Finaliza el Curso de Ayudante de Cocina con una master class del chef Mario Rosado

Finaliza el Curso de Ayudante de Cocina con una master class del chef Mario Rosado

Los alumnos participantes en el Curso de Ayudante de Cocina impulsado por el Punto de Formación Incorpora de la Asociación Arrabal-AID.

Los 10 alumnos del curso de cocina, que se ha llevado a cabo en el Punto de Formación Incorpora gestionado por la Asociación Arrabal-AID, han finalizado la parte teórica de la acción formativa y ya están desarrollando sus prácticas no laborales en empresas del sector en Málaga y alrededores.

El curso, que ha tenido una duración de 220 horas, ha sido promovido por el programa Incorpora y la Fundación Cajasol, y ha contado con la colaboración del Restaurante Yubá del Grupo Málaga Premium, que se ha encargado de impartir la parte técnica de la formación Incorpora.

Al acto de clausura de dicha formación, en el que los alumnos han recibido su diploma, han acudido Ruth Sarabia, concejala de Participación Ciudadana; José Manuel Montalvo, responsable de Grupo Premium; Juan Carlos Barroso, delegado en Andalucía de la Fundación Bancaria ”la Caixa”; Elena Mancebo, del equipo de coordinación del Programa Incorpora Andalucía y Laura López, directora de la Asociación Arrabal-AID, además de diferentes representantes del área de Empresas de CaixaBank.

Formación profesional y transversal

Los aprendizajes de esta acción formativa de cocina se han dividido en 80 horas de aprendizajes técnicos, 70 horas de competencias transversales, y otras 70 horas de prácticas no laborales.

Dentro del bloque técnico el chef ejecutivo del Restaurante Yubá, Mario Rosado, ha dotado a los alumnos de los conocimientos necesarios para poder desarrollar su futuro puesto de trabajo. De esta manera, el chef ha instruido a los participantes en las operaciones preliminares de cocina, incidiendo en los tipos de corte, glosario gastronómico, identificación de utensilios y utillaje o los métodos de cocción, entre otros.

Asimismo, a lo largo del curso también se han desarrollado módulos específicos de pastelería, caldos, salsas, pescados y carnes, así como la organización del día a día de una cocina profesional o la evolución del sector, desde los inicios hasta las técnicas culinarias más innovadoras.

Por otra parte, el técnico del Punto de Formación Incorpora, Alejandro Ruiz Morillas, ha ayudado a los alumnos a reforzar sus competencias transversales como el trabajo en equipo, las habilidades comunicativas, la autonomía o la imagen personal, todas ellas necesarias para el trabajo en cocina y muy valoradas en los procesos de selección del sector.

Dentro del temario del curso también se han tratado posibles situaciones con las que los alumnos se pueden encontrar en un futuro muy cercano, como puede ser la búsqueda activa de empleo o la posibilidad de recurrir al autoempleo como alternativa laboral.

Esta combinación de aprendizaje teórico y práctico es una de las claves de los Puntos de Formación Incorpora. Todas las acciones formativas se diseñan para que los alumnos puedan aplicar los conocimientos teóricos adquiridos en un entorno de trabajo real lo antes posible y facilitar así una rápida inserción al mundo laboral.

Profesionales en activo, los mejores formadores

Diferentes profesionales del sector también han aportado sus conocimientos y experiencia a la formación. En concreto, se ha contado con la presencia de Roberto Nieves, chef propietario de Food and Famous, que habló a los participantes de las características de la gastronomía mexicana y de cómo funcionan los caterings, y de Antonia Ortega, jefa de cocina de la Milla de Marbella, que puso especial énfasis en la actitud y motivación necesarias para la profesión. La representante del chiringuito marbellí también habló sobre cómo se puede reorientar una vida laboral hacia la cocina, tal y como hizo ella cuando tenía 35 años.

Por otro lado, el sumiller Daniel Guerrero también participó en la formación transmitiendo la importancia de la comunicación entre sala y cocina para atender lo mejor posible a los clientes. Por último, los chefs Javier Campos y Mario Rosado impartieron una master class de cocina internacional que dio como resultado un menú que luego se ofreció a los clientes del Restaurante Yubá.

Para finalizar la formación, y justo antes de empezar las prácticas no laborales, Rosado también organizó una master class llamada «Sorprende en Navidad». A lo largo de este taller culinario los alumnos pudieron aprender a preparar hasta 4 platos especialmente pensados para sorprender a invitados durante estas fiestas navideñas como atún confitado con kabayaki y gazpacho de melocotón o brocheta de zamburiñas al sauté sobre cremoso de parmesano reggiano.

Un paso más cerca de la inserción laboral

Ahora que los alumnos se encuentran inmersos en sus prácticas no laborales, están aún más cerca de su ansiada meta: la inserción laboral en un sector que, además, tiene mucha demanda de personal en la zona.

El Yubá no es el único restaurante que colabora en la comunidad con el Grupo Incorpora Andalucía, sino que son muchos los establecimientos del sector que potencian, junto al programa Incorpora, la empleabilidad de los colectivos más vulnerables. Por ejemplo, recientemente la cadena de fast food KFC impulsó la inserción laboral de 21 alumnos de una acción formativa Incorpora que se diseñó especialmente para dar respuesta a sus necesidades de personal en Cádiz.

Compartir:

linkedin