“Mi formación con el programa Incorpora me ha permitido encontrar un trabajo”

“Mi formación con el programa Incorpora me ha permitido encontrar un trabajo”

Hace poco menos de un año, Manuel Granado era un joven que deseaba trabajar en el mundo de la hostelería, pero la falta de formación específica, sumada a la dificultad que tienen los jóvenes a la hora de encontrar un empleo, se lo impedía.

Hoy, su situación laboral nada tiene que ver con la que era entonces: ese deseo se ha hecho realidad y actualmente trabaja como camarero en uno de los locales de la empresa Gestión Hostelera Cacereña, dedicada al mundo de la hostelería.

Los primeros pasos: el itinerario personalizado de inserción laboral

En el 2018, Manuel se encontraba en situación de desempleo y, a pesar de su empeño, encontrar un trabajo le resultaba imposible.

Uno de sus amigos, que formaba parte del programa Incorpora, conocía sus circunstancias y, por ello, no dudó en recomendarle la iniciativa de inserción laboral para impulsar su empleabilidad.

Aunque al principio Manuel se mostró receloso ante la idea de formar parte de Incorpora, sus ganas de trabajar y las recomendaciones de su amigo le animaron a solicitar una entrevista con Isabel, técnica Incorpora de la Fundación Feidex, entidad colaboradora del Grupo Incorpora Extremadura.

Tras esta primera sesión con Isabel, todas sus dudas desaparecieron. En ese momento, él y la técnica Incorpora se pusieron a diseñar su itinerario personalizado de inserción laboral, que Manuel sabía perfectamente hacia donde quería dirigir: el sector de la hostelería. “Lo que más me motivaba era la hostelería, ya que en Cáceres es uno de los trabajos con mayores oportunidades”, nos comenta Manuel.

Por ello, en cuanto supo del Curso de Servicios de Barra y Apoyo en Cocina que estaban organizando en uno de los Puntos de Formación Incorpora (PFI) de Extremadura, decidió apuntarse. “Cuando supe que tenían esta formación no dudé en inscribirme, ya que me pareció muy completa”, recuerda.

Alcanzando la inserción laboral de la mano de Incorpora

Durante la formación, Manuel adquirió todos los conocimientos necesarios para para poder desempeñar las tareas del puesto de camarero y auxiliar de cocina.

Tanto fue así que, los responsables de Gestión Hostelera Cacereña, la empresa que se encargó de formarlo en la parte práctica, no quisieron dejar pasar la oportunidad de contar con un trabajador como él en su equipo, y decidieron contratarlo. “El curso que realicé me ha permitido encontrar trabajo en la empresa que me acogió de prácticas. Los responsables me han ayudado mucho y lo siguen haciendo, ya que en la actualidad sigo trabajando con ellos”, nos comenta Manuel.

Sobre sus responsables, Luis y Daniel, el joven solo tiene palabras positivas. “Son jefes muy cercanos, con gran paciencia y sobre todo con la capacidad de enseñarte”, afirma Manuel. Y añade: “Me dijeron que, si demostraba actitud y ganas de trabajar, trabajaría con ellos por mucho tiempo”.

El valor de la inserción laboral para las empresas

Pero no solo son las palabras de Manuel las que avalan el compromiso de Luis y Daniel con los colectivos más vulnerables, sino que los hechos lo ponen de relieve por sí solos: desde que comenzaron su colaboración con el programa Incorpora, los empresarios han contratado a cuatro usuarios del programa Incorpora.

Como ellos, las empresas que deseen impulsar su plan de inserción laboral con jóvenes en riesgo de exclusión pueden hacerlo beneficiándose de las ventajas que les ofrece la iniciativa ”la Caixa” Empleo Joven. Este programa busca promover la contratación de personas de entre 16 y 29 años en compañías de diversos sectores.

Compartir:

linkedin