Adaptación en tiempos de confinamiento: los alumnos del curso de comercio empiezan la formación en empresas y la finalizan en la distancia

Adaptación en tiempos de confinamiento: los alumnos del curso de comercio empiezan la formación en empresas y la finalizan en la distancia

Dieciséis alumnos del curso de Atención al Cliente y Comercio estaban formándose en Flying Tiger Copenhagen y Sprinter cuando se decretó el estado de alarma. Ahora, y tras unos meses en los que han continuado la formación online, finalizan el curso y vislumbran el siguiente paso en el camino: su ansiada inserción laboral.

Los cursos de los Puntos de Formación Incorpora se basan en las necesidades de las empresas para diseñar un temario y un aprendizaje acorde a la realidad del mercado laboral y poder aumentar, así, las probabilidades de inserción de todos los participantes. Por eso, los alumnos del curso de Atención al Cliente y Comercio estaban desarrollando formaciones en las empresas Flying Tiger Copenhagen y Sprinter, una forma cercana, fácil y totalmente práctica de conocer el día a día de su futuro puesto de trabajo, pero también de darse a conocer entre empresas del sector de cara a futuros procesos de selección.

Tanto Flying Tiger Copenhagen como Sprinter son empresas que ya han colaborado con anterioridad con el programa Incorpora de diferentes maneras, entre ellas, participando desde 2016 en diferentes cursos del Punto de Formación Incorpora gestionado por Fundación Rondilla.

Formación en un entorno real de trabajo antes del confinamiento

La formación de los alumnos en las empresas se desarrolló en los establecimientos que ambas compañías tienen en Valladolid. Primeramente, se realizó una presentación por parte del personal que les iba a impartir la acción formativa para que los alumnos los conocieran antes de entrar en materia. Posteriormente, fueron los participantes del curso los que se presentaron y explicaron sus motivaciones y metas laborales para establecer, de este modo, un primer contacto con las posibles empresas contratantes.

Seguidamente, el responsable de tienda mostró a los alumnos las diferentes áreas y departamentos del establecimiento, para después hacer una explicación general de cómo se desarrolla el trabajo de atención al cliente y de reposición en el establecimiento y el almacén del mismo. Además, se dieron a conocer a los alumnos los valores de cada empresa, así como las competencias que más se tienen en cuenta a la hora de trabajar en ellas.

Por último, se pasó al trabajo práctico y cada empresa propuso a los alumnos una dinámica a realizar. En el caso de Sprinter, los alumnos acompañaron a un trabajador durante unas horas de trabajo, donde presenciaron en primera persona cómo desarrollaba sus tareas de reposición y atención al cliente. “Todos los alumnos mostraron bastante interés por integrarse y aprender. Por nuestra parte, vamos a estar ahí para lo que necesiten”, explica Jennifer, una de las representantes de Sprinter Valladolid. Asimismo, los alumnos que realizaron la formación en Flying Tiger Copenhagen realizaron una dinámica grupal a través de la que conocieron las principales competencias y aptitudes que más valora la empresa danesa en sus procesos de selección de personal.

Este tipo de colaboraciones son muy habituales en los cursos de los Puntos de Formación Incorpora, no solo porque aumentan las probabilidades de posterior inserción laboral de sus participantes, sino porque también suponen un valor añadido para las empresas participantes. Las compañías, además de conseguir personal altamente motivado y formado acorde con los perfiles que necesitan, fortalecen sus políticas de responsabilidad empresarial a través de acciones socialmente responsables como la inserción de personas en riesgo de exclusión social.

Una formación muy cerca pese a estar muy lejos

Tras esta primera fase de formación en empresa, los alumnos vieron detenidas las clases presenciales por el confinamiento decretado durante el estado de alarma. Durante esos meses, los profesionales de la Fundación Rondilla han hecho el seguimiento de la formación de manera online para que el camino hacia la inserción laboral de los alumnos no se detuviera pese a la crisis.

Así, a lo largo de la formación online, los alumnos han potenciado sus competencias transversales y técnicas a través de la plataforma Emplea + de Accenture, una herramienta que ya se había empezado a utilizar en las clases presenciales a principios de marzo.

Pese a que la mayoría de los alumnos han podido seguir la formación online sin problemas, algunos han tenido que realizar el seguimiento por correo electrónico, llamadas telefónicas o WhatsApp, ya que no contaban con las competencias digitales o carecían de los recursos digitales necesarios. Con estos alumnos y alumnas en particular, la mayoría del apoyo se ha hecho a través del móvil, “es una herramienta mucho más habitual para ellos”, concretan representantes de Fundación Rondilla.

Este bloque de la formación que se ha impartido en la distancia ha servido para completar los aprendizajes adquiridos previamente y preparar a los alumnos para que estén lo más capacitados posible cuando llegue el momento de lanzarse al mundo laboral.

Rompiendo la brecha digital gracias a la formación online

Esta formación online, junto con el resto de los cursos Incorpora que han seguido su desarrollo de forma telemática, ha sido un valor añadido para los participantes a través del potenciamiento de sus competencias digitales. Así lo explican desde Fundación Rondilla: “Este aprendizaje ha supuesto para muchos un aprendizaje a marchas forzadas, poniéndose al día en competencias digitales, por lo que damos nuestra más sincera enhorabuena a los alumnos por su implicación y esfuerzo extra”. Sin embargo, no solo ha sido un aprendizaje añadido para los alumnos, sino que los profesionales Incorpora también han aprovechado la situación para reforzar su vertiente digital y valorar posibles herramientas para utilizar en futuras formaciones online.

Los alumnos, por su parte, también han agradecido este aprendizaje extra que ha supuesto formarse en la distancia y con herramientas a las que muchos no están acostumbrados, pero que pueden suponer un rasgo diferencial en su currículum a partir de ahora. Así, Amaloa, una de las alumnas del curso, comenta: “El confinamiento y la formación online han influido en mí y, por eso, durante este tiempo, me he centrado en estar estudiando en el ordenador y he intentado interiorizar los aprendizajes del curso”.

Compartir:

linkedin