Alarwool S. L. y la Fundación Aspanias facilitan sus primeras inserciones laborales de personas con discapacidad

Alarwool S. L. y la Fundación Aspanias facilitan sus primeras inserciones laborales de personas con discapacidad

En la fotografía, de izquierda a derecha: Julián y Marina, directores de la empresa Alarwool S. L., y Conchi Camarero y Sara Bueno, técnicas Incorpora de la entidad Fundación Aspanias.

“La igualdad de oportunidades en todas las personas, independientemente de otras consideraciones, es fundamental en todos los ámbitos de nuestra sociedad”. Julián Cubero García, director general de la empresa Alarwool S. L., comparte su experiencia con la Fundación Aspanias, entidad colaboradora del Grupo Incorpora de Castilla y León, y la importancia de la inclusión de personas con discapacidad y de otros colectivos en riesgo de exclusión social.

Alarwool S. L., una empresa con un fuerte compromiso social

Para empezar, Julián quiere destacar que “en el ADN de Alarwool S. L. ha estado siempre la pluralidad y la integración de los trabajadores”. Por ello, afirma que, para ellos, la capacidad de desarrollar el trabajo de sus empleados es más importante que su procedencia o el tipo de discapacidad que pueda tener. Esto se traduce en una filosofía de empresa en la que todo el personal tiene las mismas responsabilidades y prestaciones, teniendo siempre en cuenta las capacidades de cada operario para asegurarse de que todos ellos se sienten cómodos y motivados en sus puestos de trabajo.

Dado que Alarwool S. L. es una empresa con unas fuertes políticas de responsabilidad social corporativa y que apuesta por la inserción sociolaboral de personas en riesgo de exclusión social, la colaboración con el programa Incorpora ha sido fructífera desde el primer momento.

Primeros éxitos compartidos: la inserción laboral de dos personas con discapacidad

Julián explica que desde su compañía se pusieron en contacto con la Fundación Aspanias de Burgos para que les asesoraran sobre el método Incorpora y que les ayudaran con la contratación de personas con discapacidad que tuvieran ganas de formar parte de una plantilla inclusiva y comprometida socialmente.

“Varios técnicos de Aspanias visitaron nuestra fábrica de Burgos y, tras hacer una evaluación de las ofertas de trabajo que teníamos disponibles y de nuestras necesidades, hicieron la preselección de algunos candidatos”, comenta. Así fue cómo, después de recurrir a la bolsa de trabajadores del programa Incorpora, se realizaron las dos primeras inserciones laborales en la empresa.

El programa Incorpora y empresas con RSC continúan trabajando para acabar con la discriminación por discapacidad

Julián ha querido aprovechar la oportunidad para resaltar que “muchas personas con discapacidad son aptas para desempeñar determinados trabajos como cualquier otro trabajador sin discapacidad, en algunos casos, incluso, mejor”. Afirma que él personalmente cree en la igualdad de oportunidades entre todos y todas y anima a otros empresarios a recurrir a la bolsa de trabajadores de Incorpora y confiar en el asesoramiento de sus técnicos. “Es posible que muchas personas se sorprendan gratamente del buen ambiente que crean estos empleados, del nivel humano que tienen y de la solvencia para gestionar su trabajo en la compañía”, puntualiza.

Para finalizar, Julián afirma que su experiencia colaborando con el programa Incorpora ha sido muy satisfactoria y que desde la empresa están muy contentos con las dos inserciones que han realizado, por lo que recomiendan a otras empresas socialmente responsables a recurrir a este programa de inserción laboral.

Desde el programa Incorpora, a su vez, se sigue trabajando para colaborar con compañías que, como Alarwool S. L., creen en la igualdad y luchan por terminar con todo tipo de discriminación por discapacidad.

Compartir:

linkedin