Durante el 2019, el programa Incorpora facilitó 36.803 nuevos empleos a personas en riesgo de exclusión

Durante el 2019, el programa Incorpora facilitó 36.803 nuevos empleos a personas en riesgo de exclusión

Este pasado año el programa Incorpora facilitó un 13% más de inserciones laborales que en el 2018.

El programa Incorpora facilitó 36.803 puestos de trabajo a personas vulnerables a lo largo del 2019 frente a los 32.609 del 2018, lo que supone un aumento de las inserciones del 13 %. Esto ha sido posible gracias a la implicación de las 13.613 empresas colaboradoras en este proyecto de responsabilidad social empresarial y a la labor de los 1.207 los profesionales de Incorpora que desarrollan el programa.

De estas 36.803 inserciones, 34.205 han sido impulsadas en España y 2.598 en el extranjero. Y es que las cifras del éxito del programa impulsaron la exportación de la iniciativa y su Método Incorpora a Portugal, Hungría, Polonia y Marruecos.

Del total de inserciones laborales, 19.313 han sido de mujeres y 17.490 de hombres. Además, 9.428 de estas inserciones han sido de personas con alguna discapacidad, y 27.375 de personas que se encuentran en otra situación de exclusión social.

El programa Incorpora lleva 14 años en marcha y ”la Caixa” renovará este año, una vez más, el acuerdo que mantiene con las entidades sociales que lo llevan a cabo en todo el territorio y que día a día se dedican a la integración laboral de personas con especiales dificultades para encontrar un empleo.

Incorpora ofrece un servicio gratuito de asesoramiento y acompañamiento a las empresas en acciones de responsabilidad social corporativa, en este caso, centradas en la integración laboral de personas en situación de vulnerabilidad, como personas con discapacidad, jóvenes en riesgo de exclusión, víctimas de violencia de género, desempleados de larga duración y personas privadas o exprivadas de libertad, entre otros.

El cambio empieza en las personas

El programa Incorpora tiene como objetivo que las personas sean agentes de su propio cambio para salir de situaciones difíciles, e impulsa este cambio a través del empleo como forma de inserción social. Para ello, tiende puentes entre las empresas y las entidades sociales que se dedican a la integración laboral con el fin de crear un clima de entendimiento y colaboración entre ambas que redunde en oportunidades para quienes más lo necesitan.

En palabras del presidente de la Fundación Bancaria ”la Caixa”, Isidro Fainé, «el programa Incorpora sigue creciendo año tras año. Más allá del número de inserciones laborales, uno de los grandes méritos del programa es que cada participante se convierte en agente de su propio cambio. Conseguir trabajo va mucho más allá de un contrato. Cada historia de superación es fruto del trabajo en equipo de nuestra red de entidades sociales, en la que los profesionales de Incorpora tienen un papel clave, acompañando personalmente a cada usuario».

Incorpora desarrolla también desde el 2016 una línea de autoempleo. Gracias a esta iniciativa, personas en riesgo de exclusión social con actitud y capacidad emprendedora y con ideas de negocio participan en una nueva forma de integrarse en el mercado laboral logrando aumentar sus posibilidades de superar su situación de vulnerabilidad. Incorpora ha diseñado para ellos itinerarios personalizados y les ha facilitado formación y acompañamiento para que puedan desarrollar su plan de empresa. Gracias a esta iniciativa, durante el 2019 se crearon 1.356 nuevas microempresas.

Los profesionales de Incorpora: la conexión entre empresas y usuarios

Los profesionales de Incorpora son una figura esencial para el programa por la atención personalizada que ofrecen, entre otras cosas. Y es que de ellos depende el éxito tanto de la persona contratada como de la empresa contratante. En todo el territorio se ha creado una red con 1.207 de estos profesionales.

La inserción de cada persona en el mercado laboral constituye un proceso personalizado que incluye actuaciones simultáneas y posteriores a la contratación. Entre las tareas que realizan los profesionales de Incorpora se incluye la prospección empresarial, el seguimiento del proceso de formación de la persona beneficiaria, el acompañamiento laboral de las personas insertadas, la solución de los posibles conflictos que puedan surgir en el marco de la relación laboral y el fomento de la colaboración de nuevas empresas en el programa.

Compartir:

linkedin