La inserción laboral de María Isabel al lado de la Fundación Cepaim e Incorpora

La inserción laboral de María Isabel al lado de la Fundación Cepaim e Incorpora

María Isabel en su puesto de trabajo.

Detrás de cada caso de éxito de inserción laboral de un usuario del programa Incorpora de la Fundación ”la Caixa” hay una historia. En muchas ocasiones, una historia que nos muestra que, con trabajo, esfuerzo y dedicación, la vida puede cambiar y devolvernos aquello que estamos buscando y con lo que soñamos. Y la que presentamos hoy es un claro ejemplo de ello.

Conocemos la experiencia de María Isabel Salinas, una mujer de 44 años que trabajaba en una situación precaria hasta que, para retomar las riendas de su vida, decidió formarse para mejorar su empleabilidad y conseguir un buen puesto de empleo. Así, en 2019 llegó al Punto de Formación Incorpora, gestionado por la Fundación Cepaim de Cartagena, donde se inscribió en una formación de 260 horas de dependiente de tienda, técnicas de ventas y escaparatismo, a través de la cual logró alcanzar su objetivo.

El acompañamiento, la formación y el desarrollo de competencias transversales, claves en la historia de María Isabel

Cuando empezaron las clases, María Isabel se mostraba tímida, poco o nada participativa e, incluso, decaída emocionalmente. A través de las sesiones de coaching individuales que realizó con los técnicos Incorpora, ambas partes pudieron adentrarse un poco más en su historia y entender qué le preocupaba y por qué presentaba esta actitud. Así, detectaron que la complicada situación económica de su familia y la dificultad añadida que suponía ser una persona mayor de 40 años le hacían afrontar con inseguridad y reticencias su camino hacia la inserción laboral.

El apoyo de los formadores fue primordial en este proceso. Tras conocer su caso más en profundidad, pudieron establecer qué competencias transversales debían trabajar con ella, más allá de los conocimientos teóricos que se incluían en la formación. De esta manera, decidieron organizar sesiones transversales de autoestima y enfatizar el trabajo de cohesión grupal.

El acompañamiento personalizado de Incorpora y la fuerza de voluntad de María Isabel para continuar avanzando tuvieron muy buenos resultados: enseguida empezó a mostrarse más confiada y empoderada en las clases.

Una segunda oportunidad con la colaboración del Grupo Incorpora Murcia

Gracias a la constancia y a la formación profesional y personal que recibió María Isabel, tuvo la oportunidad de realizar unas prácticas no laborales en la empresa textil Cortefiel. Su paso por la compañía fue tan positivo que, al finalizar dichas prácticas, le ofrecieron un puesto de trabajo.

Pero su inserción laboral no terminó aquí. Al mismo tiempo, Punto Roma también confió en ella y le brindaron la oportunidad de trabajar con ellos los fines de semana. De esta forma, en poco tiempo la vida profesional de la usuaria del programa Incorpora dio un giro drástico y pasó de tener trabajos precarios a combinar dos puestos en empresas de renombre al mismo tiempo. En 2021, Cortefiel demostró una vez más su satisfacción con ella y le dieron la noticia por la que tanto había luchado: su contrato pasaba a ser indefinido.

María Isabel su puesto de trabajo

María Isabel ha logrado, en colaboración con el programa Incorpora y Fundación Cepaim de Cartagena, algo que hace mucho que buscaba: un contrato laboral indefinido.

Sin duda, el Punto de Formación del Grupo Incorpora Murcia y los técnicos que la acompañaron en todo este proceso fueron claves para lograr la inserción laboral de María Isabel, tanto aumentando sus conocimientos teóricos del sector, como trabajando en su confianza y diferentes competencias transversales. En conjunto, consiguieron cambiar su vida y recuperar la confianza que hacía tiempo había perdido.  

El de María Isabel no es un caso aislado, sino que durante el 2020 el Grupo Incorpora Murcia atendió a 2006 personas en riesgo de exclusión social y consiguió 961 inserciones laborales, lo que demuestra que, con ganas de superación y el apoyo del programa, los objetivos se pueden cumplir.

Compartir:

linkedin