Actualidad

Conoce las últimas noticias de Incorpora en tu territorio y la información más relevante de cada comunidad.

“El objetivo común de trabajo con las personas es lo que nos mueve”

María Grasa, técnica de Incorpora de Cáritas Diocesana de Huesca.

A sus 47 años, Lolo ha firmado su primer contrato indefinido como electricista gracias al itinerario laboral que ha seguido en Cáritas Diocesana de Huesca, entidad adherida al programa Incorpora Aragón.

Durante todo su proceso de inserción laboral Lolo ha contado con el apoyo y el asesoramiento de la técnica de Incorpora María Grasa. Ambos nos comparten su experiencia con el programa Incorpora.

La historia de éxito de Lolo

A través de Trobaempleo, la agencia de colocación de la entidad, Lolo realizó el Curso de Montaje y Mantenimiento de Instalaciones eléctricas de Baja Tensión de 1.000 horas, que en ese momento coordinaba María. Fue así como Lolo entró a formar parte del programa Incorpora Aragón.

Después de un análisis previo de la situación sociolaboral de Lolo, con la ayuda de María diseñaron un itinerario laboral adaptado a sus necesidades que, junto con el Certificado de Profesionalidad, le permitió acceder a un empleo. “Mi experiencia con el programa Incorpora ha sido muy satisfactoria tanto a nivel profesional como humano. Tanto María como el resto de técnicas de la entidad han demostrado preparación, empatía e inteligencia emocional”, destaca Lolo.

A día de hoy Lolo cuenta con un contrato de trabajo como electricista que, según nos cuenta, le ha permitido mejorar en todos los aspectos de su vida, tanto personal como profesional. “En mi día a día aprovecho todo lo que el momento me ofrece, valorando todo lo conseguido, agradeciendo el apoyo recibido y planificándome para el futuro”, señala Lolo.

Un día en la vida de María como técnica de Incorpora

Después de su trayectoria como técnica de Reincorpora de la entidad Cáritas Diocesana de Huesca, en el 2017 María empezó a trabajar también con el programa Incorpora llevando el seguimiento de los alumnos del curso en el que participaba Lolo. Desde entonces trabaja a caballo entre ambas iniciativas. “Como técnica de Reincorpora trabajo, desde el primer momento, con personas privadas de libertad, pero también atiendo a otros colectivos como desempleados de larga duración o jóvenes con baja cualificación, entre otros, desde el programa Incorpora”, explica María.

Para ella lo mejor de su trabajo es poder acompañar a las personas en su proceso de inserción, siguiendo de cerca sus avances y éxitos, “todo esto sin dejar de lado la calidad de nuestro trabajo, que es algo que intentamos no perder de vista en ningún momento”, añade María. Además, destaca especialmente la labor de todo el equipo de trabajo, tanto de la entidad como de Incorpora Aragón.

María también nos habla de su labor de prospección empresarial y de la relación con las empresas colaboradoras. “Nos gusta trabajar generando un clima de confianza y eso depende tanto de la acogida que nos da la empresa como de nuestro trabajo y nuestra predisposición a la prospección”, explica María. De ese trabajo conjunto entre las empresas y las entidades depende, en mayor medida, el éxito de cada inserción laboral y el progreso y fidelización de la colaboración entre ambas. “Este vínculo se genera una vez que conocen nuestro trabajo, e incluso aún más cuando ya hay una experiencia de por medio. El mandar a personas formadas con interés y con ganas de trabajar es muy importante y fomenta esa confianza en el programa”, añade María.

Incorpora: un programa que crece año tras año

Del 2017 María no solo destaca las buenas cifras numéricas, sino también las cualitativas. “No solo hemos aumentado el número de personas atendidas, sino que las atenciones han sido de mayor calidad y los itinerarios personalizados, mucho más profundos e integrales”, destaca María.

Durante el año pasado, desde el Punto Formativo Incorpora gestionado por Cáritas Diocesana de Huesca, se llevaron a cabo 4 acciones formativas. De las 57 personas que participaron en ella, 37 encontraron un empleo, lo que supone un 67 % de inserciones facilitadas.

Además, se atendieron a 235 personas, se visitaron 60 empresas y se impulsaron 102 inserciones laborales de personas en riesgo de exclusión. “El programa Incorpora acompaña, orienta, informa, asesora, guía, activa, motiva… En definitiva, trabaja por y para las personas”, concluye María.

Compartir:

linkedin