Cruz Roja reactiva la formación Incorpora que estaba realizando en colaboración con la Asociación del Metal de Girona

Cruz Roja reactiva la formación Incorpora que estaba realizando en colaboración con la Asociación del Metal de Girona

Los alumnos de la formación junto a dos de sus formadores de Comastech.

En marzo se inició el Curso de Planchistería Industrial y Mecanización con el objetivo de ofrecer una salida laboral profesionalizada a sus participantes y facilitar, así, su inserción laboral en el sector. Sin embargo, y como sucedió en otros cursos de la iniciativa laboral de”la Caixa”, las medidas de seguridad establecidas por el estado de alarma y el confinamiento de la población obligaron a detener sus clases presenciales.

Pese a todo, y gracias al poder de adaptabilidad del programa Incorpora, la formación se trasladó de las aulas al formato online a finales de abril para que el aprendizaje de los alumnos no se viera afectado.

Verònica Fernández Aguirre, referente de cooperación empresarial y RSC del Servicio de Ocupación de Cruz Roja Girona, explica cómo se desarrolló desde entonces la formación: “Del 22 de abril al 18 de junio se reactivó el módulo de competencias transversales, además del módulo de teoría del metal y el módulo de prevención de riesgos laborales. “Todos ellos se impartieron de forma virtual para poder garantizar la seguridad de los participantes y formadores”, puntualiza.

Así, la técnica de Cruz Roja Girona, que también ejerce como formadora en las formaciones, añade que, a partir del 22 de junio y hasta el 17 de julio, se realizó el módulo teórico-práctico en las instalaciones de Comastech de Blanes, empresa colaboradora de la formación.

Las claves de la formación online y la vuelta a la normalidad

Pese a que finalmente la formación ha podido desarrollarse con cierta normalidad, lo cierto es que lo extraordinario de la situación ha obligado a los profesionales Incorpora a adaptarse a las nuevas, y nunca vividas, circunstancias. Tanto es así que Verònica destaca el uso de las nuevas tecnologías como clave para hacer frente a la formación online que se ha impuesto pese a la brecha digital de muchos de los usuarios Incorpora. Para ello, los técnicos y formadores han mantenido una comunicación constante y fluida con todo el grupo para que ningún participante se quedara atrás. Se ha realizado un seguimiento a través de plataformas de e-learning, aplicaciones de mensajería instantánea y videoconferencias.

La vuelta a la normalidad tampoco ha estado exenta de particularidades. Para poder garantizar la salud y seguridad de todos los participantes y sus formadores, la técnica explica que han sido muy rigurosos a la hora de reemprender la formación de forma presencial: “Hemos cumplido con todas las medidas de seguridad y prevención frente a la COVID-19”, recalca. En esta línea puntualiza que se han entregado EPI a todos los alumnos y alumnas del curso, además de a los formadores, y se ha optado por aulas amplias para poder mantener la distancia de seguridad durante las clases.

Por último, la formadora ha querido explicar que se ha subdividido la clase en dos grupos de trabajo para la parte de especialización formativa de soldadura y mecanización, reduciendo, así, el contacto entre ellos. A ello se le suma lo espacioso de las instalaciones de Comastech, que ha permitido que cada alumno estuviera solo en su posición de trabajo dentro del taller.

Al lado de las personas y empresas, pese a la crisis

Como el resto de Grupos Incorpora, las entidades de Girona nunca han dejado de estar al lado de las empresas y los usuarios pese a las dificultades laborales y económicas de los últimos meses, y han apostado por iniciativas que mantuvieran el optimismo y la esperanza entre los implicados. Buen ejemplo de ello es el proyecto de mentoría social, donde Voluntarios de ”la Caixa” acompañan a jóvenes, extutelados o que hayan estado bajo medidas de protección entre los 18 y 30 años, en su camino hacia la inserción social y laboral.

Asimismo, el programa Incorpora ha seguido impulsando la inserción laboral de colectivos vulnerables, especialmente en los servicios esenciales donde más necesidad de personal ha habido, como el sector sanitario, los supermercados, o las residencias de personas dependientes… Pese a la crisis, en el primer semestre del 2020, el Grupo Incorpora Girona ha facilitado 338 inserciones laborales de personas en riesgo de exclusión social.

Compartir:

linkedin