«Además de formarme, he conseguido mi primer puesto de trabajo en una empresa ordinaria»

«Además de formarme, he conseguido mi primer puesto de trabajo en una empresa ordinaria»

Roberto ha conseguido una oportunidad laboral tras un tiempo trabajando sus competencias sociales y laborales con el asesoramiento de la entidad Incorpora ATADES (Asociación Tutelar Aragonesa de Discapacidad Intelectual). Conocemos su testimonio y la valoración que hace de la nueva vida laboral que ha iniciado.

«Estoy muy agradecido por el apoyo de ATADES»

«Me inscribí en el programa Incorpora este año», recuerda Roberto, quien llegó a ATADES desde el Instituto Aragonés de Empleo (INAEM), donde le derivaron al solicitar ayuda para encontrar un empleo.

En su primer contacto con el técnico Incorpora de la entidad, este analizó el perfil de Roberto, sus necesidades, aptitudes y formación para diseñar un itinerario sociolaboral a medida y multiplicar así sus posibilidades de encontrar un empleo.

Desde el primer momento, el joven recibió una atención personalizada y así lo valora: «Estoy muy agradecido con el apoyo e implicación recibida por el equipo técnico de ATADES. Gracias a su ayuda, he podido conseguir mi primer empleo en una empresa ordinaria».

La formación, clave para la inserción laboral de Roberto

«Recibí ayuda para la elaboración de mi currículum y me ayudaron a preparar entrevistas de trabajo», responde Roberto cuando se le pregunta por el soporte recibido desde la entidad Incorpora.

Además del apoyo recibido en la búsqueda activa de empleo, el equipo de profesionales de ATADES decidió animar a Roberto a realizar diferentes formaciones que pudieran fortalecer su perfil laboral y facilitar su inserción laboral. «Me derivaron a otros recursos de ATADES para realizar distintas formaciones, como el curso de manipulador de accesorios plásticos, un curso de informática y un curso de ecomensajería de proximidad social y sostenible, además del Curso de Prevención de Riesgo Laborales», resume el usuario del Grupo Incorpora Aragón.

Finalmente, gracias al asesoramiento y apoyo recibido por ATADES y a su constancia y perseverancia, Roberto ha conseguido un empleo en la fábrica de tubos PEASA. «Me han hecho un contrato de un año a jornada completa de lunes a viernes», explica el joven sobre su nuevo empleo y añade: «En mi día a día me responsabilizo de la limpieza de superficies y zonas comunes utilizando la maquinaria necesaria, la reposición de materiales de limpieza, el control de los productos que estoy empleando y la tramitación de los pedidos que necesita la empresa».

La inserción laboral, la mejor herramienta para integrar a personas con discapacidad intelectual

La inserción laboral es clave para la integración social de las personas con discapacidad intelectual, ya que, de esta manera, se potencia su autonomía e independencia y se les da la oportunidad de mejorar su calidad de vida y la de sus familias.

En la entidad Incorpora ATADES, especializada en la atención de este colectivo, lo tienen claro. Por ello, se le da especial importancia al refuerzo de las capacidades de sus usuarios para empoderarlos tanto social como laboralmente, así como al desarrollo de un itinerario personalizado que impulse su empleabilidad.

El seguimiento de la persona, además, no finaliza con la inserción laboral, sino que se alarga en el tiempo hasta que el usuario está integrado en la plantilla. Así lo resume Roberto: «Semanalmente me han realizado seguimiento, bien llamándome o citándome en ATADES para ver cómo me estaba adaptando al puesto de trabajo».

«Recomiendo a todas aquellas personas con discapacidad que estén buscando empleo que se apunten al programa Incorpora», concluye el joven.

Durante el 2019, el Grupo Incorpora Aragón, formado por 10 entidades sociales que trabajan en red, facilitó la inserción laboral de 939 personas en riesgo de exclusión social, de las cuales 176 eran personas con discapacidad.

Compartir:

linkedin