“Firmé un contrato de trabajo gracias a los Puntos de Formación Incorpora. Hoy tengo mis papeles, estoy contento con mi trabajo y mi discapacidad está reconocida”

“Firmé un contrato de trabajo gracias a los Puntos de Formación Incorpora. Hoy tengo mis papeles, estoy contento con mi trabajo y mi discapacidad está reconocida”

De izquierda a derecha, Iñaki Ibarreta, responsable de OSOAK S.A.L, y Maurice Fonkou, usuario de Incorpora Euskadi y, ahora también, trabajador de OSOAK.

“Me llamo Maurice Fonkou y soy de un pequeño pueblo de Camerún llamado Edea, aunque vivo en Vitoria Gasteiz desde 2011. Al abandonar mi país, pensé que donde iba era un pequeño paraíso, pero, desafortunadamente, llegué a España en plena crisis y, al no tener los papeles en regla, me fue imposible encontrar un empleo”. Así empieza Maurice explicándonos su historia y sus aprendizajes, pero también los obstáculos que ha encontrado en el camino a su plena inserción sociolaboral.

“A los 5 años, cuando empecé la escuela primaria, esta fue afectada por la poliomielitis infantil que me produjo una discapacidad, aunque no me impidió seguir estudiando. Así que, después de primaria, continué mis estudios en un colegio técnico donde obtuve un Certificado de Aptitud Profesional en electrónica, comparable a una FP en España”.

“Nací en una familia pobre, mi padre era panadero y mi madre ama de casa, así que por falta de medios económicos decidí dejar mis estudios para entrar en el mundo laboral. Después de varios años trabajando, decidí dejar Camerún para buscar una vida mejor en Europa, porque en mi país la discapacidad no está reconocida y no se respetan nuestros derechos. Y así es como llegué a España”.

Una nueva vida en España

“Pese a los obstáculos no desistí y empecé a hacer cursos de castellano y de informática en varias escuelas. Fue así como empecé a enamorarme del mundo de la informática”, nos cuenta Maurice.

“Tras estas formaciones previas, finalmente solicité un trabajador social y me apunté al Servicio Vasco de Empleo (Lanbide). Allí solicité un orientador sociolaboral y me asignaron a Maries de la entidad Sartu Álava, que forma parte del Grupo Incorpora Euskadi desde 2009. Maries me acompañó en la búsqueda de empleo y me apuntó a varias formaciones. Actualmente, gracias a ella, tengo tres Certificados de Profesionalidad. De hecho, fue ella quien me puso en contacto con la entidad Incorpora Sartu Álava y quien me apunto al Punto de Formación Incorpora que ha cambiado mi vida”.

OSOAK, la oportunidad de Maurice

“Un mes después de inscribirme a uno de los cursos del Punto de Formación Incorpora de Sartu Álava, me llamaron desde la entidad para hacer una prueba y una entrevista con Irati, una de sus técnicas Incorpora, para acceder al curso, y ¡superé con éxito el proceso!”, nos cuenta emocionado Maurice.

Durante las 100 horas de clase aprendí mucho. Además, Irati me enseñó cuáles son mis puntos fuertes y cómo buscar trabajo, actualizar mi CV, trabajar en equipo o comportarme en una entrevista, entre otras cosas. Tras la formación teórica, solicité hacer prácticas en la empresa OSOAK, donde ya había intentado trabajar anteriormente sin éxito.

Durante el curso me explicaron que era un Centro Especial de Empleo y que, para trabajar allí, era necesario tener un certificado de discapacidad. Sin permiso de trabajo no puedes tener el certificado de discapacidad, por lo que la cosa estaba muy difícil. A pesar de todo, Irati se puso en contacto con la empresa, me hicieron una entrevista y ¡esta vez me salió bien!

Desde el primer día que empecé las prácticas en OSOAK tuve muy buena relación con mis compañeros de trabajo, que me quieren mucho, y me involucré mucho con la empresa. Un día me llamó Irati para decirme que habían hablado con Iñaki, el responsable OSOAK, para explicarles mi situación y que tenía posibilidades de encontrar un empleo en la empresa. Dos días después me llamó Iñaki para decirme que me iban a hacer un contrato de trabajo para que pudiera solicitar el permiso de residencia y poder trabajar. Ese día, salí de su oficina muy emocionado”.

La verdad es que no era fácil, porque había muchos trámites que hacer. Aun así, la resolución fue favorable y pude solicitar el certificado de discapacidad.

Finalmente, el 24 de julio del 2019 firmé mi contrato con OSOAK y, actualmente, ya tengo mis papeles en regla.

Gracias a la Subdelegación de Inmigración de Vitoria, al Centro de Valoración de Discapacidad y a las personas que hacen los informes de Arraigo de Gobierno Vasco por facilitarme el camino. Y sobre todo a Irati, Leire y Maries, que me han acompañado y apoyado muchísimo en este proceso. Les estoy muy agradecido.

Sartu Álava: 4 años de formación y 139 inserciones laborales

La Asociación Sartu Álava, entidad del Grupo Incorpora Euskadi desde el año 2009, ha realizado 15 cursos en su Punto de Formación Incorpora, que gestiona desde 2015. Desde entonces, más de 265 personas en riesgo de exclusión social han tenido la oportunidad de formarse y mejorar su empleabilidad, 132 de las cuales han sido mujeres.

Los cursos que se realizan desde la entidad Incorpora Sartu Álava se caracterizan por la flexibilidad que ofrecen a las personas participantes. Su objetivo, de hecho, es que los recursos se adapten a las personas y no al revés.

“Coaching para el empleo con prácticas personalizadas en empresa” es como denominan desde la entidad a las acciones que, en clave de itinerario, realizan en el marco de la Formación Incorpora. Estas se componen de una formación teórica de 100 horas en competencias transversales para la búsqueda de empleo, y una experiencia de prácticas de hasta 200 horas en empresa, siempre teniendo en cuenta el perfil profesional de las personas, su objetivo profesional y las posibilidades del mercado de trabajo en Álava.

Uno de los aspectos clave de estas formaciones es la selección de las personas participantes, que deben cumplir requisitos como disponibilidad, motivación para el empleo, aptitud y actitud para el aprendizaje, voluntad para participar en todo el proceso y una situación que les permita, a corto plazo, acceder al mercado laboral.

Otra parte fundamental para que todo se desarrolle según los objetivos marcados es el trabajo de la técnica Incorpora que dinamiza y coordina el Punto de Formación. Esta está presente a lo largo todo el proceso haciendo un acompañamiento individual tanto a las personas como a las empresas colaboradoras, desde la planificación del programa hasta la evaluación del mismo, pasando por la impartición del módulo de competencias sociolaborales.

No nos podemos olvidar del papel clave que juegan las empresas colaboradoras en la formación: participan activamente valorando los perfiles de las personas candidatas para prácticas, se comprometen a acogerlas respetando lo acordado mediante el Convenio de prácticas no laborales y forman a las personas en el puesto.

El compromiso de las empresas es tal para con la persona y con la formación, que en un contexto en el que la temporalidad y la precariedad es la norma, dan oportunidades a personas que no tienen ni permiso de residencia ni trabajo, cuando previamente han realizado prácticas en su empresa haciendo que puedan, así, regularizar su situación.

“Desde Sartu Álava queremos agradecer a las empresas, su alto grado de implicación, así como a la Subdelegación del Gobierno en materia de Extranjería y al Departamento de Política Familiar y Diversidad”, añaden desde la entidad.

Compartir:

linkedin