21 alumnos del Curso de Personal de Fast Food logran la inserción laboral de la mano de KFC

21 alumnos del Curso de Personal de Fast Food logran la inserción laboral de la mano de KFC

Cristian, Ana e Isabel María han encontrado un empleo en KFC tras realizar el Curso de Personal de Fast Food de uno de los Puntos de Formación Incorpora de Andalucía.

21 jóvenes de la comarca de Chiclana, en Cádiz, han conseguido un empleo en la cadena de restaurantes KFC tras participar en el Curso de Personal de Fast Food del Punto de Formación Incorpora de Andalucía gestionado por la Asociación Arrabal-AID.

Esta formación a medida, desarrollada en colaboración con KFC e impulsada por el programa Incorpora y la Fundación Cajasol, ha permitido que los alumnos se formen como auxiliares de comida rápida mediante las 250 horas de formación teórica, práctica y de competencias transversales.

Hoy, hablamos con algunos de ellos y con uno de los gerentes de la empresa para que nos cuenten cómo han vivido esta experiencia.

“Gracias al programa Incorpora he conseguido un trabajo, seguridad y estabilidad”

El Curso de Personal de Fast Food ha instruido a los participantes en las tareas habituales del puesto, como la preparación del producto, el manejo de la caja o el mantenimiento de las herramientas de trabajo. Pero, además, ha permitido que los alumnos desarrollen competencias transversales que intervienen en el mundo de la restauración, como la adaptabilidad, el trabajo en equipo y la iniciativa, entre otros.

El desarrollo de estas competencias les ha ayudado a fomentar su empleabilidad, ya que son aptitudes profesionales muy valoradas por las compañías, y, además, les ha servido como aprendizaje personal. Como explica Cristian Pavón, alumno del curso: “Gracias al programa Incorpora he conseguido un trabajo, seguridad y estabilidad. He empezado a creer en mí y a superarme cada día. He descubierto aspectos muy positivos de mí mismo y muchas cosas de mí que no conocía.”

KFC, una empresa comprometida con el empleo juvenil

Es imprescindible señalar el papel que ha desempeñado la empresa KFC en esta formación, ya que se ha encargado, junto a los profesionales de Incorpora de la Asociación Arrabal-AID, de definir los contenidos y el enfoque del curso y de formar a los alumnos en sus instalaciones. De esta forma, la cadena ha brindado a los alumnos la oportunidad de conocer de cerca un entorno de trabajo real en el sector de la restauración.

El buen rendimiento y actitud que han demostrado los participantes del curso durante su tiempo en KFC ha sido tal que, tras su finalización, los 21 alumnos se han incorporado a la plantilla de KFC.

Teniendo todo esto en cuenta, no es de extrañar que tanto la empresa como los alumnos estén más que satisfechos con la realización de este curso. “Mi paso por el Punto de Formación Incorpora (PFI) ha sido maravilloso y emotivo y ha estado lleno de grandes momentos y excelentes compañeros. Ha sido un privilegio formarme en el centro donde finalmente he conseguido mi recompensa: un trabajo”, ha comentado Isabel, alumna del PFI y actual trabajadora en KFC.

“Mi paso por Incorpora ha supuesto mi superación personal y profesional”

Uno de los casos más destacados de esta formación ha sido el de Ana, una joven que comenzó su andadura en KFC como alumna y que, en pocos meses, y gracias a su profesionalidad, ha logrado ascender hasta el puesto de encargada. “Mi paso por Incorpora ha supuesto una superación personal y profesional. En solo un año he pasado de estar desempleada a obtener un trabajo y ascender como encargada de un nuevo establecimiento con todo lo que conlleva”, comenta Ana. A lo que añade, sobre los nuevos trabajadores a su cargo: “Lo que más valoro de mi nuevo equipo formado por los alumnos del PFI de este año son sus ganas de trabajar y la ilusión que ponen en el día a día”.

Sin duda, el suyo es un ejemplo de superación y una muestra de la labor que realiza el programa Incorpora para fomentar la empleabilidad y ofrecer oportunidades reales de empleo.

“Colaborar con las formaciones de Incorpora nos ayuda a crecer como empresa”

La relación entre KFC y el Grupo Incorpora Andalucía se inició en el 2015 a través de la Asociación Arrabal-AID con una colaboración en sus restaurantes de Málaga. Una experiencia fructífera que se trasladó a Chiclana en el 2018.

En palabras de Saul Florido, gerente de KFC: “La experiencia con el programa Incorpora ha supuesto para mí algo totalmente enriquecedor, la sensación de empezar un curso en el que un grupo de jóvenes están buscando empleo y verlos crecer es totalmente satisfactoria. Destacaría la unión de grupo que se crea en la formación y que tanto nos ayuda a crecer a las empresas que tenemos la suerte de apostar por ellos”.

Además, los responsables de la cadena de comida rápida han transmitido su deseo de seguir colaborando en formaciones y ofreciendo oportunidades laborales en sus locales.

Como KFC, durante los primeros siete meses del año, 1.421 empresas andaluzas han decidido incorporar a sus equipos a personas en riesgo de exclusión, como jóvenes o parados de larga duración, fruto de la colaboración con el programa Incorpora y la Fundación Cajasol, facilitando 3.562 inserciones de colectivos vulnerables.

Compartir:

linkedin