Actualidad

Conoce las últimas noticias de Incorpora en tu territorio y la información más relevante de cada comunidad.

“Soy un afortunado por poder trabajar en algo que me apasiona tanto”

Joaquín Castaño, técnico de Incorpora de la Fundación Jesús Abandonado de Murcia.

El próximo mes de marzo la Fundación Jesús Abandonado, entidad adherida al programa Incorpora Murcia, cumplirá 30 años. Tres décadas de compromiso con las personas sin hogar y los colectivos más vulnerables del territorio que han permitido atender a más de 4.500 personas al año. Joaquín Castaño, técnico de Incorpora de la Fundación Jesús Abandonado, nos cuenta su experiencia con el programa.

Impulsando la inserción laboral de los más vulnerables

Joaquín lleva desarrollando su labor como técnico de Incorpora desde noviembre del 2016. “Soy un afortunado por poder trabajar inmerso en algo que me apasiona, tanto en el ámbito personal como en el profesional”, confiesa.

Desde entonces, trabaja con el tejido empresarial de Murcia con el objetivo de facilitar el acceso al mundo laboral a las personas que atiende. “Además de visitar a las empresas de la región, dentro de mis funciones como prospector laboral, acompaño a los usuarios una vez se han insertado en el mercado laboral. De hecho, este acompañamiento se prolonga hasta que comprobamos que la persona insertada tiene autonomía tanto personal como económica para seguir haciendo su vida”, explica Joaquín.

La capacitación de los usuarios para combatir la exclusión

El éxito de cualquier integración laboral depende de varios factores como la correcta interpretación de las exigencias del mercado laboral, o la capacitación de los usuarios. Conscientes de ello, desde el programa Incorpora trabajamos un modelo de integración sociolaboral que analiza las necesidades del tejido empresarial de cada territorio, y capacita a los usuarios a través de itinerarios formativos personalizados y adaptados a los perfiles profesionales más demandados. “En la fundación ofrecemos un servicio integral a personas sin hogar y personas en situación de exclusión social (…), lo que incluye la orientación y el asesoramiento laboral; todo ello, con el fin de recuperar la dignidad de la persona”, matiza Joaquín.

De hecho, gracias a esta metodología, durante el 2017 la Fundación Jesús Abandonado impulsó la inserción laboral de 44 personas en riesgo de exclusión. “Sabiendo que son buenos datos, dadas las dificultades que entraña el actual mercado laboral, para este 2018 desearíamos que se aumenten un poco más las inserciones logradas”, añade Joaquín.

“Lo más importante para mí es que se consigan avances”

Orgulloso y satisfecho del trabajo realizado, Joaquín destaca que lo más importante para él es “que se den pasos, poco a poco, dentro de los itinerarios trazados, y que en cada uno de esos pasos los usuarios se sientan cómodos y motivados”.

A lo que añade que no solo son importantes las inserciones laborales que se consiguen, sino también el compromiso de las empresas contratantes que generan oportunidades reales. “Tengo que destacar que la sociedad murciana en su conjunto y particularmente el tejido empresarial de Murcia, en su mayoría, está socialmente comprometida”, señala Joaquín.

Sin duda, para este técnico de Incorpora lo mejor de esta iniciativa “es que contribuye a la inserción sociolaboral de personas, en nuestro caso personas sin hogar o en situación de exclusión laboral, y que esas inserciones, en su mayoría, vienen precedidas de estabilidad personal para el usuario”, concluye Joaquín con una sonrisa en la boca.

Compartir:

linkedin