Éxitos compartidos en un nuevo curso del PFI del Vallés Occidental: cinco inserciones laborales y cinco empresas satisfechas

Éxitos compartidos en un nuevo curso del PFI del Vallés Occidental: cinco inserciones laborales y cinco empresas satisfechas

Alumnas del curso de dependiente/a de carnicería y de personal polivalente del Punto de Formación Incorpora del Vallés Occidental durante la entrega de diplomas.

La detección de necesidades de contratación: este es el primer paso que dan los técnicos de prospección empresarial del programa Incorpora para crear formaciones a medida para sus usuarios y usuarias. Marisol Martínez, técnica de prospección de Creu Roja Terrassa, y Núria Planagumà, técnica de formación Incorpora, nos hablan sobre su última acción formativa junto al Gremio de Carniceros del Vallés Occidental, el curso de dependiente/a de carnicería y de personal polivalente, del que han derivado hasta el momento cinco inserciones laborales. Además, también nos hablan de la importancia de las tiendas de proximidad en las prácticas de los Puntos de Formación Incorpora.

La formación a medida y la prospección empresarial, claves para empresas y colectivos vulnerables

Marisol y Núria afirman que cuando se plantean desde la entidad organizar un curso de formación profesional para personas en riesgo de exclusión social lo hacen de manera conjunta, uniendo el trabajo de prospección de empresas y de formación. Así, afirman, pueden detectar qué necesidades de contratación tienen las empresas de la zona y qué perfiles buscan para, posteriormente, preparar las formaciones a medida.

Recientemente, siguiendo esta misma metodología, detectaron que las carnicerías de proximidad demandaban personal y que, además, les costaba bastante encontrar perfiles cualificados y preparados para el sector. “Tomamos la decisión de contactar con el Gremio de Carniceros y presentarles el programa formativo del Punto de Formación Incorpora en el Vallés Occidental. Estuvieron dispuestos a colaborar desde el primer minuto”, explican. Cinco carnicerías decidieron unirse a la formación y firmar un convenio de prácticas para acoger al alumnado en sus negocios para que realizaran en ellos las prácticas no laborales, demostrando que son empresas con compromiso social: Carnisseria Manils, Xarcuteria Marta, Xarcuteria Criolla, Carnisseria Xarcuteria Isa y Casa Mató.

Tras la finalización de la acción formativa, se han logrado cinco inserciones laborales de alumnos y alumnas de la acción formativa en cuatro de las carnicerías en las que se impartió la parte práctica del curso, lo que ha supuesto todo un éxito para todas las partes implicadas. Por un lado, los participantes han logrado un empleo y, por otro, las empresas han incorporado a sus plantillas a personal con conocimientos sobre el sector, que tiene motivación y ganas por crecer personal y profesionalmente, y que, además, se ha formado en su propia empresa, por lo que ya conoce sus valores y manera de trabajar, “hecho que facilita que los empleados puedan integrarse mucho más rápido a su plantilla”, añaden las técnicas.

Participar en un PFI es tan enriquecedor para las empresas, que algunas de ellas se implican, incluso, en el proceso de selección del alumnado e imparten parte de la formación técnica”, resaltan Marisol y Núria.

El programa Incorpora sigue facilitando inserciones laborales en tiempos de pandemia

Este curso de dependiente/a de carnicería y de personal polivalente se suma a las numerosas formaciones específicas para el sector de supermercados que organiza la entidad Incorpora Creu Roja Terrassa desde hace más de siete años. De hecho, se espera que próximamente se organice un curso de dependiente/a de pescadería, también en el Punto de Formación Incorpora del Vallés Occidental, conocido como PIVOC, con el que satisfacer la demanda de personal de este ámbito.

Ni siquiera el COVID-19 ha parado a esta entidad y a sus técnicos, ya que han sabido adaptar sus formaciones a la situación actual organizando sesiones en línea. Asimismo, esto también ha hecho que cambiara sustancialmente el perfil de usuarios y usuarias participantes, pues se requería un mínimo de conocimiento de herramientas informáticas para poder acceder a los cursos sin ningún problema. Gracias a esto, el alumnado ha podido aprovechar también para potenciar sus competencias digitales.

En el primer semestre del 2021, la entidad Creu Roja Terrassa ha facilitado 31 inserciones laborales a través de sus Puntos de Formación Incorpora, y se espera que sean muchas más gracias a sus acciones formativas a medida y centradas en la detección de necesidades de contratación de los comercios de proximidad.

El éxito de estas formaciones recae en el trabajo que se hace para fortalecer las competencias transversales del alumnado. Mediante dinámicas en grupo, sesiones de coaching y formaciones específicas, empoderamos a las personas en riesgo de exclusión social en el uso de sus competencias y recursos para conseguir la actitud que buscan las empresas. Así, el alumnado empieza su periodo de prácticas con unas herramientas que le permiten potenciar lo aprendido durante la formación”, finalizan las técnicas de prospección y formación Marisol y Núria.

Compartir:

linkedin