La entrevista de trabajo en la época del COVID-19

La entrevista de trabajo en la época del COVID-19

Raquel Gómez Ortega, técnica de inserción laboral del Grupo Mifas, en las instalaciones de la entidad Incorpora.

Adaptarse al entorno laboral y empresarial, el primer paso para capear la crisis

La crisis provocada por la pandemia del COVID-19 ha impactado de forma directa en las trayectorias laborales, profesionales y personales de muchas personas, promoviendo la reformulación de cada una de estas áreas. Se ha evidenciado la importancia de la capacidad de adaptación y flexibilidad al cambio —de la que se enorgullece el programa Incorpora—, al mismo tiempo que se han tenido que poner en práctica las habilidades tecnológicas porque se ha comprobado que sin la adaptación al entorno digital, nos encontramos limitados en muchos aspectos.

En este sentido, el teletrabajo ha sido la opción ineludible para las empresas, que han recibido el impacto de la crisis de forma desigual según el sector económico al que pertenecen. Del mismo modo, el mercado laboral ha sufrido una serie de cambios que, en consecuencia, han fomentado la instauración de la incertidumbre en los diferentes ámbitos de la vida de las personas. Desde el Grupo Mifas, entidad del Grupo Incorpora Girona, nos hemos dado cuenta de que las empresas han tenido que buscar alternativas válidas para poder incorporar personal nuevo, y las personas que se encontraban en búsqueda de trabajo han tenido de adaptarse a estas estrategias para poder ser incluidas en sus procesos de selección. Es en esta unión de necesidades y adaptación de procesos, donde los técnicos Incorpora hemos trabajado con más fuerza para tratar de agilizar la relación entre empresas que buscan personal y personas que necesitan un empleo en una época tan llena de incertidumbre.

Las diferentes opciones de entrevista de trabajo en la nueva normalidad

Uno de los grandes ejemplos, con respecto a estas alternativas, ha sido la sustitución de la entrevista de trabajo convencional, la que se realiza de forma presencial, por el auge de las entrevistas telemáticas (a través del ordenador o de dispositivos móviles) y/o telefónicas. Las entrevistas de trabajo a distancia son ahora la primera opción de las empresas a la hora de incorporar personal a sus plantillas, ya que es la opción perfecta para continuar con la búsqueda de candidatos/as, mientras se garantiza la seguridad de ambas partes.

Es verdad que hay una serie de diferencias entre las entrevistas telemáticas y las telefónicas, y de ahí la importancia de matizarlas desde nuestra experiencia como expertos de la inserción con el objetivo de garantizar su éxito.

La entrevista por videollamada: cuando la distancia nos mantiene cerca

Esta tipología de entrevista se caracteriza por la comunicación desde la distancia que mantienen la persona que entrevista y la persona entrevistada. Este rasgo toma importancia, en cierto modo, porque la persona entrevistada se mantiene en su zona de confort, lo que garantiza un mayor control de la situación y del nerviosismo en un ambiente más distendido y relajante para él o ella.

Raquel durante una entrevista por videollamada.

Estas entrevistas por videollamada consiguen una evaluación similar a las entrevistas presenciales, pero con la diferencia de la ausencia de presencia física. El factor distancia hace que la entrevista por videollamada sea práctica y reduzca costes para ambas partes, pero hay una parte esencial que se pierde. Por este motivo, si las circunstancias acompañan, la entrevista final suele ser presencial.

Para poder asegurar un resultado óptimo, hay que tener en cuenta que se garanticen las siguientes condiciones:

  • Un espacio tranquilo en el que nadie pueda interrumpir durante la videollamada. En caso de convivir con más personas, sería recomendable avisar con antelación para evitar interferencias durante su desarrollo. Hay que buscar un espacio que disponga de mesa y silla, que nos ayude a mantener la postura corporal, evitando así zonas como el sofá o la cama.
  • Móvil u ordenador con la aplicación correspondiente instalada. Para llevar a cabo este tipo de entrevistas, los dispositivos móviles necesitarán tener instalada una aplicación específica. Las que más se utilizan, entre otras cosas por su carácter gratuito, han sido: Hangouts, Skype, Microsoft Teams, Zoom y Google Meet.
  • Una conexión a internet fiable. Siempre que se pueda, se deberá intentar garantizar una buena conexión para evitar interferencias o conexiones lentas durante la entrevista.
  • Audio, cámara y micrófono: Estos tres requisitos serán de gran importancia a la hora de poder desarrollar una entrevista por videollamada. Será necesario comprobar con antelación que el micrófono, la cámara y el audio funcionan correctamente.
  • Hay que tener en cuenta que durante la entrevista telemática habrá muchas claves visuales que no se podrán apreciar de la misma manera que en una entrevista presencial. Sin embargo, se deberá continuar dando importancia a la imagen e higiene personal, así como a la comunicación verbal, que deberá ser clara y ordenada, sin aceleraciones. Este tipo de comunicación se deberá reforzar con la comunicación no verbal, prestando atención a la gesticulación, la postura corporal o la mirada, la cual deberá centrarse en la pantalla y, por tanto, en el entrevistador.

La entrevista telefónica: el primer filtro

La entrevista telefónica es aquella que, como su propio nombre indica, se lleva a cabo a través de medios telefónicos. Se suele utilizar para hacer una primera valoración o criba de todos los candidatos que se han preseleccionado. Estas entrevistas tienen una duración más reducida, y van acompañadas de una lista de preguntas concretas que permiten descartar a los candidatos y las candidatas que no se ajustan al perfil.

Aparte de utilizarse para hacer una primera selección, también se utilizan en situaciones donde hay dificultades para reunirse como, por ejemplo, cuando hay mucha distancia entre el entrevistador y el entrevistado, cuando hay motivos de salud (como ha sido el caso del COVID-19), de coste u otros motivos.

En caso de que la entrevista se realice de forma telefónica, se deberán tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Como en la videollamada, se dispondrá de un espacio tranquilo que garantice una comunicación tranquila, sin ruidos de fondo ni interrupciones (televisión, niños, música, etc.).
  • Disponer de teléfono móvil o fijo.
  • Tener buena cobertura de red móvil. En caso de que la cobertura no sea adecuada, se podría proponer realizar una videollamada, o hablar desde el teléfono fijo, en caso de tenerlo.
  • Papel y bolígrafo para tomar notas. Es importante poder anotar todos los datos que sean de relevancia para no perder información al final de la entrevista.

Durante la entrevista telefónica, deberá ponerse especial atención a la comunicación verbal, ya que hablando por teléfono se pierde todo el abanico de gestos y expresiones faciales que contribuyen a la hora de transmitir nuestras ideas. Por lo tanto, a la hora de responder las preguntas será importante que se tenga muy claro lo que se quiere decir y cómo se quiere decir.

Digitalización, motivación y focalización, las claves para una buena búsqueda de empleo

Es importante tener presente que los cambios que ha sufrido el mercado laboral en los últimos meses nos han servido para darnos cuenta de que las habilidades tecnológicas, digitales e informáticas se han convertido en una herramienta transversal en nuestro día a día y que, por este motivo, una gran parte de las empresas buscan estas competencias en sus futuros trabajadores.

Además, es aconsejable mostrar interés y motivación hacia la vacante. Esto se puede conseguir manteniendo una actitud enérgica y positiva durante la entrevista. Este interés también se puede evidenciar si se sigue pendiente de la evolución del proceso de selección.

Finalmente, habrá que tener en cuenta que no todos los sectores se han visto afectados de igual manera ni se recuperarán de la misma manera en los próximos meses. Teniendo en cuenta esta realidad, será clave orientar la búsqueda laboral hacia aquellos sectores que, actualmente, tengan más necesidad de personal.

Raquel Gómez Ortega

Técnica de inserción laboral del Grupo Mifas, entidad del Grupo Incorpora Girona

Compartir:

linkedin