“La inclusión social de las personas con discapacidad es paralela a su inclusión laboral”

“La inclusión social de las personas con discapacidad es paralela a su inclusión laboral”

David Maza y Claudia Valdés, técnicos Reincorpora de la entidad ECOM, durante una videollamada

David y Claudia son técnicos de prospección y de inserción laboral, respectivamente, en ECOM, una de las entidades de Tarragona que lleva en el programa Incorpora desde que la iniciativa laboral de ”la Caixa” empezó su andadura hace ya 14 años. Hoy, nos explican el día a día de su entidad y cómo, con atención personalizada y mucha dedicación, acompañan a las personas con discapacidad física o auditiva en su camino hacia la inserción social y laboral.

Eliminando obstáculos en la inserción laboral de las personas con discapacidad

ECOM es una entidad del Grupo Incorpora Tarragona que está especializada en la atención a personas con discapacidad física, orgánica, sensorial y pluridiscapacidad, colectivos altamente vulnerables en el ámbito social, y también en el campo laboral. Es por eso que los profesionales Incorpora de la entidad son conscientes del reto que supone la inserción laboral de este colectivo: “Las personas con discapacidad física o auditiva son uno de los colectivos que, incluso en épocas de bonanza económica, suelen tener más dificultades de acceso al mercado laboral, ya que parten de una situación de desventaja”, comentan. Incluso, David lo ejemplifica con datos de estudios recientes: “De hecho, el 90,3% de las personas con discapacidad indican que tienen algún tipo de barrera para acceder a una ocupación adecuada, y más del 54% apunta hacia una ‘falta de oportunidades’, es decir, consideran que el mercado laboral no les ofrece opciones para su inserción”, lamenta.

Ante este escenario, la entidad de Tarragona trabaja en la defensa de los derechos sociales y laborales de esta parte de la población, “queremos mejorar su calidad de vida”, puntualiza Claudia, a lo que añade: “Para ello, nos valemos de valores como el empoderamiento, la inclusión, el activismo, la participación, el compromiso y la innovación”.

En el trato con los usuarios y usuarias es donde ambos técnicos encuentran el aspecto más positivo de su trabajo: “El hecho de poder ayudar a las personas que necesitan soporte, orientación y un cambio en su vida es una de las cosas más satisfactorias de nuestro día a día”, comenta la técnica de inserción. David continúa: “Estoy orgulloso de saber que les estamos ayudando en su empoderamiento como personas, haciendo que se sientan más seguros de sí mismos, que confíen en sus posibilidades, fomentando su autoestima, y haciendo que cada vez puedan ser más independientes”.

Una inclusión que parte de la sociedad

Ambos técnicos están de acuerdo en que gran parte de la mejora de la inclusión social y laboral de las personas con discapacidad se sustenta en que la propia persona crea que es posible. “Promovemos que las personas con discapacidad, especialmente las mujeres, tomen conciencia de su situación de desventaja, pero que no por eso renuncien a la oportunidad de tener aspiraciones más allá de las necesidades básicas”, aclara Claudia. Su compañero, por su parte, lo suscribe explicando que el primer paso para conseguir la inserción laboral es que la persona tenga la determinación de que va a conseguirlo.

Sin embargo, y pese a que la voluntad de los usuarios es esencial para conseguir un empleo, el papel de la sociedad también es clave para su inserción. “La inclusión social de las personas con discapacidad es paralela a la inclusión laboral”, aclara el técnico de ECOM. Es por este motivo que desde la entidad afrontan cada itinerario sociolaboral de forma integral, es decir, teniendo en cuenta todos los agentes externos que pueden afectar a cada persona para darle una respuesta ajustada a ello. “Por poner un ejemplo, el transporte público muchas veces no es accesible para ellos, no cumple los horarios, es demasiado caro, etc., aspectos que, si no se solucionan, dificultan aún más que una persona con discapacidad pueda ir a estudiar o desplazarse a su lugar de trabajo”, explica Claudia.

La prospección empresarial con la vista puesta en la desescalada

En este mecanismo de mejora de la sociedad, también juegan un papel fundamental las empresas, que son las que crean empleo y deben aunar esfuerzos con los organismos públicos para mejorar la empleabilidad de los más vulnerables. En cuanto a su relación con las compañías, David explica: “Suele ser bastante fluida cuando se consigue construir una relación de confianza mutua, sin embargo, no es nada fácil llegar a ese punto. Para ello, se ha de cuidar mucho la relación”.

Ahora, que en Tarragona ya se encuentran en fase 2 y Barcelona en fase 1, los profesionales Incorpora de prospección empresarial de ambas provincias de ECOM han empezado a trabajar de forma conjunta para ver las oportunidades laborales y de colaboración con empresas que están surgiendo. “Se trata de prepararnos para estar en el lugar correcto en el momento adecuado”, añade David. Para tener una visión más real de la situación actual de muchas empresas, ECOM ha organizado un ciclo de webinarios en el que diferentes empresas han explicado la situación de su sector durante la crisis.

Asimismo, todas las ofertas laborales que van llegando a la entidad son compartidas con el resto de entidades del territorio para que puedan llegar al mayor número de usuarios posibles y derivar candidatos que se ajusten a los requisitos cuanto antes. “Ahora mismo hay muchas personas que tienen miedo, baja disponibilidad (por ejemplo, por tener que hacerse cargo de menores o personas dependientes), o pertenecen a colectivos de riesgo, así que tenemos que trabajar en red para responder a las necesidades de las empresas”, aclaran desde la entidad Incorpora.

Soporte emocional ante la COVID-19

“Estamos ajustando nuestro día a día y utilizando mucho más la tecnología. En definitiva, innovando para seguir dando el mismo servicio a los usuarios y usuarias pese a la crisis sanitaria”, comenta David, haciendo referencia a la nueva dinámica de trabajo desde el confinamiento.

Sin embargo, también son conscientes de la brecha digital que existe en muchos hogares: “Ahora mismo se hace evidente, más que nunca, la vulnerabilidad de las personas que se encuentran en situaciones de desventaja, por ejemplo, por no tener internet o un dispositivo desde el que conectarse”, relata Claudia. La técnica de inserción laboral, además, añade que, durante todo el tiempo que los espacios comunitarios (como los puntos Òmnia, los centros cívicos o incluso las aulas de su propia entidad) han permanecido cerrados, no han hecho más que “aumentar su aislamiento y acceso a cultura, ocio, trámites…”.

A la ya de por sí complicada situación que muchas personas con discapacidad viven, tenemos que sumar el estrés al que todos hemos estado expuestos ante la crisis de la COVID-19. Es por este motivo que el soporte emocional y psicológico por parte de los técnicos está siendo fundamental durante estos meses. David lo explica así: “En los momentos que estamos viviendo, ellos son un colectivo de especial riesgo. Muchas personas no han querido ver comprometida su salud y han detenido su búsqueda laboral. Por eso, ahora estamos centrando la intervención en un soporte emocional, la formación a distancia, el apoyo en la gestión con las administraciones para acceder a las ayudas que han salido, etc.”

Claudia comenta que, aunque el colectivo con el que normalmente trabajan son las personas con discapacidad, no se olvidan de las mujeres víctimas de violencia de género. “Nos preocupamos muchísimo por ellas, ya que dentro de casa están en una situación de mucho riesgo de violencia. Por eso, desde el equipo de ECOM estamos poniendo en marcha un protocolo para acompañar a estas mujeres para que sus circunstancias no se agraven a través de las técnicas de igualdad de la entidad”.

El Grupo Incorpora Tarragona, una red fuerte y comprometida

Las entidades del programa Incorpora trabajan en red, de forma que se apoyan entre sí y potencian su efectividad gracias a la unión de esfuerzos. “Nos gusta el hecho de poder compartir ofertas; así sabemos que, si nuestros usuarios y usuarias no acaban de dar el perfil que busca alguna de las empresas, detrás tenemos un abanico más amplio de posibilidades gracias a las 12 entidades del territorio que, seguramente, podrán aportar más candidaturas”, aclara David, que es quien se encarga en la entidad de la relación con las empresas. A lo que Claudia añade: “Esto nos hace sentir orgullosos de trabajar en equipo y poder dar más oportunidades a las personas que, al fin y al cabo, son nuestra razón de ser”.

Asimismo, ambos profesionales Incorpora coinciden en que ante esta crisis sanitaria es cuando más patente se ha hecho “la importancia de construir una red fuerte de entidades”. “Vamos todos a una para dar respuesta a las nuevas necesidades que han surgido y para las que vayan a surgir. En el Grupo Incorpora Tarragona somos un equipo fuerte y compactado que acompaña, con empeño y efectividad, a las personas y las empresas”, concluye Claudia.

A lo largo del 2019, el Grupo Incorpora Tarragona facilitó la inserción de 309 personas con discapacidad gracias al trabajo en red de sus 12 entidades y la contratación de 332 empresas socialmente responsables.

Compartir:

linkedin