“Con el apoyo del programa Incorpora he alcanzado la inserción laboral con más de 60 años”

“Con el apoyo del programa Incorpora he alcanzado la inserción laboral con más de 60 años”

Robert Hostench y Noelia Martín, técnica de inserción que le ha acompañado en su proceso de inserción laboral

Cuando Robert Hostench se quedó en el paro con 61 años supo que alcanzar la inserción laboral no sería sencillo. Hoy, un año más tarde y tras haberse enfrentado a las adversidades que ha encontrado en el camino, Robert puede decir que ha logrado su objetivo gracias a su empeño y constancia, y al apoyo del programa Incorpora.

Hablamos con él para que nos explique cómo ha cambiado su vida este nuevo empleo y los pasos que ha seguido hasta llegar a él.

La situación laboral de las personas mayores de 45 años

En muchas ocasiones, la inserción laboral para personas en riesgo de exclusión social se presenta como un proceso que implica multitud de dificultades para quienes lo afrontan. En el caso de las personas mayores de 45 años, estas dificultades muchas veces se agravan debido al estigma que pesa sobre ellas en relación al empleo.

Esto es algo que Robert Hostench sabe bien, pues él mismo lo vivió en primera persona hace poco menos de un año cuando se encontró en situación de desempleo. A pesar de sus ganas y su motivación por encontrar un trabajo, a Robert le resultaba imposible, pues en muchos casos ni siquiera le daban la oportunidad de hacer una entrevista de trabajo debido a su edad.

“Soy una persona positiva por naturaleza, pero tengo que reconocer que verme sin empleo con 61 años fue un palo muy duro. (…) Cuando ves que te descartan sistemáticamente de todas las ofertas, la sensación es muy desagradable, pero siempre he pensado que la actitud va por encima de la edad y de la discapacidad y que tarde o temprano llegaría una oferta para mí”, nos comenta Robert.

Ante esta situación, pensó en buscar diferentes vías para encontrar empleo y, de esta forma, acabó apuntándose a la bolsa de empleo del Grupo Mifas, entidad colaboradora del programa Incorpora que trabaja por mejorar las vidas de las personas con discapacidad física, del que Robert ya era miembro desde hacía tiempo.

“En ocasiones no llegaba a hacer entrevistas de trabajo y creo que era por mi edad”

Para facilitar sus posibilidades de contratación, el Grupo Mifas le sugirió a Robert la posibilidad de formar parte del programa Incorpora, la iniciativa de inserción sociolaboral de la Obra Social ”la Caixa”. Al ver los diferentes servicios que ofrecían en el programa y que uno de los colectivos vulnerables con los que trabajaba eran las personas mayores de 45 años, Robert no dudó en inscribirse como usuario Incorpora.

Al contrario que le había sucedido en los meses anteriores, al poco tiempo de contactar con el programa Incorpora se presentó la oportunidad laboral que estaba esperando: los técnicos de inserción del Grupo Incorpora Girona le pasaron a Robert una oferta laboral en Correos.

Los responsables de la empresa vieron que era el candidato ideal para cubrir la vacante y, desde entonces, Robert forma parte de su equipo humano.

“Cuando me propusieron esta oferta, pensé que mi currículo no llamaría la atención de los seleccionadores. Pero sorprendentemente esto no pasó. Tengo que decir que nunca he dudado de mi potencial y de que podía ofrecer muchas cosas a una empresa, pero por edad me descartaban antes de poder conocerme y este había sido siempre mi gran hándicap. Cuando me llamaron para decirme que era la persona seleccionada no me lo podía creer”, recuerda emocionado Robert.

El programa Incorpora, al lado de los más vulnerables

Con este empleo no solo ha logrado volver a trabajar, sino que además lo está haciendo en un puesto en el que se encuentra muy a gusto.

“He conseguido un trabajo que me encanta, en una buena empresa y en un entorno en el que me siento muy cómodo. ¡Me ha tocado la lotería!”, nos confiesa cuando le preguntamos sobre su trabajo.

Robert se encarga de realizar tareas de atención al cliente, como venta de productos o envíos de paquetes. Este puesto le permite compaginar su empleo con los diversos cursos que realiza. “El horario me permite seguir formándome y haciendo actividades de ocio por las tardes. De hecho, ya he recibido tres formaciones internas. Me apasiona aprender cosas nuevas y si me pueden servir para aportar valor a la empresa, me parece una opción genial”, nos cuenta.

Durante el 2018, de la mano del programa Incorpora y de las 430 empresas colaboradoras que, firmes con su compromiso social, decidieron participar en esta iniciativa de integración laboral, se impulsaron 192 inserciones laborales de personas mayores de 45 años en Girona.

Compartir:

linkedin