La inserción laboral: una nueva etapa para las personas mayores de 45 años

La inserción laboral: una nueva etapa para las personas mayores de 45 años

Nieves Carro ha alcanzado la inserción laboral de la mano del programa Incorpora

En el 2017 Nieves solo podía ver incertidumbre cuando pensaba en incorporarse al mundo laboral, tras unos años como ama de casa.

En la actualidad, solo dos años más tarde, puede decir que ha sabido sobreponerse a sus dudas e inseguridades y ha alcanzado su meta: la inserción laboral. Para llegar hasta ella, durante el camino ha contado con el apoyo de los técnicos Incorpora de Cruz Roja, quienes la han acompañado y guiado en todo momento.

Hoy nos explica su historia de superación.

Impulsando la empleabilidad a través de la formación

Cuando Nieves quiso volver a incorporarse al mundo laboral, tras estar nueve años en situación de desempleo, sus expectativas de futuro no eran las más positivas. Durante todo ese tiempo esta castellanoleonesa se había dedicado al cuidado de su familia y sentía que ese parón en su currículum y su edad serían dos factores que le cerrarían algunas puertas en su búsqueda de empleo.

Fue gracias al consejo de una amiga que Nieves decidió acudir a Cruz Roja, entidad colaboradora del Grupo Incorpora Castilla y León, con la intención de encontrar un trabajo. “No me apetecía ir, pensaba que allí se ayudaba solo a otro tipo de personas; además, no tenía ganas de hacer nada, me sentía anulada, un cero a la izquierda”, recuerda sobre los comienzos de su proceso de integración laboral.

Tras estudiar la situación de Nieves y teniendo en cuenta sus competencias y necesidades, los técnicos Incorpora de Cruz Roja diseñaron un plan de integración laboral adaptado a ella. El primer paso que la castellanoleonesa dio para impulsar su empleabilidad fue formarse a través de los diferentes cursos y talleres impartidos desde los Puntos de Formación Incorpora. La usuaria recuerda cómo estas acciones formativas le ayudaron a subir su autoestima y le motivaron para sacar adelante su itinerario de inserción laboral: “Vi la posibilidad de hacer estos cursos como una forma de enfrentarme a las cosas (…)”, nos cuenta.

Alcanzando la inserción laboral de la mano de Incorpora

La primera de estas formaciones consistió en un curso de cocina y, tras éste, Nieves realizó el Curso de Limpieza y Mantenimiento de Edificios y Colectividades. También participó en diferentes talleres de empoderamiento y mejora de la empleabilidad organizados por el programa, los cuales reconoce que supusieron el empujón definitivo para dar a su vida el giro que necesitaba. “Me di cuenta de que hay más personas que han pasado por lo mismo y que han podido rehacer su vida. Aprendí a valorarme, a quererme; tengo otra mentalidad, otra fuerza. Fui consciente de que, si yo no hacía algo por mí, por mis hijos, por mi familia… nadie lo iba a hacer en mi lugar”.

Como se dice, todo esfuerzo tiene su recompensa y, en este caso, Nieves ha podido comprobarlo: actualmente trabaja en una tienda a jornada completa y con contrato indefinido. Sin duda, el apoyo de los técnicos Incorpora ha sido clave durante todo el proceso de inserción, pero, como Nieves reconoce, recuperar las ganas y el empeño han sido lo que la ha llevado hasta donde se encuentra ahora.

“Gracias a la ayuda recibida he podido lograr muchas cosas: Cruz Roja me empujó a ello, pero sé que he sido yo quien lo ha conseguido”, afirma la usuaria. Y añade: “No me sentía capaz de hablar delante de nadie, y ahora trabajo de cara al público y soy capaz de hablar con cualquiera”.

Grandes logros para la integración laboral de los mayores de 45 años

Nieves es un claro ejemplo de cómo el empleo es fundamental para mejorar la calidad de vida de las personas en riesgo de exclusión social, especialmente en casos de personas mayores de 45, quienes en muchas ocasiones deben luchar contra el estigma que existe sobre ellos en relación con el empleo. “Entré por la puerta sintiéndome un 0 y ahora tengo un 11. Todos los días me digo a mí misma: yo sí puedo”, afirma la castellanoleonesa.

Por este motivo, el programa Incorpora ofrece las herramientas y servicio necesarios para que las personas con dificultades para acceder al trabajo logren alcanzar la inserción laboral, como asesoramiento en materia de empleo o una amplia oferta formativa diseñada en función de la demanda empresarial.

Solo durante el año pasado, el programa Incorpora logró impulsar 5.365 inserciones de personas mayores de 45 años en todo el país.

Compartir:

linkedin