Los Cursos de Personal de Almacén y Comercio y de Atención al Cliente consiguen más del 90 % de inserciones laborales

Los Cursos de Personal de Almacén y Comercio y de Atención al Cliente consiguen más del 90 % de inserciones laborales

Los alumnos de los cursos, durante una de las clases a cargo de la entidad Procomar-Valladolid Acoge

Los alumnos de los Cursos de Personal de Almacén y de Comercio y Atención al Cliente del Punto de Formación Incorpora (PFI), gestionado por la entidad Procomar-Valladolid Acoge, han recibido sus diplomas en un acto de clausura celebrado en la sede de la entidad. En el evento se dieron cita, además de las personas en riesgo de exclusión social que han realizado las acciones formativas y la entidad que las ha gestionado, algunos de los técnicos de las entidades del programa Incorpora en la ciudad, en concreto, de la Fundación Rondilla, FEAFES Valladolid El Puente SALUD MENTAL y COCEMFE.

Las formaciones han cosechado grandes resultados, alcanzando hasta el 90 % de inserciones laborales de sus alumnos, que han podido lograr un empleo nada más acabar de formarse. De esta manera, 30 de los 33 alumnos están trabajando actualmente, a la espera de que se consiga algún contrato laboral más en las próximas semanas.

Estos datos no hacen más que demostrar la efectividad de los Puntos de Formación Incorpora gracias a su exhaustivo estudio del mercado para realizar formaciones acordes a las necesidades actuales del tejido empresarial de cada zona.

Formaciones globales

Tanto los alumnos del Curso de Personal de Almacén como los del Curso de Comercio y Atención al Cliente han podido formarse tanto en aspectos teóricos como prácticos de ambos sectores. Cada una de las acciones formativas ha tenido una duración de 300 horas en las que, además de los conocimientos técnicos, han podido fortalecer sus competencias transversales como la autoestima, el trabajo en equipo, la gestión del tiempo o las habilidades comunicativas.

Tras esta primera fase teórica, empresas de la zona han acogido a los alumnos en prácticas no laborales durante las que han podido aplicar gran parte de los conocimientos adquiridos durante su formación. Tras esta toma de contacto, algunas de las empresas colaboradoras como IKEA, Leroy Merlin, Carrefour, Kiabi, Todo Embalaje o RW Spain, han contratado a gran parte de los alumnos, mejorando así sus políticas de responsabilidad social corporativa gracias a la inserción laboral de colectivos vulnerables.

Asimismo, gran parte del éxito de dichas formaciones también recae en “la alta participación de los alumnos y su interés en los contenidos”, tal y como declaran representantes de Procomar Valladolid Acoge.

Un camino hacia la inserción laboral

Este tipo de acciones formativas facilitan el acceso a un puesto de trabajo a personas en riesgo de exclusión social que, de otra manera, tendrían grandes dificultades para lograr un contrato laboral. Las formaciones, además de dar respuesta a la falta de personal de determinados sectores del mercado, tratan de preparar a los alumnos para enfrentarse al mercado laboral y les dotan de los recursos necesarios para gestionar los procesos de selección y las entrevistas de trabajo.

En palabras de Sofía, alumna del Curso de Comercio y Atención al Cliente: “El curso me ha permitido crecer en el aspecto personal y profesional. Es una excelente herramienta que me ha permitido reincorporarme al mercado laboral”, concluye.

 

 

 

Compartir:

linkedin