Silvia y Begoña, dos hermanas y mujeres emprendedoras que han luchado por sus sueños, incluso en tiempos de pandemia

Silvia y Begoña, dos hermanas y mujeres emprendedoras que han luchado por sus sueños, incluso en tiempos de pandemia

Begoña en su tienda de corsetería, pijamas y ropa interior, Monique M&H.

Musa y Monique M&H son dos pequeños negocios de moda y complementos de Vigo en los que los clientes sienten calidez, cercanía y el conocimiento de sus encargadas sobre los productos de que disponen. La mayoría de ellos son productos exclusivos que no se encuentran en cualquier gran superficie. Las compras son sin prisas, con calma y, sobre todo, con buenos consejos. Y es que, cuando algo se hace con cariño e ilusión, los resultados no pueden ser otros. Y, precisamente, Begoña y Silvia, las mujeres emprendedoras que abrieron las puertas de estos comercios con la ayuda de Autoempleo Incorpora y la Fundación Érguete-Integración, de cariño e ilusión van sobradas.

Dos nuevos negocios que vieron la luz gracias a las ayudas para montar un negocio de Autoempleo Incorpora

Silvia Couto y Begoña Couto son dos hermanas con una amplia experiencia en el sector textil que han visto cumplidos sus proyectos y sueños con las ayudas para montar un negocio que les facilitaron desde Autoempleo Incorpora. Con sus ideas de negocio en mente, ambas acudieron a la Fundación Érguete-Integración para solicitar información sobre financiamiento para emprendedores. Marta Alonso fue la técnica de autoempleo que las ayudó en la preparación del plan de negocio y en la tramitación de las ayudas económicas. Una vez terminaron todos los pasos necesarios, sus ideas cobraron vida. Las hermanas Couto tienen claro que “si no hubiese sido por Marta, no habríamos ni empezado los proyectos”.

Los comienzos de Musa, el comercio que Silvia regenta junto a su hija Michelle Dopazo, sin embargo, se vieron truncados por un invitado sorpresa: la pandemia. “Luchamos lo que no está escrito”, describe Michelle. Y es que, al poco tiempo de abrir las puertas del local, tuvieron que volver a cerrarlas por la emergencia sanitaria que afectó a todos los negocios, incluso los más consolidados. Sin embargo, unos meses más tarde, Musa volvió a llenarse de vida, aunque aún con cierta timidez: “La gente tenía miedo y muchas dudas ante lo que iba a venir, y no se atrevía a comprar”, apunta Silvia.

El proyecto de Begoña, Monique M&H, un local de corsetería, pijamas y ropa interior, también vio la luz en tiempos de pandemia y, tal como afirma la propia Begoña, lo hizo gracias a su valentía e ilusión y al apoyo del Punto de Autoempleo Incorpora de la Fundación Érguete-Integración. Hoy, meses después de haberse lanzado al emprendimiento, pone todos sus esfuerzos para contribuir a la economía del barrio, tan importante sobre todo tras la situación vivida.

Esfuerzo e ilusión: claves en el emprendimiento

Las hermanas Couto son un claro ejemplo de esfuerzo y ganas de luchar por los sueños, aunque a veces estos se vean truncados por agentes externos como, en este caso, una pandemia mundial. Gracias a esta ilusión y al apoyo a emprendedores que han recibido de Autoempleo Incorpora y de su técnica Marta, así como al financiamiento obtenido, hoy sus dos negocios están en marcha e, incluso, con nuevos proyectos en mente para seguir creciendo. Silvia y su hija Michelle están en búsqueda de un nuevo local en el que poder ampliar sus productos e incluir complementos del hogar y moda para tallas grandes.

Como ellas, son muchos los emprendedores que se han puesto en contacto con el programa Incorpora de la Fundación ”la Caixa” y su línea para el emprendimiento, Autoempleo Incorpora, con sus ideas de negocio en mente y muchas ganas por sacarlas adelante. Durante el año 2020, se crearon 1192 empresas nuevas gracias a este apoyo, 29 de ellas a través de la Fundación Érguete-Integración, y se espera que este año se supere esta cifra.

Compartir:

linkedin