11 alumnos del curso de auxiliar de cocina concluyen su formación técnica con una práctica real en el Hotel Blanc Palace

11 alumnos del curso de auxiliar de cocina concluyen su formación técnica con una práctica real en el Hotel Blanc Palace

Algunas de las alumnas del curso durante la jornada de prácticas reales en el Hotel Blanc Palace en Ciutadella.

La Fundación para Personas con Discapacidad de Menorca, entidad colaboradora del programa Incorpora Islas Baleares, inició el pasado marzo el Curso de Auxiliar de Cocina – Operaciones Básicas de Cocina en colaboración con la empresa Vacances Menorca Resort. Tanto es así que los alumnos han podido disfrutar de un entorno real, como es el Hotel Blanc Palace, ubicado en Ciutadella y propiedad del grupo, donde los profesores han podido formarles para que tengan más posibilidades de encontrar un empleo en empresas del sector.

Durante estos meses los alumnos no solo han aprendido competencias básicas necesarias para trabajar como auxiliar de cocina, sino que también han trabajado otro tipo de aptitudes más transversales como, por ejemplo, la capacidad de trabajar en equipo o la mejora de la autoestima.

Un miembro más del equipo por un día

Además de la cesión de sus instalaciones, el Hotel Blanc Palace de Vacances Menorca Resort dio la posibilidad a los alumnos de realizar unas prácticas reales durante un día de servicio de cocina como si formaran parte del equipo.

Los clientes que en aquel momento se encontraban en el hotel fueron informados, a través de un comunicado firmado por los alumnos, de que durante ese día 11 jóvenes procedentes del curso de auxiliar de cocina gestionado por la Fundación para Personas con Discapacidad de Menorca se harían cargo del servicio de comida con mucha dedicación e ilusión.

Durante esta práctica real, que se organizó el pasado 4 de mayo, los jóvenes en riesgo de exclusión social se repartieron entre la cocina, el bufet y el espacio donde se preparan al momento verduras, carnes y pescado. Mientras que en la cocina se encargaron de la preparación de algunas materias primas para la comida como verduras o la organización de las bandejas de embutidos y quesos, en el comedor otros se ocuparon de que los clientes tuvieran todo lo necesario para que pudieran servirse. Además, una parte del grupo acompañó a los responsables del showcooking, donde colaboraron en la preparación de diferentes platos, entre los que destacó una gran paella.

A lo largo de la jornada todo el equipo de cocina del Hotel Blanc Palace se mostró muy predispuesto y motivado a la hora de ayudar a los alumnos y mostrarles cómo es el día a día en su entorno laboral. Por su parte, los clientes del hotel valoraron muy positivamente la iniciativa y se mostraron interesados en conocer más sobre la colaboración entre el hotel y el programa Incorpora. Algunos de ellos quisieron, incluso, felicitar personalmente a los alumnos del curso del Punto Formativo Incorpora por su labor durante la jornada.

Un futuro laboral por delante

En este momento los alumnos del curso de auxiliar de cocina, que ya han finalizado la parte de capacitación, han iniciado sus prácticas no laborales en diferentes empresas de la zona. A la espera que finalice este periodo de prácticas y puedan empezar su incursión en el mercado laboral, algunas de las compañías que van a acoger a los alumnos durante estas semanas ya se han mostrado interesadas en la contratación de usuarios del programa Incorpora una vez superada esta fase.

Vacances Menorca Resort no es la única empresa hotelera que colabora en Baleares con el programa Incorpora en la inserción laboral de personas en riesgo de exclusión social. El pasado abril también colaboró con la iniciativa de la Obra Social ”la Caixa” la cadena hotelera Melià Hotels International para fomentar la contratación de colectivos vulnerables y mejorar su responsabilidad social corporativa.

Compartir:

linkedin