“Lo mejor de mi trabajo es poder acompañar a las personas y contribuir a devolverles la ilusión”

“Lo mejor de mi trabajo es poder acompañar a las personas y contribuir a devolverles la ilusión”

Dorian es técnico Incorpora y coordinador de la Fundación Proyecto Joven - Proyecto Hombre

Hoy conocemos más de cerca a Dorian, técnico Incorpora y coordinador de la entidad Fundación Proyecto Joven - Proyecto Hombre. Desde la perspectiva global que le da participar en diferentes líneas de actuación del programa Incorpora, reflexiona sobre su día a día y las herramientas que utiliza para dar apoyo social y laboral a diferentes colectivos vulnerables.

La Fundación Proyecto Joven – Proyecto Hombre trabaja en diferentes ámbitos del programa de inserción laboral de ”la Caixa” como el programa Reincorpora o los Puntos de Formación Incorpora. “En mi caso, trabajo con todo tipo de colectivos, pero principalmente, con usuarios con adicciones, con patología dual y con personas privadas de libertad” empieza comentando Dorian.

Para conseguir los objetivos de empleabilidad y de inserción social de la entidad, el técnico nos explica que su metodología se basa en la cercanía con los usuarios y usuarias. “Partimos de una personalización en los procesos de acompañamiento y apoyo. Además, utilizamos el trabajo en red con el resto de entidades del Grupo Incorpora Castilla y León para ofrecer más oportunidades y una atención integral a cada persona”.

Rompiendo estigmas con ilusión y empeño

Dorian no duda cuando le preguntamos qué es lo mejor de su trabajo: “Poder ver el antes y el después de las personas a través de su proceso de acompañamiento. Esta es nuestra manera de aportar nuestro granito de arena para cambiar sus estilos de vida y contribuir de alguna manera a devolverles la ilusión”. El técnico, asimismo, comenta que en este proceso admira la capacidad de los usuarios de reponerse ante situaciones muy duras y destaca “las ganas y el empeño” que ponen para lograr sus objetivos.

“A pesar de tratarse de un trabajo muy gratificante, también nos encontramos con situaciones complicadas”, continúa el experto en inserción laboral. En este aspecto Dorian comenta que en ocasiones surgen situaciones inesperadas de tipo legal o de salud, sobre todo recaídas, que ralentizan la consecución de sus objetivos y, por tanto, su inserción. “Soy consciente de la ilusión que tienen, pero también hay que serlo de la frustración que eso conlleva cuando no se consigue lo que se desea cuando se esperaba”, reflexiona el técnico Incorpora, a lo que añade: “Además, siempre intento que trabajen sus expectativas de la manera más aterrizada posible, sobre todo cuando tienen objetivos poco realistas”.

Dorian, asimismo, quiere poner en valor el trabajo que realizan con las empresas para romper estereotipos y estigmas respecto a los colectivos vulnerables. “Siempre estamos intentando innovar en las formas que tenemos de romper estas ideas preconcebidas. En realidad, esto para mí es un reto porque supone una gran oportunidad de educar en igualdad, equidad y lograr la motivación para que luego se adhieran al programa”. Sin embargo, el técnico del Grupo Incorpora Castilla y León también confiesa que cada vez están surgiendo actitudes socialmente más responsables: “Afortunadamente, cada vez son más las empresas que empatizan y se sensibilizan con las realidades de las personas en situación de vulnerabilidad, lo que facilita exponencialmente la relación”.

Por último, el técnico explica que gran parte del éxito de la relación con las empresas parte del gran trabajo que desarrollan los usuarios una vez empiezan a trabajar: “Los trabajadores derivados por la entidad siempre responden superando las expectativas de las empresas, ya que, previamente, les hemos ayudado a mejorar sus competencias. Esto supone una sorpresa muy positiva ante las creencias erradas de algunos empresarios en cuanto a la eficacia y eficiencia de algunos colectivos vulnerables”.

Las personas tras los éxitos del programa Incorpora

El éxito del programa Incorpora está construido por personas. Personas especialistas en la inserción social que trabajan en las entidades, personas responsables y emprendedores tras las empresas, y personas en riesgo de exclusión, pero con mucha motivación, que forman parte de los usuarios Incorpora.

Dorian quiere poner nombres y apellidos a algunas de esas personas que han pasado por la Fundación Proyecto Joven - Proyecto Hombre, de las que asegura que se siente muy orgulloso. “Recuerdo el caso de Rubén, un chico colombiano, que, después de múltiples intentos de legalizar su situación en diferentes países de Europa como asilado político, lo logramos en España a través del trabajo en red de una de las entidades del grupo y del empoderamiento que consiguió a través de la acción formativa de Camarero de pisos de nuestro Punto de Formación. Realizó sus prácticas en una cadena de restaurantes, donde, después de un corto periodo de tiempo, logró un contrato indefinido”.

Asimismo, también comenta el caso de Alberto, un usuario del programa Reincorpora, que ahora trabaja como monitor de tiempo libre en la comunidad terapéutica de la Fundación Proyecto Joven – Proyecto Hombre. “Son solo un ejemplo de las muchas personas que han mejorado su situación tras su paso por el programa Incorpora”, puntualiza.

El éxito del programa Incorpora

Dorian, colombiano de nacimiento y castellanoleonés de corazón, sabe que hay muchas piedras en el camino hasta llegar a la meta, pero los resultados obtenidos con el programa en la Fundación Proyecto Joven – Proyecto Hombre de León son una constante motivación para seguir adelante.

En el 2019 logramos 96 inserciones laborales superando todas nuestras expectativas. Sin duda, una cifra de lo más satisfactoria que nos permite ver que cada año vamos mejorando y nos alienta a seguir la misma dinámica de trabajo", finaliza orgulloso.

Compartir:

linkedin