La inserción de Houssaine en una cafetería de matrícula de honor

La inserción de Houssaine en una cafetería de matrícula de honor

Houssaine (en segundo plano) y sus compañeros trabajando en la cafetería de la Facultad de Ciencias de la Universitat de Girona poco antes de que esta recibiera un Reconocimiento Incorpora en el 2014.

Hoy volvemos atrás en el tiempo y recordamos la historia de Houssaine y la cafetería de la Facultad de Ciencias de la Universitat de Girona (UdG), donde el joven empezó a trabajar hace cinco años tras realizar las prácticas de un curso de los Puntos de Formación Incorpora. Inma Jiménez, responsable de la empresa Jini Hostelería que gestiona la cafetería, y el propio joven ponen voz a este relato que tuvo como resultado la inserción laboral de Houssaine y el inicio de una relación fructífera entre la empresa y el programa Incorpora.

Houssaine quería formarse y desde la entidad OSCOBE del Grupo Incorpora Girona, teniendo en cuenta sus intereses y la demanda del tejido empresarial de la zona, le recomendaron un curso de hostelería. Al finalizar las prácticas, la cafetería de la Facultad de Ciencias de la UdG le ofreció el primer eslabón para su inserción laboral: unas prácticas no laborales con muchas posibilidades de transformarse en un contrato laboral.

“Al final del curso hice las prácticas aquí. Para mí fue muy importante hacerlo bien, porque era una oportunidad única para mi situación en aquel momento y, gracias a eso, estoy trabajando desde hace más de cinco años en esta empresa”, reflexiona el joven.

Sin embargo, el caso de Houssaine no es aislado, y es solo un ejemplo de cómo Jini Hostelería, empresa que gestiona la cafetería de la Facultad de Ciencias de la UdG, da oportunidades a los jóvenes que tienen más dificultades para acceder al mercado laboral. Inma, la responsable, explica cómo suele funcionar el proceso: “Ofrecemos un espacio donde los jóvenes puedan hacer prácticas y, si son chicos polivalentes y se implican, les intentamos dar un puesto de trabajo. En realidad, hacemos como una especie de bolsa de trabajo a partir de los chicos y chicas que acogemos en prácticas”, resume.

Este tipo de colaboración entre la empresa y el Grupo Incorpora Girona se ha convertido ya en habitual porque, tal y como nos confiesa Inma, cada año acogen a alumnos en prácticas en dos periodos: “Normalmente vienen en dos temporadas: a principios de septiembre/octubre y hacia finales de mayo”, concreta.

Ahora, tras cinco años, Houssaine sigue satisfecho con su trabajo en el que, poco a poco, ha ido adquiriendo más responsabilidades y experiencia en un sector con alta demanda. Incluso el joven confiesa que sus jefes Inma y Paco son lo más parecido que tiene a una familia en España, “la mía está en Marruecos”, aclara tímidamente. Además, explica que su idea es seguir muchos años en su puesto de trabajo: “Estoy muy a gusto y, por supuesto, quiero seguir aquí porque me siento como si estuviera en familia”.

El reconocimiento a una empresa socialmente responsable

Precisamente, por todas las oportunidades laborales que han ofrecido a los más jóvenes —entre ellos Houssaine—, la cafetería de la Facultad de Ciencias de la UdG fue una de las empresas premiadas con un Reconocimiento Incorpora en el 2014, galardón que ahora se expone con orgullo en sus estanterías. Aunque ahora es Inma quien regenta el negocio, por aquel entonces lo era su padre, Francisco Jiménez, que en aquella ocasión recogió el Reconocimiento Incorpora.

“No nos planteábamos poder optar a él cuando nos lo comentaron desde OSCOBE”, recuerda Inma, y añade: “Nos hizo mucha ilusión poder mostrar lo que hacíamos aquí, aunque se tratara de una empresa pequeña”.

Inma nos recuerda, además, que Jini Hostelería regenta cuatro cafeterías en la Universidad de Girona (en las facultades de Ciencias, Derecho, Medicina y Económicas) y un restaurante en el barrio de Sant Narcís de la misma ciudad. De esta manera, cuando la entidad Incorpora OSCOBE informa de un perfil disponible para trabajar, tienen varios lugares donde poder derivar a la persona y aumentar así sus posibilidades de incorporación a la empresa.

La responsable explica además que, cuando un alumno ha finalizado las prácticas satisfactoriamente pero no tienen vacantes disponibles para ofrecerle, suelen hacer recomendaciones de la persona a otras empresas socialmente responsables del sector para facilitar así su inserción laboral lo antes posible.

Houssaine, un ejemplo para los jóvenes en prácticas

Houssaine explica que la oportunidad laboral que le dio la cafetería de la UdG llegó en el momento justo: “Para mí tener un contrato era muy importante, porque por aquel entonces era muy difícil conseguirlo. Repartí currículums en muchos sitios y, como no tenía el permiso de trabajo, siempre me echaban para atrás”.

Inma, por su parte, recuerda por qué supo que Houssaine sería un miembro más de la cafetería desde el primer momento: “Cuando hizo las prácticas se implicó muchísimo, lo hizo muy bien. Ahora cuando vienen chicos de prácticas a veces los comparamos con él y es un poco complicado, porque las comparaciones son odiosas”, bromea. La responsable de Jini Hostelería también destaca la motivación que siempre mostró el joven y las ganas que tenía de hacer las cosas lo mejor posible: “Eso hizo que enseguida viéramos que queríamos contar con él. Fue entonces cuando le hicimos los papeles y el contrato fijo”, argumenta.

La buena experiencia con Houssaine hace que actualmente sea un ejemplo para el resto de chicos y chicas que llegan a realizar las prácticas en la cafetería: “Cuando llegan les doy su ejemplo para que se motiven y piensen en que, si se implican, tendrán un final feliz”, explica Inma. Además, la responsable comenta que el joven da consejos a los recién llegados sobre cómo trabajar o qué aspectos reforzar para integrarse en el entorno laboral lo antes posible. “Houssaine es un apoyo más que tiene la empresa”, concluye Inma.

Las prácticas no laborales: el proceso de selección en un entorno real

Las prácticas no laborales forman parte de todos los cursos de los Puntos de Formación Incorpora como una manera de aplicar los aprendizajes teóricos adquiridos en un entorno de trabajo real.

Inma considera, además, que son “una especie de proceso de selección mejorado”, porque permiten ver cómo se desenvuelve la persona en el puesto de trabajo, y esa es la mejor manera de saber si se adecúa al perfil que busca la empresa. “Durante las prácticas es positivo que la empresa se implique en el proceso, porque es prácticamente como si fuera una selección de personal, solo que, en este caso, en vez de ver un currículum, tienes la oportunidad de ver cómo aquella persona trabaja en el día a día, tanto en momentos que hay trabajo como en los que no, que también es importante”, concluye.

Compartir:

linkedin