La Fundación VILANIU y el programa Incorpora colaboran desde 2016 en la inserción laboral de personas con discapacidad

La Fundación VILANIU y el programa Incorpora colaboran desde 2016 en la inserción laboral de personas con discapacidad

Natalia Rovira, directora social de la Fundación VILANIU y Pius Hospital.

Las empresas con compromiso social son una pieza clave en la labor del programa Incorpora. Gracias a ellas y a su responsabilidad social corporativa, cada vez más personas en riesgo de exclusión social reciben formación especializada y consiguen un empleo con el que mejorar sus situaciones personales y laborales.

Un claro ejemplo de empresa comprometida tanto con los colectivos vulnerables, en especial con las personas con discapacidad, como con el trabajo que desempeñan las entidades Incorpora es la Fundación VILANIU, que lleva colaborando con la Fundación Ginac del Grupo Incorpora Tarragona desde 2016 en la contratación de usuarios Incorpora.

De la mano de Natalia Rovira, directora social de la Fundación VILANIU y Pius Hospital, descubrimos cómo se inició esta unión, qué se ha conseguido hasta el momento y qué objetivos comunes siguen teniendo hoy en día.

Una unión surgida por las ventajas de contratar a personas con discapacidad

“Conocimos la Fundación Ginac y, con ella, el programa Incorpora, porque somos del mismo territorio”, empieza narrando Natalia. “Desde la Fundación Ginac se pusieron en contacto con nosotros y, desde el primer momento, estuvimos dispuestos a colaborar”. La misión y la visión de la Fundación VILANIU, que pertenece al Pius Hospital de Valls, es la de ofrecer servicios a la comunidad a través de su residencia, centros de día y servicios de atención domiciliaria. Por eso, en el programa Incorpora encontraron el aliado perfecto para incorporar a su plantilla a personas en riesgo de exclusión social que se encontraran en búsqueda de una oportunidad y cumplir así con sus objetivos sociales.

Raül Cuén es el técnico Incorpora que les habló de las ventajas de contratar a personas con discapacidad y que les ha ofrecido soporte, asesoramiento y acompañamiento en la selección de personal. Natalia afirma que “la relación con Raül es muy cercana y accesible. Hace un seguimiento constante de las personas que contratamos, lo que garantiza que el proceso sea todo un éxito”.

Once inserciones laborales y nuevos proyectos en mente para eliminar barreras

Desde que iniciaron la colaboración en 2016, en la Fundación VILANIU han contratado a once personas con discapacidad procedentes del programa Incorpora. Tres de estos usuarios, de hecho, se incorporaron en el puesto de trabajo de ayudante de oficios, que fue creado en junio de 2021 para colectivos con dificultades.

Desde la Fundación VILANIU y desde la Fundación Ginac se sigue trabajando en conjunto para mantener la relación que han consolidado en estos años y continuar fomentando la inserción laboral de personas en riesgo de exclusión social, en especial, personas con discapacidad, que en un gran número de ocasiones se encuentran con grandes barreras a la hora de acceder al mercado laboral.

Natalia, para finalizar, no dudaría en recomendar el programa Incorpora a otras empresas, independientemente del sector al que estén enfocadas: “Pienso que todas las empresas, sean del tipo que sean, deberían incorporar y dar repuesta a las necesidades de la comunidad y de la sociedad, ofreciendo a las personas más desfavorecidas la posibilidad de retomar sus vidas laborales”.

Compartir:

linkedin