Sekou y Daouda: formación, mentoría y empleo en tiempos de COVID-19

Sekou y Daouda: formación, mentoría y empleo en tiempos de COVID-19

Sekou y Daouda son dos jóvenes subsaharianos que emigraron a España buscando mejorar su calidad de vida. En su camino hacia la inserción social, Fundación Mornese, entidad del Grupo Incorpora Andalucía, les ha ayudado a trabajar su perfil laboral, mejorar su español y reforzar sus habilidades sociales. Asimismo, la fundación ha acogido a los jóvenes en su recurso residencial y de emancipación, donde les ofrece alojamiento, convivencia y la educación necesaria para facilitar su integración y autonomía.

La formación, el primer paso

Tras analizar la situación de cada uno de los dos jóvenes, los técnicos de inserción recomendaron a los usuarios formarse en dos sectores que suelen necesitar personal cualificado en la provincia de Sevilla. Concretamente, asistieron a cursos para formarse en climatización y mantenimiento en general.

Estas formaciones no han hecho más que aumentar exponencialmente las posibilidades de inserción de los jóvenes, pues, además de capacitarlos para un sector en concreto, les ha ayudado a potenciar las competencias transversales más demandadas en los procesos de selección, como son la empatía, el trabajo en equipo o la gestión de conflictos.

Voluntarios de ”la Caixa”, solidarios y creadores de empleo

Además de seguir su itinerario sociolaboral diseñado por los profesionales Incorpora de Fundación Mornese, tanto Sekou como Daouda participaron en el proyecto de mentoría de Voluntarios de ”la Caixa”, en el que personas voluntarias les han dado asesoramiento, les han apoyado y les han ayudado en su camino hacia su maduración e inclusión social.

Entre los voluntarios que acompañaron a los dos jóvenes subsaharianos, se encontraba Patricia, que es funcionaria y madre de tres hijos, pero que, además, en el poco tiempo libre que le queda, se dedica a hacer de voluntaria en la Fundación Mornese. Desde el primer momento, Patricia se implicó mucho en el proceso y mantuvo el contacto directo con los dos jóvenes.

Asimismo, la familia de la voluntaria de ”la Caixa” tiene una empresa que colabora con el programa Incorpora, llamada L10 Servicio Integral de limpieza y jardinería, y que a menudo necesita personal. Como Patricia conocía a Sekou y Daouda y sus ganas de trabajar, no dudó en recomendarlos cuando surgieron vacantes acorde a su perfil. Finalmente, los dos jóvenes fueron contratados como jardinero y auxiliar de jardinería en la empresa familiar que ha potenciado sus políticas de responsabilidad social corporativa a través de la inserción de colectivos vulnerables.

Esta colaboración es solo un ejemplo de la importancia que tienen las empresas en el funcionamiento del programa Incorpora y del papel clave que juegan como generadoras de empleo. “Desde aquí, queremos dar las gracias a las empresas que nos acompañan en esta situación de crisis provocada por la COVID-19”, añaden desde Fundación Mornese, y continúan: “Para nosotros ha sido una gran ilusión que en estos momentos podamos seguir generando nuevas oportunidades de empleo y de inclusión social para los usuarios y usuarias que más lo necesitan”.

Compartir:

linkedin