“Sin el programa Incorpora no hubiera tenido esta oportunidad de enlazar mi vida académica y mi vida laboral”

“Sin el programa Incorpora no hubiera tenido esta oportunidad de enlazar mi vida académica y mi vida laboral”

Luis en las instalaciones de Huerta de Peralta, empresa donde trabaja hace más de dos años.

Luis acababa de terminar sus estudios cuando se planteó buscar algún servicio de asesoramiento para iniciar la búsqueda de su primer empleo. Había finalizado un Grado de Innovación de Procesos y Productos Alimentarios y sabía que su formación tenía salidas laborales, pero su inexperiencia, juventud y el estigma que existe en torno a las personas con discapacidad eran trabas que debía superar para lograr su primer puesto de trabajo.

Gracias a la recomendación de un conocido, el joven se puso en contacto con COCEMFE, entidad del Grupo Incorpora Navarra, para recibir apoyo en su camino hacia la empleabilidad. Fue así como desde la entidad social se le propusieron diferentes técnicas para la búsqueda de empleo, la posibilidad de formarse para complementar sus estudios y el fortalecimiento de algunas habilidades clave para superar con éxito las entrevistas de trabajo como la comunicación, la autoestima o el potenciamiento de sus aptitudes más destacables. “He recibido todo tipo de información y en todo momento se me ha informado de en qué iba a consistir el proceso de búsqueda de empleo”, comenta Luis.

El primer éxito laboral de Luis

“La preparación para entrar en el mundo laboral ha sido clave. Sin el programa Incorpora no hubiera tenido esta oportunidad de enlazar mi vida académica y mi vida laboral”, empieza comentando agradecido Luis.

Solo dos meses después de empezar a colaborar con COCEMFE, Luis encontró un puesto de trabajo acorde a su titulación en Peralta, localidad cercana a su lugar de residencia. Aunque primeramente se le realizó un contrato de un año, enseguida se valoró su compromiso y buen hacer y se le ofreció un contrato indefinido que dio a Luis la estabilidad laboral que estaba buscando. Hoy, lleva más de dos años trabajando en el laboratorio de Huerta de Peralta, una empresa de producción de verduras y hortalizas muy popular en la zona.

En la actualidad, el joven confiesa encontrarse muy satisfecho con su situación: “Soy de los pocos afortunados que tiene un trabajo acorde con su formación que, en realidad, es lo que me gusta”, comenta sonriente.

Un itinerario personalizado

El paso de Luis por el programa Incorpora Navarra le ha aportado estabilidad y autonomía y ha supuesto el primer eslabón en su vida laboral. Para llegar a este punto, los profesionales Incorpora de COCEMFE estudiaron su caso, el mercado laboral de las empresas del sector para el que se formó, y sus habilidades y puntos fuertes, así como sus carencias o debilidades. Por eso, se diseñó un itinerario personalizado en el que se tuvieron en cuenta sus necesidades, pero también las demandas de personal del sector alimentario en la zona.

Luis valora así todo el proceso: “Gracias al programa Incorpora, he podido conocer el mundo laboral de primera mano, ver sus cosas buenas y también alguna parte más durilla. Sin embargo, me quedo con lo bueno que ha sido, especialmente, conocer gente nueva y gente implicada con su trabajo” y añade: “La relación con los técnicos ha sido muy buena. Estoy muy agradecido por el trato tan bueno que he recibido”.

Durante el 2019, las entidades del Grupo Incorpora Navarra facilitaron 129 inserciones laborales de personas con discapacidad, favoreciendo así su integración en la sociedad y potenciando la sensibilización de las empresas respecto a este colectivo.

Compartir:

linkedin