“De cara al 2020 queremos destacar el trabajo centrado en la persona, el esfuerzo conjunto de la red de entidades Incorpora y la fidelización de las empresas”

“De cara al 2020 queremos destacar el trabajo centrado en la persona, el esfuerzo conjunto de la red de entidades Incorpora y la fidelización de las empresas”

Marta García y Paloma Gil, coordinadoras del Grupo Incorpora Castilla y León

Hoy conocemos más de cerca al Grupo Incorpora de Castilla y León de mano de sus coordinadoras, Paloma y Marta. Con ellas, hacemos un repaso por las metas superadas en el 2019, pero también por los retos por alcanzar este 2020. De su propia voz, conocemos más detalles.

Tanto Marta como Paloma trabajan en el programa Incorpora desde su inicios acompañando a personas en riesgo de exclusión social en el camino hacia su inserción laboral. Ahora, ambas coordinadoras del Grupo Incorpora Castilla y León—Paloma desde su creación y Marta desde el 2016— nos explican cómo, con carácter y perseverancia, trabajan día a día para mejorar la empleabilidad de los más vulnerables y hacer a las empresas partícipes de ello.

Metas superadas en el 2019

“En el 2019 nos fijamos algunos objetivos que se han cumplido con creces. El principal era conseguir las inserciones laborales a través del empoderamiento de la persona, de una formación y/o empleo acorde a sus necesidades y las de las empresas, teniendo en cuenta la diversidad de las personas”, empieza explicando Paloma.

Bajo esta premisa, desde el Grupo Incorpora de la comunidad se atendieron a 3.967 personas y se han impulsado 1.996 inserciones laborales de colectivos vulnerables. “Por supuesto, ninguna de estas inserciones hubiera sido posible sin la colaboración de las 803 empresas contratantes que han confiado en esta iniciativa”, añade Marta.

El otro objetivo que las técnicas de inserción se habían propuesto era afianzar la consolidación del Grupo Incorpora de Castilla y León: “Es la principal herramienta del trabajo en red”, comenta Paloma, y continúa: “De esta manera, conseguimos la difusión de la marca Incorpora, la sensibilización de las empresas y la conexión entre todos los actores que hacen posible el programa Incorpora”.

Para alcanzar este segundo objetivo, se realizaron dos formaciones enfocadas a los profesionales de la inserción en la comunidad. Ambas estuvieron enfocadas a trabajar la prospección laboral y conocer mejor las herramientas para potenciar la responsabilidad empresarial corporativa. Las formaciones, que fueron valoradas muy positivamente por los participantes, ayudarán a los técnicos a la hora de entender las necesidades de las empresas y darles respuesta de una forma ágil y productiva.

Por último, a lo largo del año pasado, el grupo de entidades Incorpora de Castilla y León buscó potenciar la fidelización de las empresas y ampliar la red de aliados en el tejido empresarial de la zona. El objetivo de esta misión fue convertir al programa Incorpora en “un referente fiable de reclutamiento para las empresas”, tal y como explica Paloma.

Por su parte, Marta comenta: “Para conseguir esta meta se planificaron acciones conjuntas con otras entidades Incorpora del territorio con el fin de recuperar empresas ofertantes y prospectables. En concreto, el pasado año se consiguieron reactivar 1.035 empresas del territorio”.

De cara a poder mejorar resultados, tanto de forma cualitativa como cuantitativa, Marta y Paloma cuantificaron la efectividad del programa Incorpora en la comunidad. De esta manera, las técnicas calcularon que del total de 1.893 ofertas gestionadas en el 2019, casi el 70% fueron cubiertas con éxito por personas en riesgo de exclusión social procedentes del programa Incorpora.

Con la vista puesta en el futuro

El grupo de entidades Incorpora de la comunidad no solo aplica de forma grupal el Método Incorpora, sino que, entre todas, buscan formas de mejorar y participan en la toma de decisiones. Tanto es así que, a finales de febrero, la Comisión del Plan estratégico Incorpora de Castilla y León elaboró el Plan Estratégico Incorpora Castilla y León 2020 y, a principios de marzo en la reunión del Grupo Incorpora Castilla y León, todas las entidades lo aprobaron de forma unánime.

“En dicho plan se especifican los objetivos, que van en la misma línea que en el 2019, y las acciones que se deben realizar para conseguir estos objetivos”, comenta Paloma, y prosigue: “De cara al 2020 queremos destacar el trabajo centrado en la persona, el esfuerzo conjunto de la red de entidades y la fidelización de las empresas, entrando a formar parte de su responsabilidad social”.

Un programa en constante evolución

Ambas técnicas coinciden en que una de las claves del programa Incorpora es su versatilidad y adaptación a todos los colectivos vulnerables y tipos de empresa, además de su constante evolución gracias al aprendizaje conjunto de la red de entidades.

“Desde sus inicios, el programa Incorpora ha evolucionado y ha ido adaptándose a los cambios sin perder de vista su principal objetivo, que es conseguir la inserción laboral de las personas”, resume Marta. Para conseguir este fin, y manteniendo la filosofía del programa, todas las entidades trabajan bajo una serie de valores que Paloma enumera: “Respeto profundo de las personas, apertura hacia la diversidad, confianza, acompañamiento y cercanía, eficacia, calidad y mejora continua, compromiso social y empresarial y trabajo en red”.

El trabajo del Grupo Incorpora Castilla y León se lleva a cabo a través de 22 entidades sociales que, desde 2006, han conseguido la colaboración de 4.786 empresas y 15.802 inserciones laborales de personas en riesgo de exclusión social.

Compartir:

linkedin