Laura Muñoz y su historia de integración laboral con el programa Incorpora

Laura Muñoz y su historia de integración laboral con el programa Incorpora

Laura Muñoz, usuaria del programa Incorpora.

Laura Muñoz siempre se había dedicado al cuidado de su hija de manera exclusiva hasta que, el pasado mes de febrero, su vida dio un giro de 180º y decidió comenzar a buscar empleo. Fue entonces cuando, aconsejada por su trabajadora social, solicitó ayuda al programa Incorpora en la entidad Foremcyl para que le apoyase durante el proceso de búsqueda.

El proyecto solidario, impulsado por la Fundación ”la Caixa” desde el año 2006 , tiene como reto mejorar la integración sociolaboral de personas en situación o en riesgo de exclusión social mediante el Método Incorpora, generando oportunidades de ocupación en la empresa ordinaria con apoyo y acompañamiento por parte del personal técnico del programa.

Formación y orientación profesional, claves en la inserción laboral

El programa Incorpora resultó ideal para apoyar a Laura. Hasta ese momento, en su currículo tan solo constaba formación en la ESO y dos meses de experiencia profesional; por lo que había llegado la hora de recibir una buena formación y orientación laboral que le permitiera mejorar su empleabilidad, facilitar su inserción laboral y, al mismo tiempo, poder conciliar su vida personal y laboral.

Noemí Montoya, técnica Incorpora, tras una primera entrevista de detección de necesidades, le propuso a Laura participar en el Punto de Formación Incorpora con el curso de Atención al Cliente/Dependiente/a y ella no lo dudó ni un minuto: siempre ha disfrutado con la atención al cliente y el contacto con la gente.

La formación ofrecida en los Puntos de Formación Incorpora se basa en tres pilares: la mejora de las competencias transversales, que se trabajan a lo largo de varias sesiones específicas; las competencias técnicas, que se adquieren mediante la teoría y la práctica en el aula y en la empresa referente de una especialidad; y la realización de prácticas en la empresa ordinaria, que acerca a los participantes a la realidad actual de las empresas simulando el aprendizaje en el puesto de trabajo.

Gracias a su participación en este programa de formación, Laura logró desarrollar sus habilidades personales, sociales, laborales y digitales. Por un lado, con Amelia Abad, técnica de las competencias transversales y digitales, consiguió la motivación y las herramientas necesarias para ser más autónoma en la búsqueda de empleo. Y, por otro lado, con su participación en las prácticas no laborales en Supermercados la Familia, consiguió un empleo.

El programa Incorpora cambió la vida de Laura

El mismo día que finalizaba el período de prácticas, la empresa le ofreció a Laura un contrato laboral de 30 horas como cajera. Este contrato, transcurrido un breve tiempo, pasó a ser de 40 horas semanales, lo que supuso la exitosa inserción laboral de Laura.

“Me siento enormemente agradecida por el trato personal que sigo recibiendo a fecha de hoy por parte de las dos técnicas del programa Incorpora”, señala Laura. “Mi experiencia ha sido obviamente muy positiva y enriquecedora”, añade.

Desde el Grupo Incorpora Castilla y León contabilizan 1232 inserciones laborales en los primeros seis meses de este año, gracias al compromiso social de 498 empresas del territorio que han apostado por incorporar en sus plantillas a personas provenientes de colectivos vulnerables, como ha sido el caso de Laura.

En este sentido, ella no duda en recomendar la iniciativa a más personas que se encuentren en una situación similar a la suya. “Gracias a mi participación en el programa, no solo he conseguido un empleo, sino que, además, he ganado en seguridad y profesionalidad”, asegura Laura, que espera seguir sumando muchos más éxitos profesionales.

Compartir:

linkedin