo? ¿De qué manera afrontar sus miedos e incertidumbres después de haber vivido esta experiencia?

A través del proyecto InOut del programa Reincorpora, varios internos del Centro Penitenciario de Burgos han obtenido respuesta a estas y a otras preguntas, y han recibido formación profesional para enfrentarse al mercado laboral.

El programa Reincorpora es una iniciativa fruto del convenio de colaboración entre la Fundación ”la Caixa” y el Ministerio de Interior, desarrollada a través de la Entidad Estatal Trabajo Penitenciario y Formación para el Empleo, que tiene como objetivo facilitar itinerarios de inserción sociolaboral personalizados a los internos participantes en el programa.

Compartiendo experiencias, desarrollando un propósito vital

Como parte del proyecto InOut, los internos participantes en el programa Reincorpora han llevado a cabo un servicio a la comunidad en colaboración con La Akademia, una escuela que promueve la educación emocional entre los jóvenes. Esta fase de su itinerario tiene como objetivo facilitar y mejorar sus competencias, valores y participación social de cara a su vida fuera del centro penitenciario.

Así, en esta ocasión, el servicio a la comunidad se ha basado en la participación en una iniciativa llamada Experiencias 2.0, donde las personas privadas de libertad han tenido la oportunidad de encontrarse con alumnos y profesores de La Akademia. Este proyecto educativo, que está dirigido a jóvenes de entre 18 y 23 años, pretende ayudar a los jóvenes a conocerse a sí mismos, adquirir confianza en ellos mismos, desarrollar su potencial y tener una vocación profesional, todo ello a través de un proceso pedagógico integral.

Durante el encuentro, que ha tenido lugar en el Foro Solidario Caja de Burgos, tanto los internos como el alumnado de La Akademia han podido compartir sus vivencias y aprendizajes, así como poner en práctica las competencias comunicativas en las que han estado trabajando.

Esta actividad ha servido para que los participantes sean conscientes de la importancia de las relaciones interpersonales y de ser flexibles para adaptarse a los demás, capacidades muy valiosas para las personas privadas de libertad en su camino hacia la plena inserción sociolaboral. Además, han podido comprobar cómo influye el entorno social en nuestros comportamientos personales y, además, cómo el acompañamiento personalizado que han tenido les ha servido para superar y resolver problemas personales.

Asimismo, también tuvieron la oportunidad de descubrir la importancia de la gestión de las emociones a través de diferentes técnicas, como la PNL (Programación Neurolingüística) o el coaching.

Por último, y para mostrar parte de los aprendizajes adquiridos durante su proceso formativo, los internos obsequiaron a los asistentes del encuentro con un aperitivo que consistió en un bollo caliente llamado Siópao. Esta receta, muy habitual en la cocina filipina, fue elaborada por los usuarios del programa Reincorpora en el curso de Restaurante-Bar que han realizado dentro de InOut.

La segunda fase del programa de reinserción laboral para personas privadas de libertad: la formación profesional

La participación en este encuentro con los jóvenes de La Akademia ha sido solo un paso más dentro camino del proyecto InOut que los internos iniciaron hace ya algunos meses. Así, y como parte de esta iniciativa del programa Reincorpora, los participantes ya realizaron una formación en Cocina dentro del centro penitenciario, un curso de Restaurante-Bar de 100 horas en el Centro de inserción social (CIS) y 80 horas de prácticas no laborales en empresa.

Al finalizar estas prácticas, aprendieron, además, el uso de nuevas tecnologías digitales, conocieron el tejido empresarial de la zona, y trabajaron cómo y dónde presentar su currículum.

Gracias al programa InOut de Reincorpora y a la Fundación Lesmes de Burgos, las personas privadas de libertad del Centro Penitenciario de Burgos que han participado en esta acción han tenido la oportunidad tanto de resolver sus principales dudas y miedos, trabajando sus emociones y competencias comunicativas, como de formarse profesionalmente para acercarse un poco más a su objetivo tras su paso por el centro: la integración sociolaboral.

Compartir:

linkedin