Emili Rodríguez, técnico de inserción laboral: “Llevo siete años participando y disfrutando del programa Incorpora”

Emili Rodríguez, técnico de inserción laboral: “Llevo siete años participando y disfrutando del programa Incorpora”

Emili Rodríguez, técnico de inserción laboral en AURA Fundació, expone su experiencia en la participación del programa Incorpora para la inserción laboral.

AURA Fundació es una entidad sin ánimo de lucro que participa en el programa Incorpora desde sus inicios en el 2006 y forma parte del Grupo Incorpora Barcelona. En ella trabaja Emili Rodríguez, técnico de inserción laboral, que nos cuenta cómo ha sido su experiencia de éxito desde que comenzó trabajando en este programa de integración laboral para colectivos vulnerables hace ya siete años. Lo mejor de su trabajo, según sus propias palabras, es “resultar de ayuda, disfrutar de los buenos momentos, acompañar en las dificultades, sentirse parte de la evolución de cada persona y seguir aprendiendo de cada una de ellas”.

Durante todo este tiempo participando en el programa Incorpora, Emili tiene claro que esta iniciativa de inclusión laboral aporta mucho valor a la sociedad. Algunas de las muchas oportunidades reales que brinda este programa a las personas en riesgo de exclusión social son, según cuenta, “empezar a cambiar tu actual situación, el acompañamiento, el apoyo, el esfuerzo, la confianza, la seguridad en ti mismo y, en muchas ocasiones, la aceptación y el reconocimiento”.

La inserción laboral de personas con discapacidad intelectual

AURA Fundació no solo se caracteriza por trabajar con el colectivo de personas con discapacidad intelectual, sino que además destaca por ser pionera en la aplicación de la metodología TAS, Treball amb Suport, ECA (empleo con apoyo).

En este sentido, el técnico de inserción laboral explica que “después de un periodo de preparación en la entidad, se inicia el proceso de inserción laboral en la empresa ordinaria con el acompañamiento in situ de un preparador laboral de AURA”.

“Este apoyo se realiza principalmente para garantizar una adecuada adaptación al puesto de trabajo de la persona con discapacidad intelectual, un aprendizaje eficaz de las diferentes funciones y responsabilidades, y un correcto establecimiento de las relaciones laborales con el equipo de trabajo y el entorno”, añade.

Y es que el programa Incorpora no concibe la inserción laboral solo como la obtención de un empleo, sino como un proceso de acompañamiento que ayuda a la integración sociolaboral de los colectivos vulnerables. Por este motivo, Emili señala cómo los técnicos de inserción laboral y de prospección de la entidad realizan un seguimiento constante de aquellas personas atendidas en la entidad Incorpora con el fin de aportarles estabilidad laboral. “Esto facilita el mantenimiento del puesto de trabajo, ya que conlleva una mejor adaptación al cambio, fomenta posibles promociones laborales, ayuda en la resolución de conflictos, la gestión de la rutina, etc.”, comenta.

Toda esta metodología de trabajo permite que las inserciones laborales de las personas con discapacidad sean todo un éxito, ya que, tal y como manifiesta Emili, “se genera confianza por parte de la persona beneficiaria, de su familia y también de la empresa”.

Oportunidades laborales y formativas para la integración laboral

Como técnico de inserción laboral, Emili destaca de su día a día lo mucho que disfruta al trabajar con personas, “especialmente para conseguir objetivos que les ayuden a mejorar su calidad de vida”. Por ello, su rutina, tal y como explica, se centra constantemente en “poder conseguir oportunidades laborales y formativas, preparar y dar asesoramiento a los usuarios, y acompañarlos en todo el proceso para darles seguridad y confianza en cada paso que dan en el programa Incorpora”.

Asimismo, para el técnico es muy importante estar cerca de las empresas con compromiso social y de sus necesidades para, a través del asesoramiento y la sensibilización, obtener de ellas el máximo de colaboraciones posibles “con un resultado satisfactorio para todas las partes”. “Para poder conseguir el mayor impacto posible en las personas resulta imprescindible la colaboración de todos los agentes y, en especial, de la Red Incorpora”, agrega.

“La calidad humana de las organizaciones empresariales es enorme”

Cuando le preguntamos a Emili sobre cómo suele ser la relación con la empresa y con el usuario, no le cabe duda: buena y correcta. Según explica, “las empresas suelen mostrarse cercanas e interesadas en poder ayudar en la mejora general de nuestra sociedad, a la vez que les da mucha confianza el programa Incorpora y el trabajo de las entidades”, señala. “Los usuarios y usuarias también confían en las entidades y en el programa, y se esfuerzan para conseguir sus objetivos”, añade.

Entre las muchas anécdotas de las que se siente especialmente orgulloso en su trabajo como técnico de inserción laboral, recuerda con cariño una de las experiencias con la entidad Fundació Vella Terra que finalizó en una integración laboral: un usuario con el que llevaban trabajando un tiempo en AURA Fundació y que pasó de ser introvertido a lograr mejorar sus habilidades comunicativas gracias a la herramienta de los chistes. “Son muy malos, pero sirven a la perfección para ayudarle a socializar”, cuenta entre risas. “Se ha ganado el vínculo afectivo existente con todo el equipo a su manera”, insiste.

El trabajo de Emili es un ejemplo más de cómo el trabajo de los técnicos de inserción laboral actúa para apoyar y aportar orientación laboral a los colectivos vulnerables. El Grupo Incorpora Barcelona está formado por 276 profesionales Incorpora que, como Emili, velan por la contratación de colectivos vulnerables.

En 2021, gracias a su acompañamiento y asesoramiento, en el territorio se facilitaron 8665 inserciones laborales de personas en riesgo de exclusión social, 2048 de las cuales eran personas con discapacidad.

Compartir:

linkedin