Carol, Guillermo y Esther: tres historias de éxito impulsadas por la entidad Incorpora COCEMFE Valencia

Carol, Guillermo y Esther: tres historias de éxito impulsadas por la entidad Incorpora COCEMFE Valencia

Dos de las usuarias han entrado a trabajar en la cadena de supermercados Aldi

Carol, Guillermo y Esther han logrado un empleo gracias al acompañamiento de COCEMFE Valencia, entidad Incorpora especializada en la atención a personas con discapacidad física y orgánica. Hoy, contamos con el testimonio de estos tres trabajadores que nos explican cómo, con esfuerzo y una orientación laboral adecuada a cada situación, han conseguido ganar en autonomía, autoestima, y estabilidad para ellos y sus familias. 

Oportunidades laborales desde el primer momento

Carol, Guillermo y Esther estaban buscando empleo de forma activa cuando se pusieron en contacto con COCEMFE Valencia, entidad del Grupo Incorpora Com. Valenciana, donde, prácticamente desde el primer día, se les ofrecieron procesos de selección en los que podían encajar. “Enseguida me informaron de oportunidades laborales y me derivaron a empresas donde he tenido varios contratos”, empieza comentando Esther. Guillermo, por su parte, nos habla de su caso: “En la primera entrevista que tuve con COCEMFE Valencia ya me hablaron de una oferta de S2 grupo que, aunque en aquel momento no encajé en el perfil, me valoraron posteriormente para otro proceso de selección en la misma empresa, donde finamente me contrataron”.

Por su parte, Carol, destaca la especialización de COCEMFE Valencia: “Me han proporcionado información de interés para buscar empleo para personas con discapacidad, tanto por la vía ordinaria como por la vía específica del colectivo”, y añade: “Además también me han dado apoyo moral, y han trabajado en colaboración con otra organización de inmigrantes a la que pertenezco”.

Sin embargo, el soporte recibido por parte de COCEMFE Valencia a los tres usuarios no se ha basado solo en la derivación a ofertas de empleo, sino que, para cada uno de ellos, se ha diseñado un itinerario sociolaboral con el objetivo de responder a sus necesidades, pero también a las de las empresas contratantes del territorio.” He recibido apoyo de más de un técnico, y todos ellos me han dado una gran acogida y un gran apoyo durante todo el proceso”, relata Ester recordando su itinerario sociolaboral, y añade: “Estoy muy agradecida por toda la ayuda recibida. Soy madre de una chica de 17 años y familia monoparental, por lo que esta oportunidad ha supuesto mucho para nosotras”.

“Me han ayudado dándome acompañamiento en la búsqueda de empleo, a definir mi objetivo profesional, y a mejorar la imagen y mi currículum”, comenta Carol. Guillermo, por su parte, resume: “Me facilitaron información sobre otras bolsas de trabajo para personas con discapacidad, un listado de Centros Especiales de Empleo, y también me hablaron de recursos para la búsqueda de empleo de nuestro colectivo”.

El programa de inserción laboral de ”la Caixa” se adapta a las peticiones de cada persona y les da más o menos independencia según sus preferencias: “La técnica Incorpora me dio, por un lado, la oportunidad de gestionar mi búsqueda de empleo de forma autónoma, dándome información de lugares donde podía enviar mi autocandidatura o pedir cita, y por otro, me explicó en qué buscadores de empleo podía inscribirme”, continua el trabajador.

Y llegaron las inserciones laborales

Actualmente, los tres usuarios Incorpora han logrado una oportunidad laboral. Sin embargo, la actividad de Carol se ha visto interrumpida por la crisis de la COVID-19, ya que es una persona de riesgo y esto le ha obligado a coger la baja laboral. “Estoy deseando incorporarme”, puntualiza. Por su parte, Ester y Guillermo continúan trabajando pese al confinamiento: “Me incorporé poco antes de la crisis de la COVID-19, pero sigo trabajando porque el supermercado continúa abierto”, añade Ester.

Por una parte, Guillermo ha sido contratado recientemente por S2 Grupo, una empresa especializada en ciberseguridad, en la que trabaja en el Área Comercial donde gestiona eventos y mantiene el contacto con proveedores, entre otras tareas. Esta no ha sido la primera vez que el usuario ha participado en un proceso de selección de la empresa: “Estuve en un primer proceso que duró bastante, y aunque al final me desestimaron, también me dieron la oportunidad de acceder a otra vacante que es el puesto en el que estoy trabajando ahora”, comenta.

El trabajador destaca que la forma en la que el programa de inserción laboral le propuso como candidato fue esencial para conseguir el puesto: “Desde COCEMFE Valencia creyeron en mis capacidades, y no solo enviaron mi currículum, sino que hablaron con el técnico de RR. HH. de la empresa sobre mis competencias. Apostaron por mí porque creyeron que era un buen candidato”, apostilla.

“Ahora no solo cuento con ingresos, sino con el valor de pertenecer a una empresa de ciberseguridad, algo que es muy importante en los tiempos que corren ya que me permite estar teletrabajando y demostrar que, pese a mi problema visual, puedo desempeñar mi trabajo como cualquier otra persona”, comenta Guillermo sobre su situación actual, y añade: “Gracias a mi paso por el programa Incorpora tengo trabajo, una fuente de ingresos y una gran satisfacción personal”.

Por su parte, tanto Carol como Esther fueron contratadas por la cadena de supermercados Aldi en turnos de 7 horas durante 3 días a la semana. Ambas cuentan con un contrato indefinido que les ha permitido mejorar su calidad de vida y la de sus hijos. “Estoy sola en España con mi hijo y este contrato me ha permitido sentirme apoyada y darme cuenta de que puedo contar con el programa Incorpora cuando me haga falta”, explica agradecida Carol.

Pequeños cambios, grandes logros para las personas con discapacidad

Existen muchos estigmas en torno a las personas con discapacidad en el ámbito laboral que aún quedan por derribar. Según comentan desde COCEMFE Valencia, la solución pasa por “un cambio de mentalidad y eliminar prejuicios”, y añaden: “Algunas empresas rechazan la discapacidad al pensar que tienen que adaptar su empresa, pero eso es un error. En ocasiones hay que adecuar el puesto de trabajo a la persona, es cierto, pero la mayoría de veces son adaptaciones muy sencillas en la producción y secuenciación del trabajo. Además, a las empresas que lo hacen se les facilitan subvenciones, bonificaciones, cuotas de contratación...”.

Buen ejemplo de que un pequeño cambio puede suponer una gran oportunidad de conseguir personal cualificado es el caso de Guillermo. Lo único que ha necesitado para adaptarse a su nuevo puesto de trabajo ha sido un programa específico para ampliar las letras del ordenador a un tamaño adecuado para su visión. Un pequeño gesto por parte de la empresa S2 GRUPO, empresa de Ciberseguridad, que le ha supuesto un lugar de trabajo en una empresa ordinaria que le gusta y en la que se siente normalizado: “Ni siquiera mis propios compañeros saben que tengo una discapacidad. No la oculto, pero tampoco es mi carta de presentación», puntualiza Guillermo ya que, según sus propias palabras, su discapacidad apenas limita su vida cotidiana.

Carol, por su parte, ha obtenido la discapacidad hace poco, un hecho que truncó sus planes de futuro en España. “Mi titulación universitaria de Química que obtuve en Colombia, mi país de origen, no está homologada en España”, comenta, y añade: “Por eso, tuve que trabajar en limpieza y cuidados, pero con el trasplante de riñón, ya no puedo realizar esas tareas”. Sin embargo, no desistió en su afán y supo reinventarse para encontrar su oportunidad como vigilante del parking de Aldi, “también doy soporte en caja y reposición del supermercado”, aclara. Además, la colombiana confiesa que está muy agradecida por el soporte que ha recibido por parte de la entidad del programa Incorpora, “son mis ángeles”, comenta sonriente.

Aldi, una empresa de servicios esenciales, comprometida con los más vulnerables

Aldi es una de las empresas que no ha parado su actividad en el estado de alarma ya que es considerada suministradora de servicios esenciales, en este caso, alimentación. La compañía alemana sigue una ejemplar política de Responsabilidad Social Corporativa que, junto con un Acuerdo adicional sobre estándares sociales que aplica en sus procesos, son el abecé de la cadena de supermercados. Entre sus medidas, además de una producción y comercialización responsable de sus productos, también se encuentra la convicción de que en sus establecimientos hay oportunidades laborales para todos: inmigrantes, personas con discapacidad o mayores de 45 años, entre otros colectivos vulnerables.

Bajo esta premisa contrataron a Esther, mujer trabajadora mayor de 45 años y principal sustento de su familia monoparental, y Carol, inmigrante con un niño a cargo. Ambas tienen una discapacidad que no ha sido un impedimento para que la empresa confiara en ellas. “La empresa se encarga de que las funciones que desempeñamos sean compatibles con nuestra discapacidad”, valora agradecida Esther.

Durante el primer trimestre del 2020 el Grupo Incorpora Comunidad Valenciana facilitó la inserción laboral de 122 personas con discapacidad mediante al trabajo en red de sus 21 entidades sociales.

Compartir:

linkedin