Actualidad

Conoce las últimas noticias de Incorpora en tu territorio y la información más relevante de cada comunidad.

Issa Madou Samake: una historia de inserción sociolaboral con Incorpora

Issa Madou Samake: una historia de inserción sociolaboral con Incorpora

Issa Madou Samake ha conseguido sus objetivos con el programa Incorpora: formación y un empleo estable en su nuevo hogar, Cartagena.

Issa Madou Samake llegó a España hace ya más de diez años y, de la mano del programa Incorpora y la Fundación Cepaim, ha logrado alcanzar el objetivo con el que soñaba desde que estaba en su Malí natal: ampliar su formación académica y obtener un buen trabajo.

A día de hoy, puede decir que ha conseguido ambas metas y que, además, está ayudando a personas en riesgo de exclusión que encuentran barreras en su camino hacia la integración laboral. Esta es su historia, una historia de superación, esfuerzo y éxito.

Superando la exclusión social gracias a la formación y el empleo

Desde muy pequeño, Issa Madou Samake destacó entre los otros niños por sus habilidades para el estudio y, sobre todo, por sus ganas de aprender. Esa motivación fue la que en 2007 le hizo tomar la decisión de dejar Malí en busca de nuevas oportunidades y un futuro mejor en España.

Con ese objetivo, en 2007, un joven Issa puso rumbo a un país desconocido al que, debido a su difícil situación, y al igual que muchas otras personas migrantes, llegó en patera.

Aunque, en un primer momento, Issa llegó a las Islas Canarias, las malas experiencias laborales (siempre trabajos precarios y poco reconocidos) le llevaron a buscar suerte en otros destinos. Tras pasar por diferentes ciudades, como Madrid o Zaragoza, y encontrarse con situaciones similares, decidió establecerse en Cartagena.

Fue en la ciudad murciana donde, a través de un contacto, conoció la Fundación Cepaim, entidad colaboradora del programa Incorpora, mientras trabajaba de manera irregular en trabajos del campo y de la construcción. Debido a su situación, desde la entidad solo pudieron ayudarle a mejorar su empleabilidad con acciones formativas, como clases de español, o acudiendo como oyente a talleres de búsqueda activa de trabajo.

A pesar de los momentos difíciles que Issa experimentó desde su llegada a España, nunca perdió de vista su objetivo de seguir formándose y aprendiendo.

La oportunidad de cambiar su situación llegó de la mano de un precontrato que le permitió regularizar su situación, solicitando la autorización de arraigo social, el permiso de trabajo y la documentación para poder residir en España con todas las garantías.

Al poco tiempo, Issa pasó a formar parte del programa Incorpora, el cual conoció gracias a la Fundación Cepaim, comenzando así una nueva etapa en su vida, como usuario de este programa de integración sociolaboral.

Sin duda, su participación en Incorpora es una oportunidad que el maliense no ha desaprovechado en absoluto. Desde el primer momento, Issa ha demostrado su valía y sus ganas de trabajar en los diversos trabajos que ha encontrado a través de los servicios de inserción laboral de esta iniciativa de la Fundación Bancaria ”la Caixa”. Por ello, no es de extrañar que, durante uno de los cursos gestionados por el Punto de Formación Incorpora, Issa fuese el candidato elegido para seguir formándose y trabajar durante un tiempo en Kiabi, empresa colaboradora del programa.

A pesar de haber encontrado esos empleos, durante todo este tiempo tampoco ha dejado de lado la formación, logrando obtener un título en Educación Superior Obligatoria en la escuela de adultos en 2014.

Un reto logrado: ayudar a personas en riesgo de exclusión en su proceso de inserción laboral

Esta disposición y afán de superarse no es algo que desde la Fundación Cepaim hayan pasado por alto durante todos estos años en los que han podido acompañarle en su evolución profesional y personal. Por este motivo, en 2017 la entidad decidió darle la oportunidad de formar parte del equipo Cepaim, ejerciendo como técnico de acogida humanitaria.

Issa ha logrado desarrollarse en este puesto y, a día de hoy, es un parte activa de la Fundación. Entre sus responsabilidades está la orientación laboral a los usuarios pertenecientes a colectivos en riesgo de exclusión social, apoyándose en su propia experiencia, y ayudarles, como otros hicieron en su día con él, a crecer y sobreponerse a la adversidad.

En la actualidad, este joven maliense puede decir que todos los pasos tomados lo han convertido en lo que es hoy: un trabajador cualificado que cada día sigue superándose profesionalmente.

Compartir:

linkedin