6 personas del programa Incorpora se incorporan a Matia Fundazioa como personal de cocina y auxiliares asistenciales

6 personas del programa Incorpora se incorporan a Matia Fundazioa como personal de cocina y auxiliares asistenciales

Matia Fundazioa se puso en contacto con el programa Incorpora porque quería ofrecer oportunidades a aquellas personas que tienen más dificultades para acceder al mundo laboral. Desde entonces, 6 usuarios del programa han entrado a formar parte de esta entidad sin ánimo de lucro que se dedica a la atención de personas en situación de dependencia.

Hoy, dos de las implicadas en este proceso, la técnica de RR. HH. de Matia Fundazioa, Nerea Mendizábal, y la técnica Incorpora de Cruz Roja Gipuzkoa, Ángela Pino Moreno, nos dan su testimonio acerca de esta colaboración en pro de la inserción laboral.

Los cimientos de una relación laboral exitosa

Matia Fundazioa estableció el primer contacto con la entidad Incorpora Cruz Roja Gipuzkoa a través del proyecto «Etxean Bizi», una iniciativa que reformulaba el modelo de apoyo y atención a personas dependientes que desean seguir viviendo en su entorno. «Fundación Matía quería conocer si en nuestro plan de empleo contábamos con personas en riesgo de exclusión social formadas en el ámbito de la atención sociosanitaria de personas dependientes en el domicilio», recuerda la técnica de Cruz Roja Gipuzkoa.

Por su parte, Nerea Mendizábal, técnica de RR. HH. de Matia Fundazioa, explica que la colaboración empezó con una primera fase de asesoramiento sobre las posibilidades que daba el programa Incorpora a su empresa: «Se nos entregó una carpeta con información y trípticos de los diferentes servicios. Además, tuvimos contacto telefónico continuo con la entidad y empezamos a recibir currículums a través de correo electrónico, junto con el posterior seguimiento por parte de la técnica Incorpora».

Así, en esta primera fase desde la entidad Incorpora se hizo un estudio de las necesidades de Matia Fundazioa y se le expusieron los diferentes recursos a los que podía recurrir, como las formaciones a la carta, las prácticas no laborales o las ventajas fiscales a las que podrían optar gracias al programa Empleo Joven a través de la contratación de personas jóvenes inscritas en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil.

Una relación fructífera con 6 inserciones laborales

«Desde el pasado mes de junio hasta el momento, se han incorporado 6 personas en riesgo de exclusión social a la plantilla de los diferentes centros con los que cuenta Matia Fundazioa en Gipuzkoa» explica Ángela Pino, técnica Incorpora de Cruz Roja.

Los perfiles más demandados por la empresa han sido los especializados en el sector de la restauración y la asistencia sociosanitaria. Además, la fundación no descarta nuevas incorporaciones antes de que finalice el año: «Seguimos en contacto con el programa porque necesitaremos más personal auxiliar asistencial hasta final de año», señala la técnica de RR. HH. de Matia Fundazioa.

Estos resultados se han obtenido gracias a las buenas sinergias que se han establecido entre la técnica Incorpora de Cruz Roja y la de RR. HH. de la fundación: «La relación con Matia Fundazioa está siendo fluida y, sobre todo, fructífera», explica Ángela, a lo que añade: «Desde el programa Incorpora vamos a seguir realizando el seguimiento de las contrataciones, apoyando a la empresa y a la persona trabajadora durante el tiempo que dure la relación laboral».

Por su parte, la representante de Matia Fundazioa comenta: «La técnica Incorpora, Ángela, ha mostrado mucho interés en los perfiles que la organización necesitaba y se ha preocupado por sus incorporaciones, además de por la satisfacción de ambas partes (empresa y trabajadores)».

Las ventajas del trabajo en red

Matia Fundazioa llegó a Cruz Roja Gipuzkoa de la mano de CaixaBank empresas, que facilitó el contacto de la entidad y la fundación. Cuando surgió la primera posibilidad de inserción laboral, Cruz Roja compartió la vacante con el resto de las entidades del territorio y una de ellas, en este caso Sartu Gipuzkoa, facilitó una persona que se podía ajustar al perfil buscado por la empresa. Finalmente, se ha conseguido la inserción laboral de esta persona que, tras pasar por el proceso de selección, ha empezado a trabajar en uno de los centros de la fundación.

Este es uno de los beneficios del trabajo en red de las entidades Incorpora, ya que al trabajar de forma colaborativa pueden complementarse, apoyarse o darse soporte en su trabajo diario. Por ejemplo, si una de las entidades no dispone del perfil necesario que le demanda una empresa, puede recurrir a otra entidad para facilitar la búsqueda, como ha sucedido en este caso.

Compartir:

linkedin