15 personas consiguen la inserción laboral en época de COVID-19 con el acompañamiento de la Fundación Novaterra en su sede de Alcoy

15 personas consiguen la inserción laboral en época de COVID-19 con el acompañamiento de la Fundación Novaterra en su sede de Alcoy

La sede de Fundación Novaterra situada en Alcoy

La Fundación Novaterra, entidad del Grupo Incorpora Com. Valenciana, ha facilitado, desde que se decretara el estado de alarma, la inserción laboral de 15 personas en riesgo de exclusión social, 13 de ellas, usuarios del programa Incorpora. “En plena crisis sanitaria provocada por la COVID-19 también llegan noticias de esperanza y de empleos afrontados con gran valentía”, explica satisfecha Gema, técnica de inserción laboral de la entidad.

Las personas que han logrado la inserción laboral en época de COVID-19 lo han hecho en sectores que se consideran servicios esenciales. “En estas circunstancias son considerados empleos de alto valor”, reflexiona Gema. Pese al alto nivel de exposición y de riesgo que supone trabajar en sectores como el sanitario o los supermercados, los usuarios de la entidad —algunos del programa de inserción laboral de ”la Caixa”, y otros derivados desde otras iniciativas con las que colabora Fundación Novaterra— se han mostrado muy motivados ante estas oportunidades laborales. “El riesgo no ha frenado a estos héroes y heroínas a aceptar los puestos de trabajo”, puntualizan desde Fundación Novaterra.

“Estos días estamos teniendo multitud de ofertas laborales en sectores como auxiliar de servicios, limpieza, supermercados, vigilancia, lavandería, operario de fábrica… y también se están abriendo bolsas de trabajo para la agricultura por toda España...”, resalta la responsable de la intermediación laboral de Novaterra Alcoy.

Empleos por y para las personas

Desde la entidad nos explican la historia de tres de los usuarios Incorpora que han logrado la inserción laboral pese al estancamiento del mercado laboral por la crisis de la COVID-19. Amina es una de estas personas que, con esfuerzo y mucha determinación, ha logrado un nuevo empleo en una lavandería, un establecimiento altamente necesario durante estas semanas para higienizar la ropa de cama de centros sanitarios y residencias de personas dependientes. “Aunque todos lo estamos pasando mal en estos momentos, tenemos que luchar y ayudarnos entre nosotros. Así es cómo lo podremos superar y mejorar la situación”, nos cuenta Amina.

Le sigue el caso de Teresa, “otra de nuestras heroínas”, comenta Gema orgullosa. Ella aceptó un empleo de limpieza en una residencia de personas mayores, y así lo valora: “Estoy muy contenta de estar aquí y poder ayudar”, nos cuenta Teresa con una sonrisa oculta tras la mascarilla.

“Además, la desinfección y limpieza de las calles se ha convertido en otro de los imprescindibles de estos días para borrar todo resquicio del virus y evitar su propagación en nuestros núcleos urbanos”, continúa explicando la técnica de Fundación Novaterra. Precisamente es en este sector donde se ha producido la inserción laboral de Jordi: “Para mí este trabajo ha significado una oportunidad para reinsertarme en el mundo laboral y, además, me ha permitido ser un poco más autosuficiente y, a la vez, proporcionarme más libertad”.

Las empresas contratantes, por su parte, además de potenciar sus políticas de responsabilidad social corporativa, han logrado trabajadores preparados, y altamente motivados, para cubrir la emergencia de perfiles durante estas semanas de alta demanda de personal en algunos servicios.

El programa Incorpora, presente en tiempos de crisis

“Por difícil que esté la situación, sigue habiendo oportunidades de empleo. Por eso, desde Novaterra seguimos de manera online preparando a las personas candidatas para estas ofertas y las que vendrán en el futuro”, puntualiza Gema.

La técnica Incorpora destaca que quieren hacer frente a esta crisis como lo han hecho sus usuarios, es decir, con valentía y entusiasmo: “Seguiremos al lado de estas personas para hacer frente a esta crisis, pero también a lo que venga después”, y añade: “Estamos acostumbrados a trabajar en tiempos de crisis y con las personas que más lo necesitan. Ellas son, más que vulnerables, las más vulneradas por el sistema”.

Durante la crisis derivada de la COVID-19, el programa Incorpora ha facilitado 1.627 contrataciones para empleos de primera necesidad, 118 de las cuales se han facilitado en la Com. Valenciana a través de 61 empresas socialmente responsables.

Compartir:

linkedin