El Grupo Incorpora Girona impulsa la empleabilidad de personas en riesgo de exclusión social con una formación profesional de auxiliar de viña en la DO Empordà

El Grupo Incorpora Girona impulsa la empleabilidad de personas en riesgo de exclusión social con una formación profesional de auxiliar de viña en la DO Empordà

Algunos de los alumnos del Curso de Auxiliar de Viña organizado por la Fundación OSCOBE y el Consejo Regulador de la DO Empordà en el Punto de Formación Incorpora de Girona.

Promover la contratación de personas en riesgo de exclusión social, mejorar su empleabilidad y aumentar las tasas de ocupación en el Alt Empordà: estos son los objetivos que persigue el Curso de Auxiliar de Viña impulsado por la Fundación OSCOBE y el Consejo Regulador de la DO Empordà en el marco del programa Incorpora de la Fundación ”la Caixa”. Sin duda, un reflejo del compromiso y la responsabilidad social constante del Grupo Incorpora Girona por impulsar el empleo en el territorio catalán.

Gracias a esta iniciativa para la formación y la orientación laboral, en la actualidad 15 personas en situación de desempleo están ampliando sus conocimientos técnicos y prácticos en un sector tan importante y que tantos puestos de trabajo crea en el Alt Empordà como es el de la producción vitivinícola.

Competencias transversales, formación teórica y prácticas no laborales: las bases del Curso de Auxiliar de Viña

Con el objetivo de que el alumnado adquiera los máximos conocimientos durante la formación y esté preparado para enfrentarse al mercado laboral, el curso se ha estructurado en tres fases, todas ellas complementarias entre sí y muy útiles tanto para sus trayectorias profesionales como personales.

Durante la primera parte de la formación profesional, que se ha llevado a cabo en el Centro Cívico de Mollet de Perelada, se han trabajado las competencias transversales y digitales del alumnado, claves para adaptarse a diferentes entornos laborales y potenciar así su empleabilidad.

El segundo bloque, de 75 horas de duración, se ha centrado en la formación técnica. Eduard Muixach, ingeniero agrónomo de la empresa Agroassessors, ha sido el encargado de dotar al alumnado de los conocimientos teóricos sobre el empleo en el sector vitivinícola.

Y, por último, el curso se ha clausurado con 100 horas de prácticas no laborales en diferentes empresas socialmente responsables del sector de la comarca catalana adheridas al programa Incorpora. A través de las prácticas no laborales en empresa, no solo los alumnos tienen la oportunidad de poner a prueba todo lo aprendido, sino que las empresas potencian su responsabilidad social corporativa, a la vez que forman a potenciales futuros candidatos.  

Cabe destacar que, durante todo el curso, tanto el alumnado como las empresas cuentan con el apoyo de un técnico del Punto de Formación Incorpora, pues el acompañamiento, la comunicación y la coordinación son claves en la filosofía del programa.

Los Puntos de Formación Incorpora como nexo entre el tejido social y empresarial

El objetivo principal de esta formación ha sido promover la contratación de personas en riesgo de exclusión social en bodegas del Alt Empordà. De esta manera, el alumnado desempleado ha tenido la oportunidad de formarse en uno de los sectores con mayor demanda de empleo de la comarca y, a su vez, las empresas vinícolas han aumentado sus posibilidades de acoger a personas con interés por crecer profesionalmente en este ámbito y de formar a futuros empleados de sus compañías.

Este Curso de Auxiliar de Viña se suma a la amplia lista de itinerarios formativos y de orientación e inserción laboral organizados por OSCOBE, entidad especializada en diseñar itinerarios de inserción laboral personalizados para personas en riesgo de exclusión social.

Como entidad Incorpora, además, la fundación ha tenido un papel clave para las empresas vitivinícolas del Alt Empordà socialmente responsables que deseaban contar con personas formadas y con interés por sus actividades, ya que ha organizado diferentes formaciones y prácticas en empresa que, en numerosas ocasiones, han terminado en contratación.

La experiencia de Incorpora como impulsora de formaciones ha demostrado ser muy eficaz tanto para las empresas del territorio como para personas desempleadas o en situación de vulnerabilidad. De hecho, durante el 2020, el Grupo Incorpora Girona impulsó la inserción laboral de 953 personas desempleadas con la colaboración de 369 empresas, gracias al acompañamiento y la formación que recibieron por parte de la entidad y de sus técnicos.

Compartir:

linkedin